Thursday, Sep. 20, 2018

Medir en la web social, un PDCA tembloroso

Medir en la web social, un PDCA tembloroso

Measuring timeReconozco que hasta la fecha he pasado olímpicamente de medir lo que hago en la web social. Bueno, quiero decir más allá de unos datos ultrabásicos: gente suscrita al blog, followers en twitter y cosas parecidas. Cualquier otro intento por medir con detalle no ha ido, me temo, con mi forma de ser y estar en esto de la web social. Pero una aproximación “profesional” (sea esto lo que sea) parece que sí lo pide. De ahí que haya estado un par de ideas asistiendo al curso que Iker Merchán ha impartido en el marco de Euskadi+innova: Sistemas profesionales de medición de impactos en redes sociales (puedes echar un vistazo al hashtag del curso).

Primero de todo, suscribo lo que Alvaro comentaba de Iker. Creo que es un buen profesional, con una experiencia tremenda tras sus años en Eroski Consumer, una de las referencias informativas básicas bajo mi punto de vista. Su insistencia en hablar primero de la organización y después de las redes sociales, coincide plenamente con nuestro enfoque de presencia en Internet. Nunca nos cansamos de insistir en que primero es lo primero. No vaya a ser que al final acabes siendo esclavo de quien pensabas que te iba a proporcionar nuevos aires.

Claro que está primera parte es la “aburrida”, la que requiere olvidarse un tanto de Internet y ir al núcleo de la actividad, sea con Canvas o sin él, da igual. Y también hay que tener en cuenta la velocidad de los tiempos actuales donde el ciclo PDCA está sujeto a mil tensiones si hablamos de Internet. La linealidad de causa-efecto no está tan clara. Así que hay que ir por ensayo y error muchas veces, como comentaba Iker en su curso.

Decía que más allá de cuatro datos básicos, el que suscribe esto no se dedica a “medir” impacto en redes sociales. Sin embargo, eso no quiere decir que no dé valor a quienes miden. Supongo que cualquiera que hace algo “con intención” necesita saber sus resultados. Y esto es dogma de fe en la empresa. O lo haces o quedas suspendido de por vida, castigado a vagar erráticamente por las cavernas del infierno del manejemén. Que digo yo que lo habrá.

Iker dividió su curso en dos partes, una más conceptual y otra de carácter herramental. La segunda, repasando por encima, entre otras, herramientas como las de AlianzoRank, Klout, Socialbro, Google Analytics, SproutSocial o Hootsuite, me hizo pensar -de nuevo- que el riesgo de la medicionitis es más que evidente. De hecho, creo que es lo más lógico si te dedicas a profundizar en las herramientas. Te pueden dar tantas cosas que al final no sé si no confunden por aquel famosos síndrome del aeroplano. Demasiada información puede acabar en la parálisis por análisis.

Entiendo que habrá un justo medio donde la lógica impera. Si, como Iker, trabajas con organizaciones con cierto volumen de información, has de irte, sí o sí, a herramientas que permitan generar reportes y cosas así. Él distinguía, con buen criterio entre indicadores de adquisición, implicación, fidelización y conversión. Siendo los últimos los más relevantes -por traducirse a objetivos de negocio- sin embargo, los tres anteriores navegan por aguas más controlables. Y para medir todo esto hay que usar profesionalmente herramientas como las que comentábamos antes.

En fin, que aunque no me vea currando con los sistemas de medición que Iker nos ensañaba, me ha parecido muy útil saber que existen y reconocer mi ignorancia… de la que he salido un poco. Solo un poco. Porque el pozo sin fondo está ahí. Y de nuevo el reto es decir que no a cierto conocimiento. Porque no va con la forma en que uno trabaja o porque, de entrar en ello, ni con siete vidas te da para profundizar en las opciones de cada herramienta.

Share This Article

Related News

Recursos inhumanos
Sobre el noble arte de inflar el currículum
El capitalismo de la imaginación

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(1) comentario

  1. Bakio
    24/01/2013 at 17:17

    Hola joven:
    Hace unos días comentábamos en el "mundo de los pequeños" algunas cosillas sobre esto del ciberdespacio 2.0 y que creo que encaja bien con eso que dices: "... Su insistencia en hablar primero de la organización y después de las redes sociales...".
    Os dejo por aquí el link:
    http://lekutxu.wordpress.com/2012/12/27/surfmiguelitoorellanaweb-2-0-i/
    salu2

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies