Wednesday, Apr. 23, 2014

Andalucía y ruralidad vistas desde el norte

Andalucía y ruralidad vistas desde el norte

Entre Aracena y Fuenteheridos IIDos días por Andalucía, uno en Huelva y otro en su sierra me han hecho pensar en localismos y globalización, en miserias, colaboración y progreso. Todo revuelto en un cocido que sigue gestándose a fuego lento en un mundo hiperacelerado. Como casi siempre, desde fuera es más fácil ver el potencial. Porque luego dentro arrastramos, allí y aquí, en todas partes, las esclavitudes de años de íntima vecindad.

En mi charla en el CADE de Huelva hablamos de emprender, de ejemplos en los que fijarnos y de algunas pistas para tirar para delante. El territorio es lo que poseemos y lo que nos posee, lo que nos acompaña todos los días y lo que nos define. Los años de historia nos presentan ante la sociedad de una forma que no es fácil cambiar. Esos condicionantes están ahí y podrán modificarse aunque requieren tiempo. Pero también conviene aprovechar lo que de positivo presentan a día de hoy. Y ahí me esforzaría en preguntar a quienes de no son de mi tierra: ¿qué de positivo has visto para venir aquí?

En todos lados los localismos presentan claroscuros. La riqueza de la diversidad local es, a la vez, materia prima de envidias y enfrentamientos. Desde fuera incomprensibles. Desde dentro inevitables. Es el pan de cada día. A cada iniciativa le sigue una pared a derribar. Me temo que pasa, ha pasado y seguirá pasando. Allí y aquí. No importa la latitud y la longitud. Forma parte de nuestra naturaleza humana.

En la posada de Alájar (Tripadvisor), donde disfrute como invitado de una cena espectacular, las ideas iban y venían. Cada cual con sus ganas de cambiar la parte de realidad a la que accede. Y para cada motor sus frenos, para cada gran idea sus cadenas y grilletes esclavizantes. Pues va a ser que no queda otra: palante. Y en eso, hay que reconocer, la fontanera digital es todo un ejemplo… que si no lo digo, reviento ;-)

Hablamos de identidad y de marca (tengo pendiente seguir hablando de estas cosas, lo sé). De Sierra de Huelva y de Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, de Cortegana y Aracena, de Jabugo. ¿Trabajar la marca haciendo sufrir a la identidad que preexiste? ¿O quizá esa identidad es demasiado poliédrica como para utilizarla de palanca constructora de marca? O hay inversión constante y se acierta en un punto convergente simple o la marca se diluirá.

El caso es que el futuro pasa por atraer gente. En este caso hablan de viajeros, de turistas. La crisis aprieta y el turismo nacional escasea. O sea que queda Europa y el resto del mundo. Y la imaginación. El gerente de Orbea dice que su marca viaja con quienes compran sus productos. Es un ejercicio de humildad: no te pertenece tanto a ti como a quienes confiaron en ella porque la compraron. ¿A quién pertenece la marca Sierra de Huelva?, ¿es una realidad la marca de “Sierra de Aracena y Picos de Aroche” ahora que es parque natural o es un instrumento?

¿Con quién compite la marca de un territorio? Impulsar el territorio es una labor que se desarrolla en dos frentes: hacia dentro y hacia fuera. Juanjo Brizuela, si nos hablara de empresa, nos diría que no hay nada que hacer si no hay un trabajo previo de marca hacia dentro. Si tu gente no asume e interioriza tu marca, el castillo, por muy grande y reluciente que parezca, tiene cimientos de barro.

En cualquier caso yo veo esos territorios como parte del sur de Islandia. Y ahí lo acabo arreglando todo. Un placer compartir esos días allá por esa parte del sur. No tengo duda de que seguiré pedaleando caminos por allí. Eso sí, cediendo paso a  Tormenta y Relámpago si me los cruzo, educación que no nos falte. Nos leemos ;-)

Share This Article

Related News

La puta valla del fracaso
FLOK Society, el gran proyecto de conocimiento abierto de Ecuador
Uruguay, su competitividad como país y su peculiar presidente

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.