Sunday, Jul. 21, 2019

Crisis… o no en Territorio Jaio

Escrito por:

|

26/06/2012


Categorías:

Etiquetas: , ,

Crisis… o no en Territorio Jaio

Ayer inauguramos Territorio Jaio, un invento de nuestra abuela más friki, ahora que la RAE admite que también las abuelas pueden ser frikis sin mayores sobresaltos y que pueden dar rienda suelta a sus códigos QR y sus prezis mareantes. Las iniciativas de esta buena mujer dejan noqueado a cualquier ciudadana de bien y ella, ajena a cualquier atisbo de desánimo, sigue empeñada en disfrutar de la vida. Hay que ir proponiendo a las autoridades un homenaje popular. No me lo explico de otra forma. Así que ayer tocó inauguración de sede oficial de Territorio Jaio.

Una buena colección de Aprendizas (mayoría femenina) aterrizamos por el local tras dejar atrás un domingo de San Juan. Mikeldi Donibane compartió su proyecto Donarte. Simple, directa y lógica su propuesta. Apelan a la generación de ingresos para causas que lo merezcan usando para ello el arte digital y ofreciendo a las empresas un marketing coherente con el destino del dinero. “Cédenos lo que mejor sabes hacer” fue la expresión que utilzó Mikeldi en varias ocasiones. Con ella terminaba por cuestionar la separación entre amateur y profesional. Muy interesante. Y al loro, porque da la impresión de que quien la sigue la consigue. Quizá el proyecto se haga realidad antes de lo que pensamos.

Después llegó el doble turno para hablar de la crisis. Ricardo Erikenea por un lado y la señora Nati De la Puerta por otro. Uno para argumentar que sí, que esto está muy complicado y otra para rebatir la mayor: nos están engañando y utilizan para ello los grandes poderes mediáticos. Todo el rato sobrevolaba en mi cabeza Comunicación y Poder, el tocho con el que Manuel Castells explica, entre otras cosas, cómo se crean las agendas: esos temas que van a ir a los medios de comunicación porque así se quiere que suceda y que serán tratados de una determinada manera.

La mayor parte del tiempo estuve callado. Simplemente escuchaba, que es algo que de un tiempo a esta parte trato de cultivarme. Porque a veces la reflexión llega después. En el momento se trata de reconocer argumentos, de analizar posturas. Y hablar y hablar provoca interferencias. No digo que haya que estar callado pero el silencio a veces es buen consejero. En fin, si miro para atrás, saco de ayer dos conclusiones respecto a la crisis.

La primera es que debido a la complejidad de la información que se nos presenta y a sus oscuras intenciones, la crisis es en gran medida una cuestión de percepción personal. Es lo que me quiero creer. Una opción, vamos. Los mismos hechos objetivos se perciben de forma diferente por personas distintas. Si entramos en el círculo vicioso, tan bien documentado por la teoría de sistemas, más conduce a más. La bola de nieve crece por una retroalimentación automática. Porque como todo el mundo sabe, las profecías tienden a autocumplirse y si me dices y me repites que hay crisis… pues será que es verdad, que hay crisis. La mejor prevención: mi interpretación personal. Puede que tú me lo digas pero que mi optimismo te gane la partida y que no, que no haya crisis.

La segunda conclusión es que nunca como ahora la ciudadanía había tenido tantas posibilidades de cooperar. Me refiero de persona a persona. Las tecnologías nos brindan la posibilidad. Podemos sumar y hasta multiplicar fuerzas. Solo hace falta conectarse con otras personas que piensan y sienten de forma parecida a la tuya. Y esto es algo espectacular, que sirve para desintermediar y poner en cuestión si las instituciones que nos representan merecen la pena. Sobre todo aquellas relacionadas con el poder. Y quien dice poder, dice poder económico y poder político.

Habrá nuevos saraos en el humilde Territorio Jaio. Nos reuniremos para charlar de lo divino y lo humano. Sea literatura, sea la crisis, el arte digital o lo que sea. Simple. Solo es hablar, nada que deba preocupar a nadie. Bueno, y tomar conciencia. Ayer fue tomar conciencia.

Share This Article

Related News

Estupidez colectiva: mierda por arrobas
El Hierro visto a través de “Hierro”, la serie
Menos mal que Felipe VI es caballero de la Orden Jarretera

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(2) comentarios

  1. Josu O.
    28/06/2012 at 20:46

    Una pena perdérmelo :-(

    • Julen
      02/07/2012 at 05:13

      Ya se notaba una silla vacía... jejejeje

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies