Friday, Aug. 17, 2018

Un breve apunte lógico sobre el lenguaje sexista

Escrito por:

|

13/03/2012


Categorías:

Etiquetas:

Un breve apunte lógico sobre el lenguaje sexista

amasijo (mala letra project)Creo que hay una corriente de opinión muy extendida acerca de que esto del lenguaje no sexista es pura cosmética. “Ciudadanas y ciudadanos” causa más chirigota que otra cosa. En parte porque en sí mismo no aporta nada y en parte porque, si luego no conduce a prácticas coherentes, deja en peor lugar aún a quien usa esas expresiones. Además, la mayor parte de la gente cree que implica un uso más enmarañado del lenguaje. Y para echar más madera al fuego, las mentes preclaras de la RAE escriben dictando sentencia. Vale. Pues voy a intentar usar la lógica para ver si puedo aportar mi grano de arena.

El lenguaje no se aplica sobre una realidad única. Aunque se rige por normas que, como todas las normas, buscan una aplicación universal, en este caso me permitiría licencias. Y todo tiene que ver con pensar un poco sobre la situación concreta de la que se habla. Si estamos en una empresa industrial grande con sus dos almacenes, uno de materia prima y otro de expediciones y allá abajo tradicionalmente solo ha habido hombretones pero resulta que ahora hay alguna que otra chica, ¿no crees que sería lógico hablar de “almaceneras” y “almaceneros”?

La razón es evidente: si dices “almaceneros”, la mayor parte de la gente (tendiendo al 99,9%) pensarán que allí solo hay hombres. Las mujeres pierden visibilidad. Quedan como un colectivo que allí, lo siento, no está presente. Si yo soy chica y trabajo en el almacén puedo pensar que no soy nada. Y más aún, si soy quien selecciona personas para esta empresa de la que hablamos, puedo cometer el error de colocar un anuncio de empleo que busque “almaceneros”. Y no, no es eso.

Otra cuestión también bien simple es sustituir un sustantivo plural con marca masculina (-os) por la expresión “quienes” +  verbo. No carga el lenguaje y es muy socorrida. En vez de hablar de “los líderes”, “los negociadores” o “los directivos” poco cuesta decir “quienes lideran”, “quienes negocian” o “quienes dirigen”. ¿Cuando puede convenir? Cuando aplique el caso anterior: si la situación muestra una invisibilidad de las mujeres frente a los hombres, ahí puede convenir este sencillo truco.

Por cierto, que algo bien fácil y sencillo es, en general, hablar de personas. Incorporar este término en nuestros textos es cosa sana: “persona”. Una palabra densa, potente, rica. Si la usamos bien salimos ganando. No hace falta cargar tanto en el género masculino. Personas en vez de trabajadores, ¿tanto cuesta?

Y una última cuestión que nos deja Maria ptqk en un comentario al video en el que yo me explicaba sobre algunas cuestiones referentes a igualdad de género: ¿por qué no comentan los hombres en estos artículos sobre género y solo lo hacen las mujeres? Seamos realistas: falta sensibilidad. El problema sigue siendo que para muchos hombres no hay problema. Es lo más preocupante y lo que hace que debamos seguir escribiendo sobre estas cuestiones de género. Si no hay problema,entonces sí que tenemos un gran problema entre las manos. Todavía.

Share This Article

Related News

El cadáver exquisito
#No_Sin_Mujeres
#LaManada tiene muchas caras

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(35) comentarios

  1. Tania
    13/03/2012 at 06:08

    Hola Julen:

    No sé muy bien de qué va todo esto del lenguaje sexista, desde mi humilde opinión a las mujeres nos beneficia más que se nos trate como personas, así como tú mencionas. Y esto no sólo aplicado en el lenguaje sino en todos los aspectos de la vida. Por ejemplo: yo no quiero una oportunidad de trabajo por ser mujer, la quiero porque soy una persona preparada que merece cobrar igual que otra persona (del género masculino). Bueno, veamos en que termina todo esto, aquí en México uno de los temas del momento es nuestra candidata a la Presidencia. Hay quienes votarán por ella sólo porque es mujer, creo que la cuestión sigue siendo la misma ¿Es una persona preparada para ocupar la silla presidencial? (dicho así no me meto en problemas acerca de escribir presidente o presidenta) Un saludo.

    • Julen
      13/03/2012 at 06:47

      El caso, Tania, es que hay contextos y contextos. Ese es el mensaje que quiero trasladar. Que según la circunstancia, hay que hacer más o menos énfasis. Lo que comento de "los almaceneros" lo he vivido en vivo y en directo. ¿Por qué no había almaceneras? Porque no había vestuario para ellas. Así de simple. Las condiciones "estructurales" a veces nos obligan a usar todos los argumentos para modificar la realidad y el lenguaje, desde mi punto de vista, es una de las herramientas de que disponemos.

  2. jesus martín barba
    13/03/2012 at 06:47

    Reflexiona sobre lo escrito, los nuevos puristas posiblemente obligarían a hablar sobre personas y "persones", que ese es el verdadero quid de la cuestión.
    Los nuevos "ayatolás" demás de incult@s son malignos ideolog@s.

  3. Francesca
    13/03/2012 at 08:29

    Pues ya ves, yo, que soy de las que se han negado a practicar eso de "ciudadanos y ciudadanas" (y me niego incluso a la utilización de la arroba dospuntocerista), creo que tienes toda la razón en lo expuesto. A veces es necesario dar visibilidad a determinados colectivos.

    Lo curioso es que me he dado cuenta de que tenías razón, al constatar que es algo que hago continuamente, por lo que me parece a mí una pura cuestión de sensibilidad para con las minorías y de aceptación de una realidad, pero el caso es que lo hago. Como sabes trabajo mucho con colectivos sanitarios y desterré hace mucho lo de "médicos y enfermeras" para pasar a utilizar "profesionales de la medicina y la enfermería".

    Siempre hay opciones no sexistas compatibles con la utilización de genéricos que, en el lenguaje, son necesarios para que el mensaje no se pierda en un bosque de palabras, en las que además la mitad son redundantes. Se trata de tener la voluntad de buscar esas alternativas e incorporarlas a nuestros hábitos comunicativos.

    Gracias por incitarme a la reflexión. Un saludo.

    • Julen
      13/03/2012 at 13:37

      Francesca, es que una de las claves en esta historia es el contexto. Hay lugares donde hay que sensibilizar más que en otros. De ahí que no sea necesario caer en la frivolidad de un lenguaje inclusivo pero hueco. Mejor usarlo donde es pertinente.

  4. Arantzini
    13/03/2012 at 09:40

    aunque no creo que nadie pueda tacharme precisamente de "machista", el lenguaje no sexista es una cuestión sobre la que me muestro muy "talibana" ;-). Y precisamente, por lo que dice Jesús, porque la mayor parte de los que quieren reforzar la igualdad a través del lenguaje acaban simplemente mostrandose incult@s y maleducad@s. Y lo que es peor, bastante más talibanes que los que utilizan un lenguaje supuestamente sexista, que lo hacen más por costumbre que por verdadera intención.
    Estoy totalmente de acuerdo en la utilización de trucos como los que has mencionado en el blog, sobre todo si la situación o el entorno lo requiere, pero no en su generalización hasta llegar al absurdo (tipo el famoso jovenes y jovenas").
    Simplemente creo que la educación es el paso. La educación desde la base, desde el hogar, la escuela, la cuadrilla..
    Y no es cosa de un día.. y me horrorizo cada vez que veo determinadas actitudes que se repiten en nuestros adolescentes, pero es la base, no caer en el absurdo de un lenguaje forzoso y forzado que nos convierte cada día en peores hablantes y en personas peor educadas y más incultas, como si los medios de comunicación y las nuevas tecnologías no estuvieran ya contribuyendo a ello a marchas agigantadas....pero eso es otro debate ;-)

    • Julen
      13/03/2012 at 13:54

      Arantza, el lenguaje que tenemos por costumbre (en castellano) contribuye a "ocultar" a cierta parte de las mujeres profesionales. Incluso hay ocasiones en que esa invisibilidad provoca algo tan simple como que no sea capaz de "imaginar" otra situación. Yo he conocido casos donde no había vestuarios para chicas porque todo eran tíos. Si había que cubrir una baja, el 100% de probabilidades era de que vendría otro tío. Hablar de "almaceneros" provoca un cierre de puertas a quienes no son hombres. Así de claro. De eso hablo.

  5. Isabel
    13/03/2012 at 10:25

    Efectivamente Julen, el problema no es de quien lo crea sino de quien lo sufre y ahí la clave porque el objetivo debe ser entender que lo sufre “la sociedad”. Sabes que me gusta cómo lo sueles expresar, es un problema de “diversidad” (real y percibida).

    Si el lenguaje no es coherente con lo que se practica, no sirve, incluso perjudica. Y, también completamente de acuerdo en que no puede haber soluciones únicas a realidades que no lo son.

    Tengo pendiente reflexionar con calma sobre el dichoso informe, y supongo que haré post sobre ello. Pero con calma, la cosa tiene más calado que el titular de un día, aunque “quienes lo planificaron” controlan bien la dosificación del mensaje. (yo también uso la fórmula del “quienes”).

    Un saludo!

    • Julen
      13/03/2012 at 13:55

      Citas lo que para mí es una de las claves: ponerse en el lugar de la otra persona. Eso parece que cuesta mucho a los hombres.

  6. Maria Ptqk
    13/03/2012 at 12:50

    Jesús, varios apuntes.

    "Persona" es un sustantivo neutro, como "ciudadanía", "profesorado" o "agente" por ejemplo. "Trabajador" a la inversa, es un sustantivo que existe en género masculino (que se refiere solo a los varones y además se identifica con el neutro) y femenino (que se refiere solo a las mujeres). Esto es lingüistica.

    Si te adentras, aunque sea un poco, en los informes sobre lenguaje inclusivo verás que en ningún caso se propone utilizar palabras que no existen (como persones) sino intentar dar a las palabras que usamos una plasticidad que incluya a aquellos que no se dan por supuesto cuando se usa el masculino-neutro. No supone hacerlo siempre (ves que yo misma no lo hago) pero sí incorporarlo cuando sea posible y especialmente en los casos en los que, por ejemplo, la mayor parte de los sujetos a los que se refiere el sustantivo masculino son mujeres (por ejemplo en el ámbito educativo, es más lógico y más correcto decir "maestras").

    El sexismo lingüistico es que es campo sobre el que muchas personas llevan trabajando desde hace décadas. Ahora, que el debate ha saltado al ámbito generalista, nos encontramos con opiniones -no te ofendas pero- un tanto irreflexivas, desinformadas e impulsivas. Por respeto a ese campo de saber, sería bueno que dedicaramos un poco de atención al asunto: saber qué se ha escrito, qué se ha hecho, qué se ha investigado... Casi te diría que es una cuestión de ética profesional. Puedes empezar por aquí: es ameno y muy completo.

    Me precupa que, con tanta ligereza, se usen términos peyorativos como ayatolás, malign@s, ideólog@s... ¿Malignos por qué? ¿Qué hay de malo en reclamar un lenguaje más inclusivo ¿Ayatolás...? No es extremista pedir igualdad, no es extermista hacerse preguntas, no se puede ser extremista en la reivindicación de derechos. ¿Ideólog@s? ¿No hay ideología en el lenguaje machista? El lenguaje machista es la expresión de una realidad: se dice universitarios por inercia social, porque hasta hace poco las mujeres no teníamos derecho a ir a la universidad como resultado de una IDEOLOGÍA que nos privaba de ese derecho.

    De verdad creo que deberías profundizar en tus argumentaciones. Al otro lado te vas a encontrar con personas que llevan el tema mucho más trabajado. No puedes tirar de una argumentación tan simplista.

    • Julen
      13/03/2012 at 13:56

      Señora ayatolá, ya ve usted qué ambiente tenemos por aquí cuando hablamos de chicas y chicos. Esto es lo que hay. Bienvenida a la realidad.

  7. Maria Ptqk
    13/03/2012 at 12:51

    Este es el texto al que me refiero: http://gentedigital.es/comunidad/june/2012/03/04/sexismo-linguistico/

  8. Paz Domínguez Ara
    13/03/2012 at 14:33

    No he leído suficiente sobre sexismo lingüístico, no tengo una base teórica sobre el tema, pero lo voy a soltar desde el estómago (por no decir desde otra parte de mi anatomía, no sea que te cierren el blog). Un estómago trabajado al lado de muchas, muchísimas mujeres ninguneadas, invisibilizadas, no nombradas, con sueldos bajos, escaso o nulo acceso a la cultura...

    Colectivos de mujeres donde “lo masculino” usado como “lo normal” oculta realidades demoledoras, incluso, y la mayor parte de las veces, ocultas para ellas mismas.

    Me gusta tu opción Julen: "No carga el lenguaje y es muy socorrida. En vez de hablar de “los líderes”, “los negociadores” o “los directivos” poco cuesta decir “quienes lideran”, “quienes negocian” o “quienes dirigen”, pero hay algo que me chirría:

    Voy a usar un ejemplo algo demagógico pero estoy hoy algo dura de mollera, viejuna y menopáusica y no se me ocurre otro mejor:

    De un lado mira cómo suena "quienes planchan" "quienes ponen lavadoras" :) Las imágenes asociadas en contrapunto a “quienes dirigen” ya nos dan pistas, ¿no?

    De otro lado, es impresionante las vueltas que damos para nombrar "algo" que debiera ser nombrado con la misma facilidad que nombramos lo masculino. Es obvio que el problema es grave y es de fondo.

    Y viendo las conversaciones que hemos tenido en Twitter, creo que el fondo, es tremendamente fondo.

    Y si María, estoy contigo: hay ideología en el lenguaje machista.

    Como decía un viejo amigo anarquista al que adoraba: “queda mucha faena”

    Un beso a “quienes leen” este blog.

  9. Iván
    13/03/2012 at 14:59

    Sinceramente creo que todo esto a veces genera demasiada confusión o fantasmas y parece que se quiere enfrentar a mujeres con hombres. Los que no hablen de una forma determinada supuestamente inclusiva parece que ya son machistas. Aquello de que ahora hay que decir "ciudadanas y ciudadanos ", "madres y padres" o "abuelas y abuelos" no le encuentro mucha lógica, y la verdad es que muchas veces genera una forma de hablar totalmente forzada y antinatural. Ahora no sé si debemos decir aquello de voy a casa de mis progenitores para no herir la sensibilidad. Personalmente creo que se va haciendo una bola de nieve cada vez más grande de todo esto, y la verdad es que ciertos discursos parece un poco repetitivo y carente muchas veces de sentido. Me parece un poco abusivo lo que alegan ciertas feministas de que es incorrecto eso de decir : ciudadanos, "voy a casa de mis padres " o " voy a casa de mis abuelos" o "mi grupo de amigos", el tener que referirse a la mujer y al hombre continuamente parece poco coherente en una conversación normal, No lo digo solamente yo, sino también muchas amigas , algunas de las cuales hay que decir que no se sienten discriminadas porque las llamen médico o juez. Ya lo he comentado por twitter, pero cada vez entiendo menos ciertos derroteros, cualquier día me hago inglés :)

  10. Iván
    13/03/2012 at 15:16

    Julen, me lanzo a la conversación y a la tormenta , lo hago como hombre y persona :) Y de paso decir que creo que siempre he tratado bien a las mujeres ( abuela, madre, amigas, novias, compañeras de trabajo y resto de ciudadanas) . Tradicionalmente por ejemplo se decía minero, porque el 100 % de la gente de la mina eran hombres, no sé si había algo o nada discriminatorio en ello, simplemente eran realidades sociales de nuestra historia. Algo similar puede pasar para bomberos, y creo que todos hemos dicho la profesora o la maestra sin problemas. Ahora bien, no sé si hay que decir " voy al claustro de profesores" ¿ es incorrecto?, nos vemos obligados ( y obligadas) a decir el claustro de profesores y profesoras. Parece todo muy forzado, metido con calzador. Por cierto, por si hay comentarios, me considero una persona de izquierdas, lectora, viajada, acudo regularmente a librerías y bibliotecas y siempre he tratado con cariño y afecto a las mujeres ( abuela, madre, amigas, trabajadoras y pareja).

  11. bizibidaia
    13/03/2012 at 16:09

    Hola Julen,
    comenté algo similar en otra entrada anterior que hiciste sobre el mismo tema, pero es que es lo primero que me viene a la cabeza cada vez que sale. Para mi lo importante es considerar que no existe ningún colectivo ni persona inferior al resto. Nadie es más que nadie, ni nadie se merece peor tratamiento que nadie. Esa para mi es la base. Partiendo de ese principio, me crujen las ideas cuando observo mujeres (así suele ser) que defienden a capa y espada cuestiones como la que se está tratando en este post, u otras más graves como la violencia de género y sin embargo justifican otras desigualdades, como la de edad, argumentando por ejemplo la violencia con los menores.
    Para mi el problema no es la desigualdad de géneros sino la igualdad de las personas, independientemente de cual sea el matiz que las diferencie: sexo, edad, raza, poder adquisitivo, educación, religión, origen o el que sea.
    Las reivindicaciones pierden sentido cuando no tienen una coherencia global.

  12. J. G. del Sol
    13/03/2012 at 17:12

    Seguiré pensando en individuos y seres humanos. Contradicción: pedir visibilizar en el lenguaje a las mujeres y usar fórmulas impersonales. Cualquiera diría que se trata de invisibilizar a los hombres. Por ser perverso a posta.

  13. Maria Ptqk
    13/03/2012 at 22:24

    De verdad os animo a que os informeis mejor sobre el tema.

    En algunos de los comentarios, hay tal acumulación de malentendidos y prejuicios - tanto sobre el lenguaje inclusivo en particular como sobre el feminismo en general - que es difícil tener una conversación constructiva. Prejuicios lo digo porque, repito, se ve que algunos hablais de oidas. Dejémonos de generalidades. Estaría bien saber, por ejemplo, con qué reivindicaciones feministas estais de acuerdo y con cuáles no.

    @bizibidaia, @J. G. del Sol: La igualdad entre las personas no es el punto de partida, por desgracia, sino el punto de llegada. El punto de partida es una situación de desigualdad. No podemos obviar eso.

    @ivan. No queremos que nos trateis bien ni con cariño. No estamos pidiendo delicadeza. Por favor.

    • bizibidaia
      17/03/2012 at 23:10

      Hola María, en efecto hay una situación de desigualdad en contra de las mujeres, pero también de otras personas, y lo que he intentado expresar es que una reivindicación de igualdad hacia las mujeres por parte de personas que justifican otros tipos de desigualdades, para mi pierde toda su coherencia. Estoy cansado de escuchar mujeres que luchan por la igualdad de las mujeres y defienden la violencia infantil.

  14. Iván
    14/03/2012 at 00:38

    @María Yo intento tratar bien a las personas, sean mujeres u hombres, es mi estilo , y soy consciente de que ante todo somos personas, eso de que somos mujeres y hombres es lo que hace divertido el asunto y la vida :) . No controlo mucho todo esto del feminismo o lenguaje sexista o inclusivo, opino como ciudadano y a lo sumo como lector. Aunque leí el otro post de Julen no quise opinar, no termino de ver claro estas cosas. Personalmente creo que es un poco excesivo mucho de lo que hay con estos temas, y que se ven demasiados fantasmas y problemas donde realmente no los hay. Personalmente me preocupa mucho más la violencia contra las mujeres o la falta de mujeres en ciertos cargos, y sinceramente eso creo que no tiene nada que ver con el uso del lenguaje. El concepto de igualdad entre mujeres y hombres es necesario en temas obvios como los derechos, los salarios o las condiciones sociales, eso lo ve todo el mundo claro y pese a que todavía queda es algo en lo que nuestra sociedad debe avanzar y parece que va en ello. Pero lo cierto es que tengo que confesar el que no termino de ver claro todo esto del lenguaje y no comparto eso de que el uso del masculino en ciertas palabras sea sexista o machista y obviamente creo que cada uno debe hablar como se sienta cómodo . Personalmente como comentaba , dentro de abuelos como plural yo voy a englobar a abuela y abuelo, y eso no es discriminar a la abuela. Y lo que si es probable es que si buscamos en infojobs Ingeniero o Arquitecto salgan + resultados que si buscas Ingeniera o Arquitecta, pero tengo mis serias dudas de que eso sea machista o discriminatorio, Es solamente mi opinión repito , pero he hablado de ello con algunas amigas y les parece un poco excesivo todo este tema y la cuerda que se está dando. Lo que veo a nivel general en muchos casos de todo esto del lenguaje sexista es algo que no me termina de convencer ni de encajar. No sé , son mis formas de ver las cosas, en eso como tantos otros cada uno es libre de ver las cosas a su manera. Un saludo

  15. Maria Ptqk
    14/03/2012 at 10:10

    Hola Ivan :)

    No es que "hablar en masculino sea machista". Lo que decimos es que el lenguaje, como repositorio social, expresa y construye la realidad. La identificación del masculino con el neutro corresponde con la identificación (histórica) de la categoría hombre con la categoría persona. Por ejemplo. Las palabras contienen nuestra historia. El lenguaje es sexista en la medida en que vivimos en una sociedad sexista.

    Dicho esto. Los informes de lenguaje inclusivo NO proponen imponer otra forma de hablar, ni palabras inventadas. ¿Fantasmas? Fantasmas son lo de pianisto, jóvenas o persones. ¿Dónde están los informes que proponen eso? Yo no los conozco. Dejemos de hablar de oidas. Es curioso que me digas que no sabes mucho del tema pero que no están de acuerdo. Venga hombre ;-)

    Volviendo al lenguaje. Lo que poponen estos informes, a grandes rasgos, lo explica June aquí: http://gentedigital.es/comunidad/june/2012/03/04/sexismo-linguistico/
    Son sugerencias para poco a poco deshacer la carga sexista del lenguaje sin forzar las palabras. No son dogmas, son cosas de sentido común. Si tienes delante un auditorio mixto (50-50) no está de más que, de vez en cuando en tu discurso, introduzcas el femenino. No hace falta decir todo el rato ciudadanos y ciudadanas, pero se puede decir de vez en cuando los y las ciudadanas que es perfectamente correcto y está nombrando explícitamente a las mujeres que nunca son nombradas explícitamente.

    Si todo el rato decimos médico, médico, médico, médico... contribuimos a conectar en nuestro imaginario la figura de médico con la de un hombre. Seamos honestos. Si yo te digo "he hablado con el médico" en tu cabeza aparecera un hombre, no aparece indistintamente un hombre o una mujer.

    Estoy de acuerdo en que este debate está tomando unas dimensiones imprevistas. Y exageradas. Tenemos cosas mucho más importantes que hacer que discutir sobre esto. Lo que pasa es que oculta otro debate que ese sí es importante. A raiz de lo del lenguaje sexista están saliendo a la luz un machismo super arraigado. Prueba de ello es la reacción contraria e inmediata que provoca. Como tú mismo dices: no conoces bien el tema pero por si acaso estás en contra, solo por lo que oyes, que lo oyes en los medios generalistas, no especializados en el tema, que están manipulando la verdad porque son machistas (¿pianisto? ¿jóvena? no, en serio, no falteis a vuestra inteligencia).

    Si no hay un problema de machismo, ¿por qué un tipo tan informado como tú no sabe nada de estos temas? Venga hombre.

    • juankar
      14/03/2012 at 11:25

      Kaixo,

      Sobre el lenguaje y la realidad, Bruce Chatwin planteaba en un libro maravilloso (mitad realidad mitad ficción) sobre la Australia aborigen ("The Songlines"), que en la cosmovisión de estas gentes el mundo (las cosas, lo físico) se crea cuando se canta. En el libro, el protagonista se lanza sobre las huellas de esos "songlines" que son a la vez cantos sagrados de los Aborígenes y descripciones precisas de itinerarios recorridos por sus ancestros.

      No se trata de un libro "new age" sobre autoayuda y cuchipanda. Tampoco es una "idealización aborigen" tan de moda. Es un libro crudo y real en el que se plantean reflexiones sobre el nomadismo vital y sobre la inexistencia de la neutralidad inocente.

      En definitiva, y volviendo al tema, la idea de que para el ser humano lo que existe es aquello que se convierte en palabras no es nueva. Es parte de lo que nos hace personas. Por esto entiendo bien las posiciones "supuestamente desinformadas" y aparentemente "carentes de ideología" que ridiculizan los intentos por "hablar una realidad distinta" que repare la invisibilidad de la mitad de las personas de este atribuladísimo planetilla.

      Su canción me suena una nana que habla del miedo a perder el poder de crear el mundo.

      Untsa izan

      Juankar

  16. Paz Domínguez Ara
    14/03/2012 at 11:13

    Iván

    Para ver hay que querer ver y mirar atentamente con ojos bien abiertos, la mente abierta a nuevas posibilidades y reaprender lo aprendido.

    Iván esto no es una guerra, no hay que ganar batallas dialécticas. Me deja anonadada tu reacción. Un tio que viaja, que habla de hibridación, de innovación... ¿es posible que no veas de qué estamos hablando?

    No te estoy contestando para ganar la conversación. No estoy escribiendo en el blog del querido Julen porque me aburra. Hay muchos frentes abiertos, y aunque este es un tema secundário para mi, esconde un problema profundo, como bien explica Maria, que no es banal y que deja tiradas en la cuneta a muchas mujeres, tal vez tu no las conozcas, pero existen.

    No voy a seguir escribiendo porque soy una punky con canas, muchos años de feminismo y, sinceramente el tema me aburre soberanamente y me entristece profundamente.

    Tengo mucha faena.

    Un abrazo triste Iván

  17. Maria Ptqk
    14/03/2012 at 11:32

    +1 Juankar (menos mal!)

  18. Carlos
    14/03/2012 at 17:39

    La exclusión a lo largo de la historia se ha dado por hechos, aunque se simbolice en el lenguaje. Por esta razón, quienes les da igual que el todos denominativo sea masculino, no se sienten excluidas, porque culturalmente la connotación de todos ha sido masculina y femenina.

    Claro, si se habla de todas, nos sentimos excluidos, por el origen machista de la denominación para todos. Pero si uno lo mira a fondo lo improtante noe s la denotación, sino lo que connota. Uno puede decir "saludo a todos los presentes", y ese todos ha adquirido por uso un caracter sin genero, que por lo tanto excluye desde el lenguaje purista, pero no excluye en la práctica, ni en la intención de quien lo dice.

    Es cuando se pone de relieve una discriminación desde el lenguaje cuando ellas se sienten discriminadas. Pero la verdadera discriminación yace en los hechos y no en el lenguaje, y es a los hechos a los que se les debería dar relevancia.

  19. Iván
    14/03/2012 at 19:42

    @María y @Paz No controlo de estos temas, en serio, doy mi opinión como ciudadano, el que sea hombre no creo que implique demasiado. Comentando de nuevo creo que estas cosas encierran demasiados contrasentidos muchas veces. Sigo pensando que si alguien dice por ejemplo " los estudiantes se han manifestado" no encierra machismo ni sexismo, es un uso del lenguaje que refleja neutro, decir los estudiantes y las estudiantes me sigue pareciendo repetitivo. es así como lo veo y espero que no se malinterpreten mis palabras. El que sea una persona que intenta aprender viajando o leyendo no me hace ser un experto en lenguaje, simplemente me hace ver cosas del mundo ,de sus gentes y de uno mismo. Igual me pongo a leer de esto, pero tengo que ser sincero y deciros que las cosas que he leído y visto estos meses y años pasados sobre el tema me han parecido patadas a la lengua castellana y redoblar el uso del artículo los- las o las terminaciones -os -as . También creo que vuestra postura es muy posicionada, desde un punto de vista de mucha implicación y activismo sobre/con el feminismo, pero muchas mujeres que conozco charlando de esto no se sienten ultrajadas ni discriminadas por un lenguaje sexista, y no creo que sean precisamente mujeres conservadoras..

    @Juankar . Me alegro que te guste Chatwin, uno de los grandes de la literatura de viajes, quizá un poco sobrevalorada su obra, yo me quedo con Colin Thubron. Si te interesa el tema de literatura de viajes tienes a un apasionado viajero lector en el menda.

  20. Noemí
    15/03/2012 at 09:28

    Hola, gente. Ahí van varias consideraciones sueltas.
    No soy inculta ni talibana. Soy lingüista y feminista. Me pasado la puñetera vida estudiando la lengua y las lenguas. Muy a gusto, por cierto. Adoro la lengua, las lenguas. No quiero destrozar la lengua, ninguna lengua. Además, es innecesario. Sé que es un instrumento lo suficientemente flexible y moldeable como para expresar todo lo que quiero expresar, y no se rompe. Si mi pensamiento está por la igualdad, quiero que mi habla lo refleje y no lo contradiga. Por eso adapto el instrumento.
    Del mismo modo, como pacifista, procuraré desterrar el lenguaje bélico.
    El lenguaje tiene registros: no hablamos igual en la mesa de la cocina de casa que en una reunión de trabajo; no escribimos igual un SMS a una amiga que un anuncio institucional. Ahí sigue siendo flexible el lenguaje. Y cuando nuestro destinatario es una colectividad, no es maligno ni talibán querer expresar que tenemos en cuenta su diversidad. O, si no es diverso, tampoco es maligno hacer notar que lo es para que al menos reflexionemos sobre por qué no lo es. Es benigno y bienintencionado.
    Por cierto, ¿el feminismo es ideología maligna? ¿La igualdad es maligna? ¿Lo mismo diríamos del ecologismo o el antirracismo?
    Bueno, gente. Ya vale de reflexiones descosidas por hoy. Un placer.

  21. Julen
    18/03/2012 at 10:06

    Disculpad que no haya contestado a todos los comentarios. Ya veo que el tema al menos suscita... ¿pasiones? De entre lo que os leo entresaco un punto de acuerdo: hay situación de desigualdad y eso ya es suficiente para ponerse manos a la obra.
    El lenguaje, para mí, construye realidad. De ahí su importancia. Y no estoy de acuerdo con la argumentación de Mikel: que ciertas personas -no debemos generalizar- no tomen postura activa contra ciertas desigualdades no invalida el argumento de luchar contra la desigualdad de género.
    Yo seguiré escribiendo porque detecto una gran falta de sensibilidad con estas cuestiones de género en los ambientes en que me muevo. Incluye mi pasión por los recorridos bicialforjeros y mi trabajo como consultor o profe. Demasiados hombres no tomamos conciencia de lo que ocurre porque lo vemos desde nuestra atalaya.
    En fin, nos seguiremos leyendo. Gracias por los comentarios. Enriquecen muy mucho la contribución inicial.

  22. Fulgencio
    29/05/2012 at 10:28

    ¿personas en vez de trabajadores? ¿esto no es sexista? ¿existen los personos?
    ¿Solo es sexista si el término es masculino?
    El lenguaje es una herramienta formal no inmovilista, pero esa movilidad debe venir dada por una realidad en su uso, no forzada por ideas de elitistas intelectuales.
    Es más sexista ver discriminación y diferenciación en cualquier cosa que llamar a las cosas en la forma ¿natural?, ¿común?, ¿habitual?...., ni siquiera encuentro un término para expresarlo de forma concreta.
    Estamos convirtiendo el debate intelectual en un concurso de tonterías.
    Si uno quiere ver sexismo le basta con acudir al cine, a la televisión, a las escuelas...., pero ir a la academia de la lengua a ver sexismo.... (no te digo que algunos miembros no sufran de ello, pero la academia en si...), es como verlo en las matemáticas (otro lenguaje formal), y querer que el cuatro se llame cuatra cuando se refiere a femeninos.

    • Julen
      30/05/2012 at 05:43

      Hola, Fulgencio.
      En la base de mi argumentación coloco la idea de que el lenguaje crea realidad. Cuando dices "ir a la academia de la lengua a ver sexismo" creo que te equivocas. Yo no digo eso. No es la academia ni la norma, es el uso que hacemos de la lengua, donde tú y yo tomamos decisiones dentro del sistema. Si tú dices "el que trabaja" para referirte a toda la gente que trabaja, yo puedo entender que no has incluido a "la que trabaja". Solución. en vez de decir "el que trabaja" digo "quien trabaja" y asunto arreglado. ¿Cuesta tanto? Es solo un ejemplo.
      No hace falta llamar "cuatra" a "cuatro" ni "persono" a "persona", pero creo que la lengua nos da opciones para evitar un uso sexista del lenguaje. Es cuestión de usarlo bien.

      • Beatriz Ariza Rossy
        22/02/2013 at 09:32

        Interesante tema y el debate creado ;) es un tema realmente sensible y complicado... Yo estoy de acuerdo con Julen en que el lenguaje crea la realidad y es preferible promocionar determinados usos en favor de nuestras intenciones de cambio. Es cierto que encontrar el equilibrio entre buscar el cambio y perderse en las formas no es fácil... yo siempre he dicho que no soy feminista (me espanta esa palabra), sino en todo caso anti-sexista. Me gustaría crear una palabra incluso para hablar en positivo, y sería algo así como que soy "personalista"; se trata de centrarse en las personas y no tanto en los géneros. Para mí tan absurdos son los intentos de equiparar cuantitativamente en los cargos públicos a hombres y mujeres o defender la superioridad de la inteligencia femenina como exaltar la masculinidad y asignar a las mujeres roles propios del género... Me estoy desviando del tema, pero quería ir a la esencia del mismo: que quizá la única manera de salir realmente de esta mentalidad sexista sea no centrarse tanto en reaccionar al sexismo, sino más bien en centrar la atención en las personas. Quizá lo que digo suene utópico, pero es mi decisión personal, supongo, se trataría de (usando lenguaje de mecánica cuántica de forma metafórica o no...) vivir en un universo en que el género no existe como tal, y por tanto el significante "ellos" no remite a nada fuera de "un grupo de personas", pues en dicho "universo" el concepto "masculino" no se contempla como tal, al menos dentro de dicho contexto. ¿Tiene algún sentido, o he confundido mi cigarro de esta mañana con otra cosa? :p

        • Julen
          24/02/2013 at 06:34

          Beatriz, yo creo que hay que contextualizar. Hay veces en las que usar un masculino como forma verbal implica hacer invisible a una parte de la población, mujeres, que salen perjudicadas con ese hecho. Vamos, que hay que ver casos y casos.
          Gracias por el comentario.

  23. Pingback: Mujeres | Consultoría artesana en red

  24. aaaa
    29/03/2015 at 14:48

    Tratando este tema del lenguaje no sexista, hay que leer textos legales, diarios oficiales, Boletines Oficiales del Estado, leyes, para darse cuenta de que lo del idioma no sexista es un disparate absoluto. Repiten hasta 200 veces, términos como: diputados y diputados, consejeros y consejeras, presidente y presidenta. Escriben cursilerías tales como: personas enfermas. Todo por no decir enfermos.
    Y estos medios de comunicación, que no saben ni de lo que hablan: así, se ha puesto de moda, la palabra lideresa. O esa gente no se lee los diccionarios en español, o si los leen, les da lo mismo. La palabra líder es un término inglés; por tanto, no tiene ni masculino ni femenino.
    En todo caso, se pueden exponer expresiones tales como: "Escuela de Enfermería", "Escuela de Artesanía", o "Colegio de Ingeniería", o "señoras y señores diputados", o "señoras y señores académicos", se entiende muy bien lo que se quiere exponer.
    Pero, no hay forma. Son idiotas, toda esta gente. Y hasta con la lengua inglesa, se meten. Y eso, que es un idioma que no tiene ni masculino ni femenino. Si quieren buscarle las vueltas, le encontrarán algún defecto a la lengua inglesa.
    Y no digamos los políticos de turno en España: En general no saben ni hablar, ni expresarse de manera sencilla. Se montan ellos solos unos líos con el idioma; en su intento de ser políticamente correctos, dicen verdaderos disparates. A las dos frases de leer el discurso de un político, abandonas la lectura.

  25. aaaa
    29/03/2015 at 14:52

    Y en español, hay términos que no tienen ni masculino ni femenino. Palabras como periodista, taxista, dentista, Psiquiatra, médico. Pues a los teóricos del idioma no sexista, les da lo mismo.
    Verdaderamente no se puede ser más memo.
    En los textos legales repiten hasta 200 veces los términos como: diputados y diputadas, consejeros y consejeras, conseller, y consellera, presidente y presidenta.
    Es algo terrible, absurdo.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies