Tuesday, Nov. 13, 2018

TransAndalus en estado puro

Escrito por:

|

13/02/2012


Categorías:

Etiquetas: , ,

TransAndalus en estado puro

TransAndalusEste fin de semana lo he pasado entre molletes y bicis. Antequera acogía un nuevo akelarre, el nombre que reciben los encuentros periódicos de quienes componen la asociación sin ánimo de lucro TransAndalus. Allí nos reunimos para hablar del futuro y compartir historietas. El punto que todo lo une: este espectacular recorrido por Andalucía diseñado por  cicloturistas de montaña y destinado a… ¡cicloturistas de montaña!

Aproveché para hacer algunas entrevistas a los padres fundadores, Juan Manuel y Antonio, y también a la madre fundadora, Fran Cortés. Además, también recogí impresiones de Miguel Angel Baltanás, quien me explicó qué es Andalbike y en qué proyectos andan. Estos materiales los usaremos en la segunda jornada del taller sobre Internet y bici de montaña que llevaremos a cabo en el centro BTT de Busturialdea-Urdaibai los días 18 y 25 de febrero (son las fechas definitivas tras el aplazamiento por el mal tiempo).

En Antequera se estuvo hablando, sobre todo, del futuro de TransAndalus. El proyecto mantiene una dimensión humana que lo hace potente y entrañable. Cuando documentamos este caso en nuestra investigación de economía abierta con EOI ya fue uno de los aspectos que abordamos. ¿Qué sucedería ante una explosión de cicloturistas viajando por la ruta? Por supuesto, hasta cierto punto parece deseable. La Andalucía interior lo agradecerá: más viajeros, más ingresos. Y con la crisis actual, cualquier cosa que suponga dinamismo económico, bienvenida sea, ¿no?

Sin embargo, la pérdida de control sobre el proyecto es como un nubarrón que amenaza con descargar. Como decía Miguel Ángel, la TransAndalus es más que su asociación. Esto quiere decir que cada persona que viaja por ella con su bici puede hacer su TransAndalus… o ¿ya no es TransAndalus si decide usar variantes “no oficiales”? La lógica dice que mientras mantenga una cierta referencia al trazado, las opciones son siempre válidas. Todos hemos utilizado tramos alternativos, bien por circunstancias climáticas, por una pájara o porque sí, sin más.

Ahora bien, lo importante del proyecto está en los valores, en la forma en que se recorre. La ruta está pensada con cierta dureza, apartada del asfalto hasta donde sea posible. La filosofía de la ruta es pisar caminos que en su día fueron tradicionales y que deben pertenecer al domino público. Los caminos se mantienen si se usan. Este es su mejor mantenimiento y eso es lo que la TransAndalus ofrece: mantener los caminos a base de usarlos. Si antes fueron ovejas y cabras, hoy quizá puedan recorrerlo bicis de montaña. Con el mismo espíritu: transitar el camino.

Cuando se habla de la posibilidad de promocionar más la ruta, es evidente que hacen falta recursos. En la asociación no los hay. Esta es la gran decisión: cómo hacer que una ruta crezca manteniendo su filosofía original y, al mismo tiempo, haciéndola evolucionar. Quienes unieron fuerzas para hacerla posible sienten orgullo por su criatura. Quienes hemos venido de fuera lo reconocemos enseguida. Entonces, ¿cómo hacer que crezca? Si esto fuera una empresa, hablaríamos de “nicho de mercado“. Puede que la promoción tenga que ver con profundizar en este nicho del cicloturismo de montaña. Es de lo que estuve hablando con Miguel Ángel. Por ahí veo el sendero a recorrer. Europa como referencia para un mercado con el que queremos compartir ciertos valores a base de transitar por caminos y pistas con nuestras bicis de montaña.

Pues eso, que allá que estuvimos de nuevo en Antequera, el lugar donde comencé mi TransAndalus y donde la terminé, en su follaero municipal. Todo un lujo compartir con esta gente del sur de Islandia su pasión por los pedales y por la juerga. Aunque algo está cambiando. Hay quien ni siquiera se metió un cubata el viernes por la noche y acabó durmiendo sin esa sinfonía de suaves fenómenos acústicos que le caracterizan. No sé, algo está cambiando 😉

Share This Article

Related News

TransEuskalherria: MTB para regalar
Reunión de la asociación TransAndalus en Cardeña
Algarve, sexto ebook de rutas MTB de larga distancia

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(9) comentarios

  1. Miguel Angel
    13/02/2012 at 10:24

    Excelente Julen. El mejor punto de vista "externo" a la Transandalus.

  2. Juan Manuel
    13/02/2012 at 14:37

    Gracias al enlace que Fran a puesto en el foro de la TA he encontrado tu blog, del que espero convertirme en seguidor y, como escribe Miguel Ángel, me ha parecido excelente tu resumen del fin de semana en Molletilandia. En cuanto a la asamblea estoy contigo que quizás ha llegado el momento de decidir la evolución de la TA, siempre manteniendo su filosofía pero abriéndose a nueva expectativas.

    • Julen
      15/02/2012 at 06:48

      Juan Manuel, ya ves, cada vez más blogueros en la TA, esto va a ser una invasión ;-)

  3. slow
    13/02/2012 at 16:01

    Me quedo con lo que creo que es lo bueno: que existe una cierta autocrítica.

    Cuando se hace autocritica es porque o bien no se está de todo satisfecho con lo que se hace o bien no se está del todo de acuerdo con el resultado de lo hecho.

    espero y deseo que esa autocrítica lleve a lo mejor para todos: que esa ruta sea cada vez más importante en este nuestro mundo de las dos ruedas.

  4. Julen
    13/02/2012 at 16:02

    Es lo que tiene la distancia, que como vienes de lejos te da más tiempo a pensar, jajajaja

  5. Alberto
    13/02/2012 at 17:32

    Me alegro de que sigáis vivitos y coleando. Si tuviéramos la capacidad de visualizar cómo será la TA en el plazo de los próximos 15 años la respuesta a qué hacer sería fácil pero menos divertida. El debate creo que se centra (desde la distancia que es mucha) entre mantener las esencias y el volumen actual o perder algunas esencias (nacerán seguro otras) para ganar referencia. Si la óptica es la del desarrollo local, buscar volumen. Si la óptica es la de no perder "todo el control", a mantenerse. La diversión llegará de los dos modos aunque a mí me gusta más el lío.
    Fran, no me lo puedo creer, que me lo han cambiado

  6. mikel ibilbideak
    14/02/2012 at 14:36

    Hola Julen,
    Trans-Andalus es sin un duda un modelo del que aprender e intentar aplicar por nuestros caminos. Todo llegará...

  7. Pingback: El Camino del Cid en bicicleta: de Burgos a Valencia con Julen Iturbe | PIEDRA DE TOQUE

  8. felipe
    15/11/2012 at 18:01

    Creo que una manera de que la Transandalus evolucionara, sería que hubiese posibilidad de pernoctar en albergues a precios razonables tirando a baratos.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies