Monday, Jul. 22, 2019

Mis cuadernos fetiche

Escrito por:

|

09/02/2012


Categorías:

Etiquetas: , ,

Mis cuadernos fetiche

Cuaderno de tareasEra julio de 2007 y estando en París compré en el Centro Pompidou un cuaderno que en su portada y contraportada recogía la imagen de un código de barras. En él he ido escribiendo tareas. Las primeras datan del 2 de agosto de 2007. Y hoy es el día en que ese cuaderno está completo. Ya no caben más tareas. La primera que recogió fue la de formalizar el acuerdo anual con ETEO, hoy Enpresagintza, para el curso académico 2007-2008. La última ha sido la de profundizar en referencias académicas de storytelling.

Entre medias, por tanto, han sido cuatro años y medio. Ya veis, aquí el del blog y las tecnologías con su cuaderno de tareas de toda la vida. GTD casero que acaba por traducirse en un artefacto de elevada carga emocional. Pero como tantas otras cosas en la vida, este artefacto pasa al armario de las reliquias, a compartir espacio con otros cuadernos hermanos. Se distinguirá de ellos por su lagarto gigante de El Hierro y su logo de Firefox.

Porque uso dos tipos de cuadernos, unos para anotar lo que haga falta y otros para las tareas. A estas alturas un viejo cascarrabias como yo no puede permitirse el lujo de eliminar algunas manías. En uno de los armarios del despacho tengo una zona dedicada a esas reliquias. Hay cuadernos desde que trabajaba en Maier, allá por 1997. Están todos juntos, apretados unos contra otros. Son de diferentes tamaños y colores. Pero ellos no se llevan mal del todo.

Ahora inauguro nuevo cuaderno de tareas. Esta vez viene del Museo Picasso de Málaga. He decidido que sea más ligero que su antecesor en el cargo. Vamos a darle más alegría: menos carga en la mochila a fin de cuentas. He tenido que barrer tareas inconclusas del cuaderno que pasa a jubilación. El nuevo artefacto tiene llenas ya sus dos primeras páginas, repletas de cosas que debería hacer. La primera dice: 5S en despacho.

En fin, un post ligero, solo para compartir estas pequeñas manías que te definen. Forman parte del inestable equilibrio en que uno quiere controlar lo que hay por hacer. Una forma de descansar la memoria aunque, según lo que ocupen estas tareas, también puede ser alimento para el desasosiego. Se van unos cuantos años a descansar al armario. Algún día tonto seguro que acabo repasando aquello en lo que andaba en cierta época de mi vida.

En fin, no todo iba a ser empresa abierta o crítica a esta sociedad de consumo en la que cabalgamos. De vez en cuando, dejamos una pieza para aligerar. ¿Cómo te organizas? ¿No escribes en un cuaderno tus tareas? Ya, claro, que eso es un poco de carcas. Ya, entiendo. Humanos que somos 😉

Share This Article

Related News

Estupidez colectiva: mierda por arrobas
El Hierro visto a través de “Hierro”, la serie
Menos mal que Felipe VI es caballero de la Orden Jarretera

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(13) comentarios

  1. Jose Luis Palacios Alonso
    09/02/2012 at 08:40

    Me ha hecho gracia leer tu post, porque yo también soy de lo que usa cuaderno y libreta para apuntar de puño y letra algunas cosas (tareas, frases, ideas,...) Cuando aparecí en las conferencias del EBE 2010 apuntando con mi libreta y mi boli algunas de las ideas que se decían, mientras al lado tenía smartphones y iPads de última generación, je, je

    Eso sí, mis librtas no son tan "cool" como las tuyas provenientes de museos, pero todo se andará ;-)

    Saludos y gracias por toda tu labor.

    • Julen
      10/02/2012 at 07:29

      @José Luis, es que hay que ser muy friki para plantarte en el EBE con una cuaderno y un boli jajajajaja

  2. MARIA
    09/02/2012 at 10:35

    ¡Ja, que no! Otra que por mucho dropbox, evernote, delicious o calendar tiene sus manías de papel y boli. En mi caso, la manía pasa por hacer mis propios cuadernos, con tapas lisas, nada ostentoso. Tengo un cuaderno gordo y grande de trabajo (más estándar, comprado y personalizado) y otro "mío propio", más pequeño y manejable, discretito y con dos caras: en una tapa pone "think__" y en la otra pone "feel..". Según lo que me ronde por la cabeza, escribo por un lado o por el otro. Curioso comprobar que, aunque el lado "think" acapara algo más, ya están los dos lados a punto de "chocar" y lo harán bastante cerca del centro, buen equilibrio maniático ;-)

  3. Iván
    09/02/2012 at 11:53

    Pues nada, que descanse el cuadernillo con el resto de colegas en el armario que ya le has dado guerra bastante ;) . Ahora a darle candela al del Sur y sobre todo no te olvides de donde viene , pues seguro que te va a pedir que le des algunos respiros , ya sabes como con las RSS , las de Rodando Suave Suave por supuesto ;)

    • Julen
      10/02/2012 at 07:27

      @Iván, el cuaderno ya descansa junto a sus hermanos. Larga vida al nuevo cuaderno ;-)

  4. JC
    09/02/2012 at 15:20

    Nada como un buen cuaderno para acompañar nuestro camino. A mi también me gusta guardar las reliquias. Las atesoro como parte de mi...

    Saludos


    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: Actitud – Cerrar los Temas Pendientes

    • Julen
      10/02/2012 at 07:25

      @JC, las reliquias cumplen su función en todo esto de perseguir la eficiencia, ¿verdad? ;-)

  5. Julen
    09/02/2012 at 17:22

    José Luis, es que yo soy un enfermo de las tiendas de museo. No me lo tomes en consideración. Ya se ve que la tecnología no se pega con el cuaderno y el boli ;-)

  6. Julen
    09/02/2012 at 17:24

    María, te veo más artesana que a mí mismo con esto de los cuadernos jajajaja. Y lo de la dualidad que comentas, va a ser que nuestros hemisferios cerebrales nos piden actividades diferentes, ¿no? Se ve que el bolígrafo tiene todavía algo mágico cuando se mueve sobre un papel. Cosas pasan.

  7. Josu O.
    09/02/2012 at 22:07

    A mi tambien me gusta el PDA (papel de apuntar), aunque mis cuadernos sean de barrio ;)

    Lo que me cuesta es obligarme a dedicar un tiempo a seguir las tareas apuntadas :(

    • Julen
      10/02/2012 at 07:22

      Josu, tenemos que hacer una segunda versión de GTD donde se reserve el derecho admisión: "Solo se admiten usuarios con PDA- Papel de Apuntar" jajajajaja

  8. Javier Bárez
    13/02/2012 at 20:38

    Kaixo Julen

    Esto de los cuadernos y las libretas para liberar las cabezas, creo que puede tener algo que ver con la edad. Yo también las utilizo; tareas, cosas varias, ideas, que luego pasan a proyectos,..
    o al "algún día, tal vez" .

    Y conozco a personas de mi generación que también lo hacen así,
    Personalmente, me divierte mucho el tomar apuntes, cualquier idea, cualquier comentario que me estimula,etc. Tomar notas en las libretas me permite dibujar, hacer mapas, colorear, romper la secuencia clásica, estructurada, vertical. Permite revisarlas en cualquir momento, en cualquier lugar y situación, ahora bien hay que guardarlas y gestionarlas, y no olvidarlas porque algunas notas tomadas hace tiempo, pueden servir en el presente
    Quizás deberíamos hacer que todas las libretas y cuadernos guardados por tantas y tantas personas, se conocieran, compartieran las experiencias y conocimientos que guardan en sus páginas y que aún no han visto la luz del mundo humano,.. pues eso,a disfrutar de nuestras libretas,
    abrazos, Javi

  9. Pingback: De vuelta al trabajo, extraña normalidad | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Responder a MARIA Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies