Sunday, Jul. 21, 2019

Cuarto sector en estado líquido

Cuarto sector en estado líquido

Actualización.- Gracias a Blanca por su comentario, donde nos deja el enlace al documento completo de la investigación: http://www.innobasque.com/home.aspx?tabid=1058&idElementoBiblioteca=183

——

Solo estuve por la mañana. O sea, que seguro que me perdí buena parte de la salsa de la jornada de ayer en Vitoria. Mis impresiones tienen que ver con la sesión mañanera justo hasta el momento protocolario de la firma de la puesta en marcha del consorcio del cuarto sector impulsado por Innobasque. Al calorcito de la humanidad que emanaba de una de las salas del Palacio Europa de la Green Capital gazteiztarra, pude comprobar de primera mano que, sea lo que sea esto del cuarto sector, interesa a mucha gente. Innobasque ha conseguido movilizar, como comentaba Pablo Angulo en una de sus intervenciones, a gente diversa alrededor de uno de sus ejes preferentes de actuación: el cuarto sector.

La primera impresión, de nuevo, es que estamos ante la ceremonia de la confusión. Cosa que no es de extrañar, porque el asunto presenta muchas aristas.

De hecho la presentación de Antonio Vives fue en esa línea. Juan Karlos Pérez de Mendiguren, uno de los investigadores que ha participado en el informe que se presentó (espero que en breve esté en formato PDF descargable en algún sitio), me preguntaba en el descanso: ¿Pero qué ha dicho este buen hombre? Y yo le respondía que más de lo mismo, que nada que nos aclare el momento en que nos encontramos, a no ser que tomemos por ancla precisamente este hecho: que el cuarto sector se encuentra en estado líquido.

Por eso una de las claves para comprender estas dinámicas es vincularlas a la posmodernidad y toda su diatriba de falta de referencias. Nada mejor que explicar el cuarto sector como una evidencia más de los tiempos líquidos que Zygmunt Bauman se encarga de explicar en cada uno de sus libros. Necesitamos consumir nuevas modas para satisfacer nuestra autoexigencia de construir referentes al haber perdido las grandes anclas del pensamiento. El primer, el segundo y el tercer sector no nos sirven porque son antiguos. Así que aceptamos la permanente insatisfacción del consumo convulsivo de palabros. Ahora cuarto sector. Lo necesitamos para remar en nuevas embarcaciones que se mueven por un río de aguas convulsas con miles de remolinos. Avanzamos para quedarnos más o menos en los mismos lugares. O en los mismos no-lugares. Como decía el propio Bauman en Vida de Consumo:

¿Acaso el PIB, índice oficial de bienestar de la nación, no se mide según la cantidad de dinero que cambia de manos? ¿Acaso el crecimiento económico no está impulsado por la energía y actividad de los consumidores? Y el consumidor que no es activo para deshacerse de las posesiones gastadas u obsoletas (de hecho, de lo que haya quedado de las compras de ayer) es un oxímoron… como un viento que no sopla o un río que no fluye.

Nada nuevo bajo el sol, solo confusión.

Y terminamos con la noticia que recogieron los informativos de ETB por la noche. Como decía, repercusión mediática ya tuvo el sarao 😉

Share This Article

Related News

Amazon y el pasado industrial en el Gran Bilbao
La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Vehículos autónomos y dilemas morales

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(12) comentarios

  1. Uxune
    29/02/2012 at 08:39

    Eskerrik asko kronikatxoa egiteagatik eta twitterren jarraipena egiteagatik!
    Ezin izan genuen joan eta.

  2. juankar
    29/02/2012 at 19:05

    Kaixo Julen,

    Nunca había comentado en tu blog, pero ahora "que salgo", pues lo voy a hacer :)

    Me ha gustado el escrito. Sabes que comparto muchas de tus reflexiones aunque yo sea bastante más burrico al explicarlas .

    En cualquier caso me hace gracia que un momento en el que han convertido "la falta de liquidez " en argumento-aspirina, nos dediquemos a buscar el santo grial a base de licuar conceptos.

    Me voy a casa a encender la licuadora (aunque reconozco que yo soy mas de alambique, txo)

    Besarkada bat

    Juankar

    • Julen
      07/03/2012 at 07:34

      Juankar, gracias por darte una vuelta por aquí. Disfruta de los zumos jajajajaja.

  3. Amalio A. Rey
    29/02/2012 at 19:10

    Muy bueno, Julen. Me encanta que alguien documente con luz y taquígrafo la ceremonía de la confusión que significa este híbrido llamado 4to sector. Nunca lo he entendido bien, y sigo desconfiando del concepto. Me gusta la idea de verlo como "organizaciones en tránsito", y así nos quedamos todos más tranquilos :-) Ya veremos después cómo se posiciona cada cual en el binomio empresarial-social, y qué dirección elige para hacer el tránsito...

    • Julen
      07/03/2012 at 07:35

      Amalio, el movimiento quizá sea lo que mejor define este tinglado, no cabe duda. Ahí nos sentimos a gusto mucha gente. Eso sí, en breve la firma del "consorcio" de organizaciones de cuarto sector. Solidificando estructuras.

  4. Blanca Pardo
    01/03/2012 at 10:06

    Hola, Julen:

    El informe "El Cuarto Sector en Euskadi" está disponible en pdf (en euskera y castellano) para su descarga en http://www.innobasque.com/home.aspx?tabid=1058&idElementoBiblioteca=183 desde el mismo instante en el que se presentó.

    ¡Nos vemos!

    • Julen
      07/03/2012 at 07:36

      Mila esker, Blanca. Actualizo el post con tu referencia.

  5. Ricardo_AMASTE
    05/03/2012 at 17:30

    La simplijidad, el barrizal, lo líquido y difuso, el quien se (re)apropia de qué y qué pasa cuando te apropias, cómo eso te afecta y cómo tu afectas a 'la cosa'. La posmodernidad es un tiempo incómodo, confuso y conflictivo, cualquier esquina de sumerge en el reverso tenebroso. Parece que o todo vale o que nada nos sirve. Últimamente, cuando hablo de procomún, me gusta pensar en la eskizofrenia como uno de nuestros principales procomunes. Cuando creamos AMASTÉ nos hicimos S.L. como forma de llevar la contraria en el sector artístico, ahora que se prodiga el ser empresa cultural, vamos a transformarnos en cooperativa de iniciativa social. Siendo empresa, hemos contribuido a la externalización de lo público, al mismo tiempo que defendemos nuestro trabajo como fortalecedor de la esfera pública. Venimos de la cultura y vamos hacia lo social, somos polimilitantes aunque nunca hemos militado formalmente, estamos en el medio de muchas cosas y en el centro de nada. Somos pequeñ*s pero aspiramos a ser una gran red distribuida... No se si somos 4º sector, empresa abierta, organización mutante, entidad en transición, engendro del capitalismo o ave fenix de la economía solidaria. Preferimos correr el riesgo de que nos instrumentalicen, contagiarnos y ser contagiados, estar en un ciertamente agotador a la par que enriquecedor proceso de negociación y aprendizaje... Porque lo que ya conocemos o no nos gusta o para implantarlo hay que adaptarlo. Y es que la verdad, si tengo que desconfiar (más allá de mi estado natural), prefiero desconfiar de otras muchas cosas antes que del 4º sector. Porque no es que nosotr*s seamos posmodern*s, es que la que es posmoderna es la jodida etapa que nos ha tocado vivir.
    Lo que no significa que no debamos mantener más vivo que nunca el espíritu crítico, estar alerta, diferenciar y matizar...
    Como dice mi amigo Felipe Uribarri, SISPILACOPA!!!

  6. Pingback: Pop-up retail, pop-up restaurants, pop-up workers | Consultoría artesana en red

  7. Pingback: #forokoop Cooperativas de iniciativa social | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies