Thursday, Jul. 18, 2019

Consultoría de provincias

Consultoría de provincias

Chimenea sonriente/Smiling smokestackHace un par de semanas compartí conversación con Genís Roca y Josep Salvatella. Hablamos de consultoría, de lo que hacemos, de nuestro enfoque, del mercado. Bueno, y hablamos de lo divino y de lo humano. Ellos ya tienen experiencia de trabajo en esta parte del sur de Islandia aunque creo que su geografía más natural es Cataluña o Madrid. Al menos su “expansión” así parece atestiguarlo, aunque parece lógico que por el tipo de clientes con que trabajan no se limite a esos territorios.

Hablando, les comenté que a veces me siento consultor de provincias. Y es que esto es pequeño. Nos conocemos. E incluso si no es así, puedes conocer a alguien por referencias de otra persona a quien conoces. Los seis grados de separación y los experimentos de mundo pequeño de Milgram son agua de borrajas por aquí. En esta zona aplican los dos grados de separación si hablamos de consultoría: o conoces a la persona de quien te hablan o alguien a quien conoces te dará referencias. Y con clientes, casi pasa lo mismo.

A lo mejor la consultoría artesana es una consultoría de provincias. Por alcance, por cultura, por ambición, por confianza. A lo mejor es una consultoría de pueblo. Con el valor que lo pequeño puede aportar. Vale que estamos “en el candelabro” como cualquier otro hijo de vecino y que algunos hasta blogueamos y twitteamos, pero pudiera ser que en el fondo, se nos cale fácil: somos de pueblo.

Un pueblo conectado, claro. Porque vivimos en 2012. Así que la visión de lo local importa si no pierdes la referencia de lo que sucede en el mundo. Con las actitudes adecuadas, ser de pueblo da una gran tranquilidad. Conoces a tu gente porque el contacto obliga. Es raro que recibas sorpresas desagradables. Si las recibes, la mayor parte de las veces, cuando hurgas un poco en el asunto, descubres que era bastante probable que sucediera.

En la consultoría de provincias te puedes permitir algunos lujos que me temo no son posibles en las grandes urbes. No hace falta invertir tanto en marketing y en expandir el mercado. Hasta cierto punto, el mercado -sea esto lo que sea- te encuentra y te posee. Estás ubicado. Si te pasas de autobombo y de venta de tu marca personal es que no entiendes los valores de lo local. La forma en que ganas mercado en un pequeño pueblo no tiene nada que ver con el marketing directo y la pomposa y constante ostentación de tus virtudes. No. Ya te conocemos. No hace falta que vistas al mono de seda.

Y un último apunte: puede convenir cierto grado de contradicción. El pueblo, la provincia y lo local son hoy reinterpretados a la luz de la hiperconexión. El gran desarrollo y la innovación miran a las urbes exitosas del planeta. El sur de Islandia es un territorio que puede dar respuesta a esos otros requerimientos que llegan del (supuesto) progreso. Dejar un margen al equívoco tiene su historia. Un territorio que marca y desmarca. Fija una posición y da pie a pensar que ser de provincias es una actitud.

Pues sí, va a ser que hacemos consultoría de provincias. Y a mucha honra, señorito. Firmado: Gracita Morales.

Share This Article

Related News

Cuando aprender es tan fácil que te lo hace imposible
Mendeberri 2025, el modelo educativo de Mondragon Unibertsitatea
La tesis doctoral en 10 imágenes

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(13) comentarios

  1. Juanjo Brizuela
    02/02/2012 at 08:00

    Me llegan dos ideas aquí:
    a) ¿ser de provincias tiene algo que ver con las capacidades y habilidades de uno? Me temo que no. Lo que pasa es que parece que en esto lo de ser mejor "malo conocido por bueno por conocer", se da donde no-son-de-provincias.
    b) ¿dónde están las fronteras?

    • Julen
      03/02/2012 at 19:35

      Juanjo, tómate mi reflexión como la de alguien que no acaba de sentirse del todo cómodo con el mundo que tenemos enfrente. A lo mejor es que me gusta pensar que hay un hueco al margen de los megaproyectos y de la progresiva urbanización del mundo. Las fronteras también están en nuestras actitudes. Goldratt decía que el mayor cuello de botella de una empresa no era físico sino mental.

  2. alberto
    02/02/2012 at 09:39

    Como te reías, bandido, cuando a primera hora de la mañana - hoy no parecía tan pronto - firmabas como la irrepetible Gracita. Seguro que te oían hasta las urracas.

    • Julen
      03/02/2012 at 19:37

      Pues conste que me he visto varios videos de Gracita Morales y no he acabado de dar con uno que colmara mis expectativas... había tanto donde elegir, ¡señoriiiiito! ;-)

  3. Iván
    02/02/2012 at 11:16

    Si ya me lo dijeron hace tiempo, se puede ser un cosmopolita siendo de provincias :) , y ahora con Internet ni os digo :) . Comparto algunas cosas que dices y creo que andas en lo cierto, sobre todo aplicado a tu experiencia personal y a tu forma de entender la vida, el curro, el ser consultor y esas cosas. Pero me gusta lo que plantea Juanjo, pues creo que la red lo que hace es destruir muchas fronteras, y esas redes es muy probable que se expandan (casi) siempre fuera del entorno provincial. A lo mejor en el plazo de 5 o 10 años ( no llevamos tanto tiempo con Internet) las reflexiones van a ser otras, y vamos a necesitar queramos o no + movilidad . Espero un post para dentro de 10 años donde a lo mejor hay referencias a digital nomad http://en.wikipedia.org/wiki/Digital_nomad
    Puede ser que cada vez muchos + proyectos os van(puedan) caer de otras provincias, digase en esas urbes de Madrid y Barcelona o en provincias de los alrededores, digase Asturias, Galicia etc :) .
    Con respecto a Euskadi, es curioso como a un cubano-malagueño como Amalio le salen cada vez + proyectos por esta zona. A fin de cuentas, si lo piensas bien, un vueling a Bilbao es una hora desde su casa, menos tiempo que ir a Sevilla en coche.
    Muchas fronteras, muchas distancias se acortan con la red, pero creo que poco a poco se van a ir viendo como menores en la distancia en km.
    Por cierto , personalmente a veces cuando visito empresas por la zona, me dan las sensaciones de que en Euskadi hay muy poca mezcla en las empresas y organizaciones, demasiada endogamia, muy poca variedad,.Pero bueno, deben ser impresiones del menda, pues no van tal mal las cosas por estas zonas, otra cosa es a medio-largo plazo como se puede interpretar eso. Curiosa y sorprendentemente la falta de multiculturalidad es uno de los grandes problemas que ven en las grandes alturas de Internacional en Palacio para abordar eso llamado futuro y globalización ;) .
    Por cierto, los consultores artesanos que ahora tengo fichados son todos de un entorno estatal, pero claro, por encima del Sur de Islandia estoy seguro que hay gente con los mismos feelings que vosotros, en al forma de trabajar, de ver la vida, el curro y las empresas. A lo mejor dentro de poco vemos una Red de artesanos internacional, sino al tiempo, y vas a tener que escribir otro post :)

    • Julen
      03/02/2012 at 19:40

      Las distancias se diluyen en parte porque las tecnologías nos hacen más fácil la comunicación. Para mí por ejemplo Skype ha sido la bomba para ahorrar desplazamientos y acercar a la gente. Pero todavía hay mucho por recorrer. Lo local sigue siendo -menos mal-algo a lo que agarrarnos, pero sin dejar de pensar que el mundo está ahí enfrente y que se ha empequeñecido.

  4. Malena Rodriguez
    02/02/2012 at 13:59

    Me ha encantado lo de los cosmopolitas de provincias, Ivan. ¡Yo desde luego me considero una de ellas!

    Julen, creo que este movimiento se está dando en distintos sectores, arropados por Internet. Por calidad de vida, por costes, por sostenibilidad... Comparto tus ideas con mi grupo de Salamanca, la Charrosfera , estoy segura de que muchos se sentirán identificados.

    • Julen
      03/02/2012 at 19:41

      Malena, iniciativas como la Charrosfera me encantan. He conocido la Ebresfera en su momento y también: gente encantadora que pone en valor lo local con una visión global. Habrá que pasar por ahí en Salamanca algún día a ver qué se cuece ;-)

  5. Pilar Kaltzada
    03/02/2012 at 09:16

    No encuentro la cita exacta, pero al leerte me he acordado del genial Federico Luppi en Martin H: "Uno se siente parte de muy poca gente, tu país son tus amigos, tu barrio". El Sur de Islandia parece un lugar acogedor para tener buenos amigos...

    • Julen
      03/02/2012 at 19:43

      Pilar, es que la química personal es todavía un misterio... y que dure. El barrio es un lugar pequeño y ahí todo es más entrañable. Solo que la vida de barrio también la podemos desarrollar en Internet. Lo mismo, pero diferente ;-)

  6. Iván
    03/02/2012 at 12:02

    Gracias a Internet y al como anda el mundo vamos a ver cambios en los próximos años . Es probable que veamos un florecimiento de profesionales mucho mas móviles que lo que estamos acostumbrados en las pasadas décadas . Durante el año 2012 va a salir un estudio-libro interesante sobre estos temas " Knowmad Society" http://knowmadsociety.com/
    @Malena. Me identifico con lo que hace unos añitos dijo un tal Séneca ” No soy de un sólo rincón, mi patria es todo el mundo” :)

  7. Genís Roca
    05/02/2012 at 21:03

    Interesante la reflexión, por lo que tiene de provocación.
    No hay consultoría de provincias o de capital, sólo hay consultoría de proximidad.

    La consultoría se basa en la confianza, alguien tiene un reto o un problema y confía en que le puedas ayudar a resolverlo. Y la confianza sólo se consigue con roce y resultados. Y por todo ello, en consultoría uno acostumbra a tener cerca a los clientes, a distancia de café. Por mucha tecnología que tengamos, nunca a distancia de clic. No basta con un mail, al menos al principio, hace falta el roce.

    Si estás en Bilbao haces consultoría en Bilbao, y si estás en Barcelona la haces en Barcelona. No hay capitales ni provincias, sino espacios en los que vives y has labrado tu relacional.

    Llegados a este punto, hay otro punto de inflexión. ¿Cómo creces?. Si te especializas en un sector concreto (que no es tu caso ni el nuestro) como podrían ser los hospitales o la banca, es fácil que te expandas por otros territorios (por aquello de que tu reputación te abre puertas). Pero si por el contrario puedes ser útil en varios sectores (que creo es tu caso y el nuestro) tu entorno más cercano ya te mantiene suficientemente ocupado... hasta que decides crecer. En nuestro caso nos hemos tirado la manta a la cabeza y dado que somos un equipo de más de 20 personas, eso nos ha llevado de manera natural a otros territorios (Madrid en este caso).

    Pero nos equivocaremos mucho el día que dejemos de hacer Consultoría de Provincias (en mayúsculas, por respeto). Es decir: nos equivocaremos mucho el día que dejemos de hacer Consultoría de Proximidad. Proximidad al cliente, a esa persona que tiene una responsabilidad y un reto, y busca ayuda.

    No hay más: ser útil.

    • Julen
      06/02/2012 at 05:59

      Vale, me quedo con tu jerga: consultoría de proximidad y roce ;-)

      Seguiremos hablando, que es tiempo de construir proyectos.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies