information of medicines

Thursday, Sep. 29, 2016

Profesionalizar la pasión… ¡o no!

Peligro IEste asunto de la pasión es de los recurrentes en nuestras conversaciones. Iván lo maneja muchísimo y David y Aitor creo que también. Pasión, lo que te gusta, lo que sale de dentro, motivación intrínseca: todo ese gran potencial puede estar al servicio de generar ingresos en tu vida. Esta va a ser seguramente una de las canciones que escuches si vas a un curso sobre cómo montar tu empresa. Mira cuál es tu pasión y haz de ella un negocio.

En el blog de Francisco Alcaide he llegado hasta un artículo, Profesionalizar nuestra pasión, mientras leía otro: 10 rasgos del buen freelance. Y de ahí me ha venido la conexión con lo que nosotros proponemos en empresa abierta. Hay muchos matices que conviene tener en cuenta.

Lo digo porque me parece que hay que poner un poco de freno a esta carrera desmadrada hacia el éxito comercializando nuestras pasiones. No digo que no sea una opción la de trabajar con aquello que te apasione, pero deberíamos poner límites. Es evidente que las transacciones económicas muchas veces desvirtúan la esencia que anidaba en tu pasión.

Parece que hoy las cosas valen por lo que el mercado las estima. Pero el valor del dinero introduce elementos ajenos a la pasión. Lo que se hace “porque sí” es auténtico. Y la tentación de arrastrarlo hacia el terreno económico trastoca la forma en que lo encaramos. Conviene mantener la defensa bien alta: hay cosas que el dinero no las paga. Y no las debería poder pagar nunca.

Que tu empresa conecte con tu pasión es una de las opciones. Pero eso supone correr el riesgo de ¡comercializar tu vida! Si lo que encierras dentro de ti como tu verdadero motor vital acaba colocado dentro de un proyecto empresarial deberás aceptar que gran parte de ti pasa a la economía de mercado. Tú decides.

Hay que tener mucho cuidado y no caer en un economicismo acrítico al que incorporar lo más auténtico de lo que somos. Somos más que un homo economicus que se guía por la razón para conseguir riqueza y acumulación.

Una última cuestión. En esta línea, te recomiendo un libro que no te dejará indiferente: Bioeconomía y capitalismo cognitivo, de Andrea Fumagalli. Como quiera que está editado por Traficantes de Sueños, tienes la suerte de que te lo puedes descargar en PDF o comprártelo.

Share This Article

Related News

Compyte, herramienta para medir y mejorar la competitividad de las PYMEs
Smart cities que son ¿demasiado inteligentes?
Innovación mediante las abuelas

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(9) comentarios

  1. Ricardo_AMASTE
    18/01/2012 at 14:03

    Entre profesionalizar la pasión VS buscarse pasiones al margen de la profesión, por mucho que te apasione. Probablemente incluso sean cosas complementarias si no caemos en la autocomplacencia y el autoengaño.

    • Julen
      21/01/2012 at 06:42

      Ricardo, yo creo que es cuestión de mantener una postura crítica y atenta con el aluvión que nos llega de reconvertir lo que nos apasiona en motivo de transacción económica. Si no somos críticos con estas cosas, acabamos empobreciendo el valor de lo que es auténtico, ¿no te parece?

  2. Iván
    18/01/2012 at 20:24

    Buen post Julen. Creo que son temas complejos y que dan mucho juego , hay como siempre muchas interpretaciones. Lo primero que yo creo es que la pasión puede ser sin duda un medio para ganarte el pan, e incluso puede ser un algo a buscar a toda costa, dependiendo de ciertos condicionantes de la vida. Creo que muchos casos exitosos pueden venir de esa pasión, otros no, aunque nos los pongan siempre como ejemplos de Management ese, de que todos los triunfadores curraban en su pasión, imagino que como en todos sitios hay de todo.

    Puede ser importante el diferenciar las personas apasionadas, de la pasión (por algo de forma intensa, del gusto, del disfute mismo )o incluso mirar a las diferentes perspectivas de las pasiones.
    Por otro lado suele haber casi siempre unas conexiones muy fuertes entre pasión con algo que te guste sobremanera : aficiones o cosas parecidas. La mayor parte de los mortales queramos o no es evidente que NO CURRAN de lo que les apasiona. Llenan la despensa cada mes con medios que tienen ( o pueden, o les dejan) para conseguir dinero que normalmente les permiten desarrollar esa pasión, normalmente fuera del entorno laboral.
    Conozco a personas muy apasionadas y a otras con una pasión muy fuerte por algo o con pasiones por ciertas cosas, pero ¿ viven de ello? creo que son muy pocos.
    Conozco personas con pasión por sacar fotos, por viajar, por leer, por algunos deportes puntuales ¿ viven de ello?, generalmente no, aunque haberlos haylos :) . Van a currar de lo que les toca, de lo que pueden o de lo que les dejan, aunque con los entornos cercanos seguro que hay ejemplos que si lo hacen y que diariamente se despiertan diciendo, soy feliz por currar en lo que sea : cocineros por cocinar suelen poner ahora como ejemplo en todos los saraos. Tengo un amigo de Oviedo cocinero que estuvo incluso por Euskadi entre fogones de renombre, tras x tiempo un mes cualquiera se levantaba con que una cierta forma de ver la cocina le terminaba agobiando, y dejo la pasión por la cocina para su entorno vital , en casa.El amigo curra ahora de jefe de cocina con un horario + asequible para poder acoplarla a otras pasiones : jugar al basket y hacer deporte.
    Cambiando de tercio, de todos esos ejemplos que siempre se habla : Lego, Mozilla, y el ethical hacker tan de moda ¿ les llena la nevera todos los meses esa pasión? Imagino que algunos puede ser que sip, pero muchos o el mayor % es un nop, es algo que desarrollan fuera del horario de trabajo. Poniendo los ejemplos de esas que salen en los primeros puestos de best workplaces : los Apple y Google seguidos de los Danone, Nestle y los bancos ¿ la gente curra en su pasión? me cuesta pensarlo, he conocido a profesionales de diversas de esas empresas y su curro no es su pasión, es algo que les puede gustar, pero a muchos de ellos su trabajo y su pasión navegan en ligas diferentes: navegar, pescar, el ciclismo, la literatura, pinchar como DJ.....

    No me creo lo que muchos dicen para quedar bien, mi curro es mi sueño y mi pasión, pues si hacemos un par de sinceras preguntas llegaremos a conclusiones que lo que les apasiona no es su curro : es el cine, la música, andar en velero, viajar, escalar montañas o hacer surf o parapente, ¿ viven de su pasión? muchos no, seguro que algunos lo hacen, pero dudo que sean los + respresentativos.
    Obviamente algunos pueden vivir de su pasión, es algo que puede ser un hecho, y muchos se levantan diciendo, no veo mal aplicar parte de mi pasión a mi curro, pero ese no es el fondo, es un medio.
    Por otro lado pasión-felicidad y esas cosas son temas complejos y con muchas interpretaciones ¿ son o deben ser un estado constante? . Temas complejos sin duda, y con diferentes visiones e interpretaciones.
    A bote pronto si me preguntan por la pasión de un consultor artesano-profe-investigador que esto escribe pongo dos : la bici y la lectura, y creo que la segunda puede estar relacionada puntualmente con sabrers que repercuten en ciertos conocimientos y/o compromisos profesionales.
    Hay repito interpretaciones mil, pero probablemente la que + se disfruta es la que se haga sin ataduras profesionales, se hace por placer , por gusto, en libertad, por el mero disfrute de un algo que bien puede llamarse pasión,, o no..... ;)
    Y si a veces se curra con el dinero y con lo que paga las lentejas, pues bienvenido sea :)

    • Julen
      21/01/2012 at 06:48

      A lo mejor de todo lo que compartes, la última frase encierra buena parte de lo quería transmitir, Iván. Tú acabas diciendo "a veces". A mí lo que da respeto es que las pasiones acaben trasladadas a la estantería del dinero. Esta es una tendencia muy general: en los cursos de emprendizaje nos lo van a machacar: saca tu pasión y "úsala" para hacer negocio. Estupendo. Pero ¿y si todo se hace así? ¿Dónde queda hacer las cosas porque sí, sin esperar que ten dinero?

      Tengo sentimientos contrapuestos en todo esto. Tú también comentas que es complejo. De ahí los matices que conviene manejar, ¿no?

  3. Jon Saez
    20/01/2012 at 22:20

    Estaba leyendo "Socialholic" (el libro que han sacado los de Territorio Creativo) y había un párrafo que me ha gustado mucho. Es de Dave Winer, uno de los autores del manifiesto cueltrain, y dice así:

    "Ser amateur no es menos que ser profesional. Simplemente es otra manera de hacer las cosas. La raíz de la palabra amateur es amor. Alguien que hace algo por amor es un amateur. Alguien que hace las cosas para poder pagar facturas es un profesional. Los amateurs tienen más integridad que los profesionales. Si eres un amateur tienes menos conflictos de intereses y menos motivos para no decir la verdad que si tienes que conseguir pagar tus facturas y agradar a todo el mundo."

    Queda añadido algo más para la reflexión. A mí se me ocurren unas cuantas... ;)

    • Julen
      21/01/2012 at 06:51

      Bufff, Jon, ese párrafo que has seleccionado es de traca. Interpretable desde muchas perspectivas. "Los amateurs tienen más integridad que los profesionales" es algo que admite muchas matizaciones. Imagina a un amateur apasionado con una marca... que haberlos haylos. ¿A qué integridad se refieren? A que la marca -solo una sobre todas las demás- es el nuevo dios que da sentido a la vida. La religión queda muy cerca de la pasión desbocada... ¡por una marca!
      No creo que debamos ser más rotundos. Insisto: hace falta una mirada más crítica.

      • Jon Saez
        21/01/2012 at 14:11

        No, no, esta vez mis tiros no iban por ahí... Me refería al peligro de capitalizar tus pasiones, de prostituirlas. Luego puede venir eso de que somos "lead users", prescriptores de marca o lo que sea...

        Creo que no es lo mismo que nuestro trabajo nos apasione, a que nuestra pasión sea nuestro trabajo.

        Cuando decidimos vivir de nuestra pasión, la mayoría - y siempre hay excepciones que se me ocurren - pierden pureza. Eso de orientación al mercado supone que aunque hagas lo que te gusta, lo tienes que hacer como tu cliente quiere. Vale, hay grises, pero pierde pureza. Y creo que una verdadera pasión -o lo que entiendo por pasión- no tiene que perder pureza, hacer 100% lo que te pide el cuerpo. Sin conservantes ni colorantes.

        Y ya que me he puesto a hablar... me atrevería a decir que esos adictos a las marcas no son verdaderos apasionados. Son reclusos. Una cosa es que sólo use productos X y otra que duerma en la calle por ser el primero en tener un producto marca X. Y no toda la culpa es de las marcas... al contrario.

        Por cierto, no trago a esas organizaciones -mejor dicho, personas de esas organizaciones - que hacen creer a sus trabajo es su verdadera y única pasión es lo que ocurre dentro de esa empresa. Aunque eso ya es algo muy personal... ;)

        Bueno, con un café, te voy contando más cosas de cómo veo esto...

  4. Pingback: Cltura de effortjoyment | Consultoría artesana en red

  5. Pingback: Blogueo porque me encanta hacerlo, ¿y por qué trabajo? | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies