Thursday, Nov. 20, 2014

Profesionalizar la pasión… ¡o no!

Peligro IEste asunto de la pasión es de los recurrentes en nuestras conversaciones. Iván lo maneja muchísimo y David y Aitor creo que también. Pasión, lo que te gusta, lo que sale de dentro, motivación intrínseca: todo ese gran potencial puede estar al servicio de generar ingresos en tu vida. Esta va a ser seguramente una de las canciones que escuches si vas a un curso sobre cómo montar tu empresa. Mira cuál es tu pasión y haz de ella un negocio.

En el blog de Francisco Alcaide he llegado hasta un artículo, Profesionalizar nuestra pasión, mientras leía otro: 10 rasgos del buen freelance. Y de ahí me ha venido la conexión con lo que nosotros proponemos en empresa abierta. Hay muchos matices que conviene tener en cuenta.

Lo digo porque me parece que hay que poner un poco de freno a esta carrera desmadrada hacia el éxito comercializando nuestras pasiones. No digo que no sea una opción la de trabajar con aquello que te apasione, pero deberíamos poner límites. Es evidente que las transacciones económicas muchas veces desvirtúan la esencia que anidaba en tu pasión.

Parece que hoy las cosas valen por lo que el mercado las estima. Pero el valor del dinero introduce elementos ajenos a la pasión. Lo que se hace “porque sí” es auténtico. Y la tentación de arrastrarlo hacia el terreno económico trastoca la forma en que lo encaramos. Conviene mantener la defensa bien alta: hay cosas que el dinero no las paga. Y no las debería poder pagar nunca.

Que tu empresa conecte con tu pasión es una de las opciones. Pero eso supone correr el riesgo de ¡comercializar tu vida! Si lo que encierras dentro de ti como tu verdadero motor vital acaba colocado dentro de un proyecto empresarial deberás aceptar que gran parte de ti pasa a la economía de mercado. Tú decides.

Hay que tener mucho cuidado y no caer en un economicismo acrítico al que incorporar lo más auténtico de lo que somos. Somos más que un homo economicus que se guía por la razón para conseguir riqueza y acumulación.

Una última cuestión. En esta línea, te recomiendo un libro que no te dejará indiferente: Bioeconomía y capitalismo cognitivo, de Andrea Fumagalli. Como quiera que está editado por Traficantes de Sueños, tienes la suerte de que te lo puedes descargar en PDF o comprártelo.

Share This Article

Related News

50 libros alrededor de empresa abierta
Los 10 principios de Open Business
Influencers con newsletters y copyright es lo cool

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.