Tuesday, Jul. 29, 2014

El fracaso del (exceso de) software colaborativo

Me explico. Trabajo colaborativo, dos palabras que juntas parecen viajar de forma natural. Trabajar entre varias personas, cooperar. Nada nuevo bajo el sol. Lógico en un mundo en el que es complicado valorar la tarea individual si no se interactúa con semejantes para que el resultado de la actividad conjunta sea mayor que la suma de las partes. Hasta aquí la teoría. Pero luego hay que ponerse manos a la obra. Y surge la pregunta: ¿qué software utilizas? Vamos a echar un somero vistazo y sacáis conclusiones.

Primera cuestión: ¿dónde busco este tipo de software? Tranquilidad, tenemos la wikipedia. Ya, pero, ¿qué entrada de la wikipedia es la más adecuada? Lo que estamos buscando es software para que las personas puedan juntarse en grupos a trabajar y desarrollen lazos dentro de esos equipos pero también con el conjunto que emerge de toda interacción. Vamos, que lo queremos encontrar es software para dar soporte a una red, más o menos distribuida.

Y tras ese primer asunto de saber qué queremos, recibimos una estruendosa bienvenida a la ceremonia de la confusión. Allá vamos. Pudiera ser que te conviniera buscar una entrada denominada software colaborativo. Sí, podría ser lógico que este fuera nuestro centro de la diana. En esa entrada de la wikipedia en castellano, obtienes este  listado de herramientas. ¡¡¡Por suerte para ti solo son 22!!!

Pero hoy en día hablamos mucho de redes sociales. Quizá pudieras considerar la posibilidad de que el software que necesitas, bien en la nube o instalado en tu casita es el que tiene que ver con la construcción y mantenimiento de redes sociales. Pues eso, que puedes consultar la lista de sitios web de redes sociales. Lo siento, aquí está el asunto un poco más complicado, ¡¡¡dispones de casi las 200 alternativas!!! Paciencia, paciencia. Vamos con otra opción.

¿No has oído hablar de los sistemas de gestión de contenidos? Sí, mujer, me refiero a esas potentes herramientas para facilitarnos hacer casi de todo. Mucha gente creo que asocia rápidamente lo de “trabajo colaborativo” a un CMS. Para que te sea más sencilla la búsqueda de qué CMS puede convenirte, en la wikipedia están clasificados en bloques: Software as a service (SaaS), Proprietary software y Open source software. Otra vez, ya lo siento. No has tenido suerte, porque aquí la lista completa es de ¡¡¡160 opciones!!!

Vaya, vaya, decidir es complicado, ¿no? Espera, que aún hay más. A veces quizá te venga a la cabeza la idea de que lo que podrías necesitar es una solución de “gestión de proyectos”. Eso es, quizá esto te simplifique la búsqueda. Lo tuyo son proyectos, no cabe duda. Y necesitas un soporte para la gestión de proyectos. Pues nada, puedes consultar esta lista de opciones. ¡¡¡Solo son 144!!!

Este es el panorama: oferta y más oferta que conforma una locura colectiva donde nadie es capaz de ver el bosque. Hay árboles y más árboles. Suerte, a ver si encuentras en el que mejor sombra te dé. Ánimo y si fracasas no te preocupes, las investigaciones te explicarán de acuerdo con la paradoja de la elección, que tenía que ser así, que las probabilidades de que elijas mal son altas.

¿Para cuándo un poco trabajo colaborativo entre las mil y una plataformas de trabajo colaborativo?

Share This Article

Related News

The Start-up of You, tú eres tu producto, fin de trayecto
A la caza de tendencias alimentarias con The Food Mirror
Tú, yo y Facebook

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.