Tuesday, Nov. 13, 2018

¿Qué sentido tienen los tutoriales?

¿Qué sentido tienen los tutoriales?

Crosses as far as the eye can see, American Military Cemetery at Colleville-sur-Mer, Normandy, France¿Te acuerdas de ese estupendo tutorial que hiciste sobre deliciuos? ¿Recuerdas ese manual estupendo para trabajar en Facebook si eres una organización? Pues bien, no sirven ya. Se han quedado obsoletos. El tutorial lleva inscrita en su portada la fecha de su muerte. Y no digo que no sean necesarios, ni mucho menos. Pero, ¿cómo hacer un tutorial de algo que nunca se queda quieto y que vivirá aquejado de por vida de la enfermedad de la beta permanente?

Hay que repensar los tutoriales y encararlos más como una serie de pasos lógicos que calen bien en nuestra rutinas. Y hoy se hacen de esta forma pero que mañana puede que se realicen de otra manera. Lo que importa es descubrir la “lógica” de esa aplicación que vas a utilizar. Interesa fijarse menos en los cómos e insistir más en comprender los qués y las funcionalidades que aportan. Hay que ir a por el fondo y dejar a un lado la forma. Y, claro, esto choca con la impaciencia de los tiempos modernos, donde todo es para ayer.

La constante introducción de cambios en las versiones implica rediseño continuo de los tutoriales. No puede ser igual un tutorial destinado a un producto que se mantiene constante que otro que sabe que ese producto vive en cambio permanente.. Ahora bien, ¿merece la pena continuar con esa tendencia por seguir modificando la aplicación? Como la nube lo aguanta todo, allá vamos, cambio como estado permanente.

¿No merecería la pena que las aplicaciones tuvieran una versión básica, estable, rocosa y prácticamente inamovible? ¿Cuánto aportan los cambios permanentes? ¿Cuánto molestan y agobian? Porque la mejora técnica de un producto o servicio puede ser un concepto diferente desde el punto de vista de quien lo diseña y desde el punto de vista de quien lo usa. La percepción de mejora tiene unos límites razonables. Traspasada cierta raya cada vez es más difícil darse cuenta de que el cambio merece la pena. Otra cosa es que el sistema necesite del cambio constante para seguir alimentando a la bestia, que me temo es lo que sucede.

La modificación de los entornos de trabajo digitales se supone que debería conducirnos a mejorar nuestra eficiencia. Pero me temo que esa batalla está perdida. El progreso está dejando de serlo. Hemos llegado a una estación donde las leyes que conocimos como ejemplo del avance exponencial de la tecnología, como la de Moore, no nos aportan progreso. Insisto que distingo el progreso para quienes usamos unas aplicaciones del progreso para quienes diseñan y fabrican.

Dicho lo anterior, yo seguiré buscando tutoriales y agradeceré a quienes dedican su tiempo a elaborarlos. El más cercano en el tiempo que me viene a la cabeza es el manual de WordPress que ha publicado Francesc Balagué en Akoranga. Me viene de perlas. Pero tan importante como ese manual es asentar las actividades básicas a llevar a cabo con un blog. Y eso requiere no poner tanto acento en la manera en que llevarlo a cabo, mediante WordPress en este caso, sino en el sentido global de comprender por qué lo hacemos y qué nos aporta. Si la herramienta cambia y no hay una base adquirida, la persona que haya aprendido “el manual” se verá abocada a la frustración.

En realidad la lógica de un tutorial en los tiempos que corren es una wiki. Si el objeto de análisis cambia, que también lo haga el tutorial que lo describe y que este cambio sea sencillo de realizar y permita trazabilidad. Así que si hoy en día tuviera que hacer un tutorial, yo abriría una wiki. Pero, claro, como tantas otras veces fácil de decir y difícil de hacer por la perseverancia que implica. De todas formas, el cementerio está repleto de tutoriales que ya no sirven. Y eso sí, respeto por los muertos que mientras tuvieron vida, lo suyo aportaron.

Share This Article

Related News

El sentido del trabajo para las nuevas generaciones
Peatones contra ciclistas: la trampa
¿Chief Happiness Officer? Jodido, pero contento

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(6) comentarios

  1. mikel
    25/11/2011 at 09:10

    ...mira que me estás revolucionando los planteamientos...
    y si resulta que la competencia está incorporando nuevas funcionalidades constantemente, ¿quién es el valiente que se decide a tomar un camino distinto argumentando no marear al usuario final? Pero de acuerdo en que una vez más la mejor opción está en el equilibrio, ni demasiado lento ni demasiado rápido.
    seguimos

    • Julen
      26/11/2011 at 08:24

      Mikel, lo que digo es que la locura del cambio constante dinamita los tutoriales. Así que algo hay que inventar, ¿no? ;-)

  2. Mikel Ihidoi - @himikel
    25/11/2011 at 16:36

    Comparto la visión de un tutorial abierto y vivo :), donde se vaya actualizando en el tiempo y enriqueciendo con la contribución de distintos participantes. Además veo que cada vez tiene que tener una mayor interactuación (entre usuarios y contenidos), incluyendo en ella contenidos multimedia y nuevos formatos interactivos, que van a ir llegando gracias a las potencialidades del nuevo estándar abierto HTML5, como pueden ser los videos interactivos con información contextual, por ejemplo el proyecto "Popcorn": http://popcornjs.org/

    Como ejemplo de tutorial wiki me viene a la cabeza la wikihelp de la empresa Autodesk: http://wikihelp.autodesk.com/Inventor/esp/2012
    que está basada en la herramienta dekiwiki que utilizamos nosotrxs ;)
    buen finde, besarkadak!!

    • Julen
      26/11/2011 at 08:25

      Yo también creo que las wikis son buen soporte pero también necesitamos videotutoriales... o algo así, ¿no? Seguramente que es una técnica que hay desarrollar. Habilidades básicas para el mundo moderno, creo ;-)

  3. Pingback: Consultoría artesana en red » ¿Qué sentido tienen los tutoriales? | Formar lectores en un mundo visual | Scoop.it

  4. Ricardo_AMASTE
    30/11/2011 at 19:51

    Leyendo en lateral, me había parecido entender el título "¿Tienen los sentidos tutoriales?" Yo ya me había hecho mi propia película, porque es un tema que últimamente ocupa mucho espacio en mi cerebro. Estamos racionalizando algunos de nuestros procesos, dejando cada vez más rastro de nuestra actividad, generando tutoriales para fomentar el open source... Y aunque todo eso es positivo, a veces siento que me acartona, que me quita "naturalidad" y expontaneidad. Así que como siempre, quizá se trate de buscar el equilibrio. Las herramientas que sugiere @himikel son una buena propuesta.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies