Thursday, Sep. 21, 2017

La empresa abierta en una imagen

Escrito por:

|

05/05/2011


Categorías:

Etiquetas:

Repasando la manera en que presentamos nuestra interpretación de la empresa abierta, he introducido algunos matices en la imagen que utilizamos. La adjunto en este artículo con una breve explicación. Espero que sirva para entender lo básico de nuestro enfoque.

Empresa Abierta

Los cambios que acontecen en la sociedad evidencian que estamos ante un mundo complejo y paradójico. No caben interpretaciones lineales. Tenemos que flexibilizar la forma en que entendemos lo que sucede y estar preparadas para comprender que lo imposible también es posible. En gran medida, es cuestión de tiempo y de oportunidad de mercado.

En este mundo paradójico no cabe sino admitir que surgen muy diferentes maneras de adaptarse al medio y de ser competitivo. No hay una mejor manera; existen múltiples alternativas.

Como decíamos, han acontecido y siguen sucediendo una serie de cambios acelerados en nuestra sociedad contemporánea. Se puede hablar de evolución y también de revolución. Sea como fuera son cambios que modifican en gran medida las reglas del juego que conocimos para generar competitividad en las empresas. Estos cambios implican una economía que se abre. La complejidad amplia las posibilidades y genera un escenario de economía abierta. La biodiversidad de formas organizativas evidencia esta nueva economía.

Claro que la economía abierta no está compuesta de “empresas” en su sentido estricto. Las empresas, con sus diferentes formas jurídicas, son solo una expresión de esa economía. ¿Empresa? No solo, aunque también.

Y este nuevo tipo de economía necesita, por supuesto, un concepto diferente de la gobernanza. No pueden gestionarse como las organizaciones del pasado. Porque, además, tienen que entender una nueva relación con las personas quienes, con su conocimiento, generan competitividad para las empresas. La economía del conocimiento necesita otra idea del management y otra idea de la persona.

Y en la sociedad actual la web social facilita que la economía abierta se haga realidad. Una web social que se concibe no ya como una tecnología (que también) sino como una característica de nuestro estilo de vida, como un elemento cultural de profundas implicaciones para el ser humano.

Share This Article

Related News

Nike a través de Amazon: ¿todo acabará así?
Cuando todo es industria 4.0
El yo-niño solo quiere jugar a los datos

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(6) comentarios

  1. guiller
    05/05/2011 at 06:18

    Muchas gracias Julen, el esfuerzo de síntesis me parece excelente. Un buen mapa para este nuevo territorio.

    Dentro de las paradojas, el nuevo equilibrio entre lo que poseemos y lo que compartimos que trae el conocimiento (no se pierde cuando se comparte), me parece una de las claves para las que tenemos la cabeza menos preparada.

    Necesitamos personas abiertas, y voy descubriendo que es una parte no pequeña de este pastel...

    • Julen
      07/05/2011 at 05:04

      Guiller, nosotros seguimos empeñados en disfrutar con la apertura. Es una opción que nos hace pasarlo bien. ¿Paradojas? Que levante la mano quien no convive con ellas. Las aceptamos, son parte del juego. Pero también es cierto que los territorios abiertos nos conducen a maneras alternativas de entender cómo gestionar nuestras organizaciones. Gracias por seguir leyendo este humilde blogsito.

  2. Josi Sierra
    05/05/2011 at 10:26

    Muy bueno Julen:
    l esfuerzo y el producto ;-)
    La empresa en la que esta embarcado, ademas de abierta y (r)evolucionaria co-opera y co-labora con la de otra mucha gente, que agradece(mos) tu artesanal-y-dad
    Mil gracias por la aportacion abierta!
    J

    • Julen
      07/05/2011 at 05:04

      De nada, Josi. A ver cuándo me saco un poco de tiempo para co-nocitear algo más ;-)

  3. Yuri
    05/05/2011 at 22:21

    Hola, Julen.

    No podía dejar un comentario en este post como es lógico.
    Lo único que quiero compartir a parte de los aprendizajes, las reflexiones y las conclusiones sobre la Empresa o Economía abierta (eso ya lo hice en 18F :) ) es que hay una buena noticia.

    Cuando empiezas a "abrir" de verdad (no solo teoría sino acciones concretas) ya no hay marcha atrás. Lo estoy viendo en mi organización.
    Parece una tontería, pero para los que estamos impulsando es un consuelo.
    Una vez que hemos desencadenado, esto va muy pero muy lento... pero va. Eso no es poco ¿no?

    Un abrazo.
    Y

    • Julen
      07/05/2011 at 05:07

      Yuri, aunque "no haya marcha atrás" sí creo que podemos manejar diferentes velocidades. En los matices van las claves para avanzar. Quizá debamos ser más cautos y no tratar de ir a acelerones. El truco está en manejar las marchas con precaución. ¿Adelante? Por supuesto. Eso no lo dudo ;-)

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies