Tuesday, Nov. 13, 2018

La edad y la reputación

Escrito por:

|

06/04/2011


Categorías:

Etiquetas: , ,

Julen Iturbe-OrmaetxeTengo 46 años. Soy “el señor mayor”. Supongo que tiene su parte buena y su parte no tan buena. Aitor Bediaga es más joven que yo. David Sánchez Bote también. Naiara Pérez de Villarreal también. Pero no queda el asunto ahí. Odilas también es más joven. No digamos Jon Sáez. Insultante juventud. Y si me voy a la vía TrendTrotters, ¿qué decir? Iván y Asier. Ya, claro, también más jóvenes. Como Lander Beloki, el decano de Enpresagintza o el director de MIK, Aitor Urzelai.

¿Y mientras? El mercado conservador en que vivimos premia mi edad. Lo que yo puedo hacer, otras personas no. Soy un señor mayor que vive de que se le vea como señor mayor. ¿Me lo cultivo? No sé, las crisis llegan un día por la mañana y entonces a lo mejor tus 46 años o los que sean no te gustan tanto. Mientras tanto, increíble pero cierto, ser mayor abre puertas.

Hay una razón a la que a veces recurro: sí, yo conocí un mundo sin Internet, sin apenas ordenadores. Claro, yo puedo decir que estudié una carrera en la que el trabajo final, sobre motivación, lo presenté “a máquina”. A máquina de escribir, por supuesto. Ni un triste ordenador. Claro, era 1988. Y el mundo de las organizaciones, de sus consejos de dirección y de gente con poder, hoy a lo mejor está más cerca de mis 46 años. Es gente que también estudió sin Internet. Ah, claro, ¿pero eso explica la ventaja competitiva de ser un señor mayor? Complicado mundo.

Supongo que hay química y empatía. Esta es la versión de la botella medio llena. Medio vacía, en cambio, habla de la falta de confianza en la gente que llega. Porque esta gente joven no es como la que gobierna (o cree que gobierna) las organizaciones. No, son diferentes, no entienden la concentración y el esfuerzo. Llegan en formato multitarea, es gente dispersa. Qué será de nuestras empresas. Lamento colectivo. El mundo se derrumba.

Así que esta edad que tengo debe ser la mejor opción posible para mí. Bonita estupidez esta de pensar que podría tener otra edad. Sólo hay una posibilidad. Las cuestas se suben más despacio, aunque sean más largas. La prisa no tiene sentido porque me conviene dejar de acelerar el tiempo.

Os dejo, que tengo trabajo de señor mayor. Hoy, mañana y pasado. Intercalado con momentos de rebeldía contra mí mismo. Que no sirven de mucho pero mantienen alerta el espíritu. Suerte.

Share This Article

Related News

Antropología ciclista: érase una vez Alejandro Valverde
El poder es así: plagios y oscuridad en tiempos de supuesta transparencia
Kinsey Millhone DEP

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(18) comentarios

  1. aurzelai
    06/04/2011 at 08:10

    Para hacer frente a mi "excesiva" juventud en ciertos foros, siempre he pensado que el tener canas podía ser una ventaja. Así que no me pienso teñir ;-)

  2. David Sanchez Bote
    06/04/2011 at 08:20

    Es cierto Aitor Lander y tu peináis canas...será esa la clave? :)

  3. pere losantos
    06/04/2011 at 08:50

    Pasara (disculpad los acentos) lo mismo con las empresas? Jovenes, pequenyas, abiertas, pobres e impetuosas contra senior, grandes, cautas, con musculo financiero y recelosas?

  4. Aitor Bediaga
    06/04/2011 at 09:15

    Pus yo me pienso teñir unas canas a ver si eso sirve para algo... :-P

  5. Juanjo Brizuela
    06/04/2011 at 10:39

    zooooriiiooonaaak zuuuuriiiii!!
    Acabo de vivir una situación en la que por la condición de "otro-señor-mayor" se ha valorado un trabajo precisamente por eso, por el "señor-mayor" y no por el "valor aportado"…
    así que me revelo definitivamente a la edad… alguien me comentó una vez que no se cumplen años sino que se acumula sabiduría… pues de verdad, prefiero la mente inocente de los pequeños… me da más vidilla.

  6. Aitor San Sebastián
    06/04/2011 at 11:01

    El tema de la edad es un arma de doble filo.

    En algunos sectores y ocupaciones se considera garantía de experiencia, y es por tanto una ventaja competitiva.

    Pero para otros puestos, sin embargo, ocurre lo contrario. Se presupone que a partir de cierta edad tu rendimiento y tu capacidad de aprendizaje ya no son las mismas. Y la edad, entonces, se convierte en un lastre y un obstáculo que puede dejarte fuera del mercado laboral.

    En cualquier caso, viendo la foto, son 46 años muy bien llevados ;-)

  7. Naiarapzv
    06/04/2011 at 13:36

    Julen, te recuerdo que el "envejecimiento" es un estado mental!! FOREVER YOUNG ;-D

  8. Mikel Ihidoi Olaitzola - @himikel
    06/04/2011 at 15:42

    Hay una cosa que no la puede cambiar el paso de los años, tu sonrisa ;)

    Comparto con @AitorSS de que es de "doble filo", que afecta de maneras distintas en función a nuestra posición en la pirámide del poder (capital, privilegios, condición social, etc.), pero creo que a los que no hemos llegado aún a estas edades discriminatorias (está claro que tú tampoco @Julen), no queremos el modelo actual ni para nosotr@s ni para venideros, tenemos una oportunidad ética de buscar nuevas organizaciones donde la metritocracia no se base en la acumulación material o posicional, se base más bien en la participación y el re/conocimiento, de modo que las personas mayores no pierdan su representatividad, y se consiga de una manera legítima y equilibrada. En este cambio (en el que me siento implicado), las labores "puente" como las que comentas en el post, son muy necesarias, y de agradecer :)

    Pero como bien dice @Naiara, lo joven/viejo es más un estado mental que corporal, una actitud ;)

  9. Iván
    06/04/2011 at 16:30

    Gran post

    Generalmente creo que nuestra sociedad y empresas ( por aquí al Sur de Islandia) ven la juventud como falta de experiencia y falta de madurez en muchas cosas. Incluso aunque PUEDE SER VERDAD, ¿ es siempre malo eso? creo que no. Tenemos que pensar hasta hace poco a alguien de corbata se le miraba ( o miraban ellos) por encima del hombro a gente que va en camiseta. Son cambios que se producen, a mi me resultaría raro escuchar a un emprendedor de start ups de internet hablando en corbata y con traje gris

    Tiene obviamente su parte social y antropológica, y en parte algo de razón que la sociedad vea todo esto así.Se reunen los grandes empresarios con el presi y resultan clones (corbata gris de traje y de más de 55-60 años) . Pero es que claro si van los 30 empresarios de internet puede que nadie lleve corbata y tengan menos de 40. Dependen de los lados que vEamos

    La mayor parte de las empresas que conozco y por las que he pasado se valora un modelo tradicional y conservador en las formas de hacer, experiencia, trabajo duro, fichar, rendimientos medibles en horas y un largo etc de pautas heredadas de la sociedad industrial. Pero es que coño el mundo ha cambiado drasticamente !!!

    Una de las cosas que más valoro de ti Julen, es la capacidad de apostar y creer en la gente joven, es algo que no abunda y que se valora.

    No obstante creo que no depende de la edad hay gente carca con 20 años, y gente tremendamente juvenil con 60, creo que la ACTITUD es la clave

    Un saludo y gracias por tu apoyo, y Olé a esos buenos 46 pater :)

  10. Alfonso Hermida
    06/04/2011 at 16:46

    Los que ya tenemos esta edad insistimos en eso que ya se ha mencionado por aquí: Se acumula sabiduría y lo importante es la actitud.
    Es una forma de verlo desde dentro porque, desde fuera, la "cosa" no es así de "benévola" ...
    Tengo 45 años recién cumpliditos y, por primera vez en mi trayectoria profesional, estoy en situación de desempleo desde hace 9 meses. Y resulta que en todas las entrevistas en las que he tenido la fortuna de intervenir me han dicho aquello de "tienes demasiado curriculum".
    Pues va a ser verdad eso de que se acumula sabiduría, pero claro, si te pasas trabajando 21 años, lo lógico es que la acumules, ¿no?
    En fin, que sí pero que no. Que me interesa la gente experimentada pero no con tanta experiencia. No deja de ser curiosa la incoherencia, ¿no?

  11. Raúl Tabarés
    06/04/2011 at 17:00

    Jo, genial el post Julen :-D

    Muy ilustrativo del panorama organizacional con el que nos encontramos día a día. Hace poco escuchaba una frase que me hizo pensar bastante; "Yo no tengo 50 años de experiencia. Tengo uno, repetido 49 veces".

    Muchas veces ocurre esto, pero la verdad es que en el mundillo en el que nos solemos mover, la edad (en la mayoría de las ocasiones) es una ventaja competitiva para miles de profesionales.

    Que le vamos a hacer, también hay perjuicios en esto...

  12. Josu O.
    06/04/2011 at 19:52

    Estoy con Naiara. La edad es mas unestado mental aunque el físico comience a enviar señales de alarma.

    En ese sentido creo que quienes trabajamos con personas jóvenes tenemos una ventaja increible.

  13. MARIA
    06/04/2011 at 22:14

    ¡Y a todo esto por no sumarle el tema del género!
    Que si "el mercado conservador en que vivimos premia mi edad" (la edad de julen, se entiende), ni qué decir del hecho de que seas hombre.
    OK, hemos avanzado mucho, hay empresas que valoran la juventud sea del sexo que sea (incluso alguna que no se dedique a la moda ;-) ), las diferencias son cada vez menores... pero ¿cuantos creéis que la confianza que puede generar Julen por sus canas puede lograrla una rubia de 24, 27 ó 33 años? Ummmm.... (des)confianza en "lo que viene", porque aún no está, claro

  14. Jon Saez
    06/04/2011 at 23:36

    Qué te voy a contar yo, Julen... a veces resulta frustrante, sobre todo porque no tienes experiencias y vivencias. Pero también tiene su parte divertida. Esa mejor te la cuento tomando un café en el bar de Miguel :-)

  15. Jon Saez
    06/04/2011 at 23:37

    Perdón, porque la gente piensa que no tienes experiencias y vivencias

  16. Asier
    07/04/2011 at 11:44

    Ayer por poco me pongo las canas como el señor bediaga..... la cana es una ventaja competitiva ...

  17. Amalio A. Rey
    07/04/2011 at 13:42

    Bonito tema, Julen. Gruesa carga de nostalgia. A mí me preocupa más la situación contraria: cuando a un "señor mayor" se le margina o subestima por eso. Me jode un montón porque un joven todavía tiene posibilidades de mejorar. Pero que se presuponga una actitud o aptitud por la edad, me jode un montón
    Saludos :-)

  18. Nacho Muñoz
    07/04/2011 at 17:45

    Dejadme hueco en la peluquería :-)

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies