Saturday, Nov. 17, 2018

Sobre cómo decirte que no, que no lo voy a hacer

Escrito por:

|

26/02/2011


Categorías:

Etiquetas:

Say NO to the coldAyer tuvo lugar el decimotercer taller de Aprendices. Lorena nos había propuesto organizarlo para hablar de asertividad y como aquí, quien la propone se la come, dicho y hecho. Tuvimos la suerte de poder disfrutar de los locales de Eutokia y escuchar además en qué consiste este proyecto de la mano de Ziortza Etxabe, su coordinadora. Para no dejar que las notas se enfríen, comparto reflexiones.

  • Creo que cada cual tiene que buscar su equilibrio inestable: decir que no va a acompañado de decir que sí. Uno y otro comportamiento se mueven a lo largo del tiempo. Nunca vamos a disponer de la receta mágica que nos coloque en el justo perfecto. Supongo que ser humano supone cagarla de vez en cuando, andar agobiado a ratos y disfrutar de otros. Importa que el conjunto sea satisfactorio, que el balance se incline del lado positivo. Pero para disfrutar de lo bueno casi siempre hace falta saber qué es lo malo.
  • Una cosa es decir lo que uno piensa (sí o no) y otra organizarse para hacer aquello a lo que ya has dicho que sí. No deberíamos confundirlo: lo primero se trabaja con asertividad, lo segundo con cosas como GTD… de lo que quizá hagamos un taller más adelante si Josu Orbe nos lo mueve, claro 😉
  • Probablemente la mayor parte de quienes somos (hiper)activos en la web social estemos acelerando el tiempo y no seamos buen ejemplo de personas asertivas. Aceptamos demasiadas cosas y nos volcamos en una multitarea que se obsesiona por rellenar cada hueco de tiempo libre que tenemos. “Dejar pasar el tiempo” es algo que a lo mejor hacen otras civilizaciones, decía Dani, o quizá las generaciones que nos precedieron, apuntaba Noemí.
  • Practicar la asertividad es un ejercicio con innumerables pequeños detalles que pueden ayudar, algo que apuntaba Alorza. Por ejemplo, apagar el móvil (bueno, en el caso de Txurdi, “los móviles”) o alguno de los artefactos digitales con que cacharreamos, como parecía el caso de Josu Garro. Buscar ese hueco en el que nos sentimos cómodas/os con no hacer nada, que comentaba antes, pasa en buena parte por cerrar la puerta digital. Y no necesariamente porque te hayan tenido que operar de un ojo, como era el caso de Ugutz 😉 Sí, también nos podemos sentar en el sofá y no encender ningún artefacto digitial.
  • Creo también que cuando estamos aprendiendo a decir lo que pensamos, es importante explicitar el proceso. Me explico. Los demás deben saber que quiero ser asertivo. Cuando me llega una tarea que creo que no debo hacer, quizá es buena solución reformularla para devolverla a los oídos de quien nos la propone a fin de que caiga en la cuenta de que no es lógico que la acepte. Si al mismo tiempo, digo aquello de que “es que estoy aprendiendo a ser asertivo” a lo mejor la persona que está enfrente comprende mejor por qué le estamos diciendo que no.
  • Muy jugosa resultó la sesión en cuanto a palabros y expresiones divertidas: “no es lo mismo ser sincero que sincericida”, “siempre hay que volar por debajo del radar”, “… y en esto le dijo un sincericida a un procastinador…”, “en la informática no está reconocido el oficio de fontanero”…
  • Es importante trabajar los límites y hacerlos evidentes: una reunión se realiza de una hora a otra, una jornada laboral termina a una hora, un trabajo implica unas responsabilidades y no otras. Todo esto no porque de forma inflexible se aplique como dogma único de fe; pero sí que es importante utilizar esos límites para evitar que seamos un coladero de nuevas tareas. También, por supuesto, es un asunto de autoconocimiento, autoestima y no de egoísmo, como quedó claro en el taller. No, no es esta la palabra: cuando somos asertivos no somos egoístas.
  • Buena parte de tácticas asertivas pueden desarrollarse mediante herramientas digitales. El correo electrónico merece un capítulo especial porque es una forma de comunicar que nos permite apartarnos del “calentón” que a veces acompaña a la conversación directa y que de vez en cuando nos conduce a comprometernos a lo que no queríamos. Enfriar conductas con correo electrónico y enviar el correo con copia a quien debe estar enterada/o y hacerlo con el tono adecuado siempre ayuda.

Bueno, espero que más gente se anime a compartir su reflexión sobre este taller diferente que hicimos ayer en Eutokia. Lástima que Moli no pudiera acercarse por una equivocación respecto al lugar y sus posteriores susedidos. Que disfrutéis del fin de semana. Como siempre, más información sobre el taller en la wiki de Aprendices.

Share This Article

Related News

¿Y si la innovación de verdad no tiene que ver con las empresas?
Ponencia sobre turismo líquido
El sentido del trabajo para las nuevas generaciones

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(8) comentarios

  1. davidrjordan
    26/02/2011 at 06:48

    Sin duda tengo que aprender a decir más NO. Utilizar GTD para gestionar los SÍes no me está siendo suficiente... Que soy muy acaparador me decía un buen amigo ayer.... ¡uuhhhmm!! ¿y si tuviera razón? Si todas las luces se están encendiendo, algo querrán decir... pues eso, que efectivamente sí que hay que aprender a decir que NO.
    Qué envidia me dáis la piña que formais por esa parte del Sur de Islandia... A ver si alguna vez se fragua un Aprendices sureño a esta parte del Sur del Sur de Islandia ;)

    • Julen
      02/03/2011 at 07:05

      @davidrjordan, pues vente un día para acá; serás bienvenido, no te quepa duda ;-)

  2. josi
    26/02/2011 at 10:16

    Ha sido una autentica gozada ver que la gente compartía sentimientos, miedos y dudas, que hablabamos de tareas pendientes y de organizarnos el trabajo para conseguir lo que queremos, sin dejar de ser lo que somos ;-)
    Y lo mejor es oir decir a un procastinador dirigiendose a una sincericida, que pida consejo a los amigos, pero tambien a quien no es amig@.
    Y que una donante de sangre anónima afirme que los emails los carga el diablo, mientras un artesano explica que los emails los manda google, pero que durante breves instantes se puede des-f-acer el envio
    Cuanto hemos aprendido los unos de las otras... mientras disfrutabamos comunicandonos, sin twits ni todo-lo-grabo-s ;-)
    J

  3. Iñaki Ortiz
    26/02/2011 at 10:17

    Julen, como siempre, dando ejemplo con el primer post sobre el taller de ayer. Claro que, con los horarios que gasta, cualquiera se le adelanta. Salvo que llevemos a la práctica aquello de que "para uno que madruga hay otro que no duerme".

    A mi me resultó un poco reduccionista el enfoque de la asertividad, que se centró casi exclusivamente en decir que NO a algo que te piden. Aunque no sé nada sobre el tema, supongo que la asertividad también tiene que ver con defender la postura propia con respecto a cualquier tema y en cualquier circunstancia. Tendré que seguir el ejemplo y escribir un post (el primero del año en Administraciones en red), a ver si soy capaz de explicar mejor mi percepción de este taller de Aprendices sobre asertividad.

    Ah! Y sería estupendo que pudiera venir David Jordan al taller de GTD, porque me consta que es un auténtico experto en la materia. David, ¿qué tal unos días de vacaciones por esta parte del Sur de Islandia coincidiendo con las fechas del taller? Seguro que se podrían adaptar las fechas para que te encajaran.

  4. Fernando Melo
    26/02/2011 at 17:59

    Soy seguidor de los post. Que lástima, soy de Tenerife y no puedo acudir a los Talleres, ustedes son gente con mucha! mucha! suerte.

    Mi felicitación a la Consultora Artesana, a Julen y a los participantes por transmitir estos conocimientos ahora accesibles para mi.

    Un abrazo a tod@s

  5. Pingback: Algunas notas sobre asertividad | Josu Orbe

  6. Pingback: Ciclos de trabajo, ciclos de ocio | Consultoría artesana en red

  7. Pingback: Deja cosas sin hacer, no pasa nada | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies