Sunday, Jul. 21, 2019

Sin papeles en el Telémaco

En 1950 parte desde Valle Gran Rey, en La Gomera, un buque fantasma. La ilusión colocada en el otro lado del océano. La desesperación a este lado. Seres humanos, cada cual con un motivo, cada cual con una ilusión. El Telémaco parte para Venezuela. El hijo de Ulises emprende el viaje de su vida.

La maldición de Sísifo se recreaba en 171 sin papeles, muchos huyendo de su suerte y del franquismo. No había piedra que empujar a lo alto de ninguna montaña, sino un destino que alcanzar. Temporales como pequeñas dificultades en la mar, porque las peores tormentas, cómo no, llegaban desde la desesperación.

Ahora en 2010, esos destinos cambian, como lo hacen sus orígenes. Pero el viaje parece repetirse. El viaje hacia una ilusión que nunca se alcanza pero que se repite sin fin. Sísifo promovió la navegación, pero dicen que con malas artes. Su castigo por permanecer vivo por los tiempos de los tiempos fue subir la piedra en un bucle sin fin. Antes de llegar arriba, a Venezuela, la piedra vuelve al origen.

Aquello fue hace mucho tiempo. Ahora el recuerdo queda por aquí y por allá. En alguna conversación de los mayores, en algún recuerdo repartido en algún libro. El barco se encontró temporales  y deja para la historia pinceladas de imaginación. Y de realidad, también de realidad. Conexiones gomeras con los amigos de la península. Me acordé otra vez de los sin papeles.

Share This Article

Related News

Estupidez colectiva: mierda por arrobas
El Hierro visto a través de “Hierro”, la serie
Menos mal que Felipe VI es caballero de la Orden Jarretera

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(3) comentarios

  1. telemaco
    07/12/2010 at 15:04

    Las personas son etiquetar siempre han resultado incomodas.
    Sabemos como manejar etiquetas y como comportarnos ante las mismas, pero ¿como comportarse ante personas sin papeles y sin etiquetar?... ¡quita, quita!, demasiada incertidumbre, demasiada complejidad, demasiado trabajo.

  2. aNTONIO
    07/12/2010 at 19:15

    Mejor inutilizar la poesía, llenarla de sandeces o trivializarla que asesinarla, mejor forzar un suicidio que una mártir, dejemos que beba Champaña, gane trofeos e inaugure fiestas. Asi le convencía el usurero al obispo en la Torre Real.

    (De "Otro decir por decir", 2010)
    Victor Gómez Ferrer

  3. Julen
    08/12/2010 at 07:58

    @telémaco, "sin papeles" parece una moderna declaración de "sin derechos", ¿no?

    @aNTONIO, difícil inutilizar la poesía, porque se dispersa en mil frentes; no sólo en el papel tiene cabida ;-)

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies