Tuesday, Jul. 16, 2019

Más Internet cuanto más pequeño

En la intimidadAcabo de leer el artículo de Joseba Kamio donde reflexiona sobre los medios de comunicación de masas e Internet. Y en él descubro un párrafo que voy a dejar recortado y enmarcado en un cuadro para leerlo con cierta asiduidad:

Al fín y al cabo, necesitamos reconocer, de una vez por todas, que internet es un espacio de comunicación para nichos, y eso es precisamente lo que lo separa de los medios de masas tradicionales. Para algunos esto es frustrante, porque se aproximan a los medios sociales con una visión exclusiva de broadcasting, y, así, llaman a la gente a movilizaciones masivas que chocan con la realidad constantemente. Los medios sociales cumplen una función de broadcasting evidente, aunque esté a años luz de los media tradicionales, pero donde sí ofrecen oportunidades reales de trabajo a años luz de los media tradicionales es en el terreno del networking, del uno a uno.

Por fin, alguien que dibuja una línea -móvil, de acuerdo- entre unos medios y otros. Creo que Javier Vizcaíno también debe pensar así y que Boquitas Pintadas, por ejemplo, es un gran ejemplo de “nicho”. Y ahí, en esos espacios alejados de la multitud efervescente es donde Internet tiene su gran terreno de juego. Porque en realidad es una multitud de terrenos de juego donde es más fácil que las conexiones se transformen en lazos fuertes. Sin olvidar que también de lazos débiles viven las personas. Pero cada cosa en su sitio.

Las pequeñas dosis son espacios donde la gente interactúa a través de Internet… y de lo que haga falta. No es sólo una cuestión de experimentar un nuevo medio de comunicación, sino la simple y llana necesidad de hacer cosas juntos. Y cuando la geografía separa, Internet viene al rescate. Gran invento; no tanto para las macrodimensiones (que conducen a la hipertrofia, que diría Lipovetsky) sino para los espacios íntimos. Sí, hace mucho tiempo que dije que yo, al menos, me quedo al final de la larga cola.

En esta multitud de pequeños espacios es donde somos humanos con todo nuestro potencial. La gente tiene cara, tiene nombre, sonríe y llora. Pero hay que reconocer que hoy en día Dunbar casi no soporta ya tanta presión. Las redes sociales en Internet han reventado su número mágico. Más amigos, más amigos, más contactos, más y más. Cantidad. Consume más, aunque no sea mejor.

Qué bien haber encontrado el artículo de Joseba. Estupendo que gente que trabaja en comunicación comparta estas reflexiones. Es lo mismo que le escuché a Boquitas Pintadas en su minicharla como bloguera influyente en la última edición de Getxo Blogs: Sálvame sí que te da cuota, no te engañes. Otra cosa es que quieras ser tan influyente como para salir en ese programa y aceptar sus reglas del juego. Y sí, cada cual bloguea para lo que quiere. Diversidad ante todo. Pero los grandes números siguen deslumbrando: fama y poder van de la mano. Es una posibilidad, pero no es la que me gusta. Aunque sobre esto, para gustos los colores. No seré yo quien te diga lo que has de hacer. Que tengas buen día.

Share This Article

Related News

Vehículos autónomos y dilemas morales
Las dosis justas de orden y desorden
Comunidad, revisamos el concepto de la mano de Zygmunt Bauman

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(7) comentarios

  1. Amalio A. Rey
    10/12/2010 at 08:24

    Totalmente de acuerdo, Julen. En los nichos y el networking cercano está la gran diferencia, y es allí donde el Social Media despliega todo su potencial humano.

  2. Fernando Goñi
    10/12/2010 at 09:12

    Que cierto Julen.La puerta que se abre para los pequeñitos es una oportinidad muy buena.Esperemos saber aprovecharla...

  3. Joseba
    10/12/2010 at 11:14

    Gracias por la referencia Julen. Lo cierto es que a menudo manejamos una aproximación de tipo ideológico hacia todo esto de Internet y el 2.0., y le atribuimos funciones todopoderosas, básicamente porque no lo entendemos y por aquello de la "ilusión del absoluto comienzo". Pura magia simpática. Lo mismo hemos hecho y seguimos haciendo con la TV y sus efectos, a base de visiones de visiones hipodérmicas. Las redes sociales, sobre todo la gran red, que es el email, funcionan con otra lógica. Por eso, además de aproximaciones ideológicas. Debemos manejar tambien una aproximación de tipo estratégico, a veces basada en intereses y a veces basada en necesidades. Un saludo.

  4. Mikel Iridoi "himikel"
    10/12/2010 at 15:45

    kaixo!! yo sigo buscando mi espacio de coworking, allí donde pueda cooperar con otros compañeros de viaje en distintos proyectos, lo busco experimentando con la intención de que esa practica me vaya enseñando. De momento de donde más estoy aprendiendo es de los diferentes encuentros de networking donde me desvirtualizo, de ahí conluyo que las redes sociales no son nada si no se llega a compartir emociones, a compartir vivencias ;)
    Creo que los espacios de colaboración, tienen que ser espacios agradables, agradecidos, donde cada uno pueda hallar su reconocimiento e hilar relaciones de confianza :)
    yo me siento muy a gusto por este pequeño barrio ;)

  5. Juanjo Brizuela
    10/12/2010 at 18:15

    Estamos ante un mundo de oportunidades, pero no sólo por las que aparecen sino en especial por encontrar esos huecos de interés común con otra gente "como tú", con su sonrisas, miedos, ideas, etc. Efectivamente, Internet es un mundo. Pero es tu mundo. Y en ese TU mundo encuentras grandes dosis de realidad, de intuiciones pero sobre todo de personas.

  6. Nacho Gallego
    10/12/2010 at 20:09

    Julen, me llega mucho tu artículo y lo comentado por Joseba. Lo local, lo pequeño, lo que tiene que ver con lo que hacemos cada día en lo presencial, ... los amigos, el amor, ... esto es lo que tiene más sentido y mucho espacio en internet.
    A veces me muevo por lo grande, jugando con los vídeos de TV, pero lo que de verdad me gusta ahora es este dialogo local en mi Palencia y en mi Campoo.
    Tu y los "Aprendices" lleváis años diciendolo y practicandolo, y reconozco que en aquel entonces no acababa de entender profundamente esto de hacer red local ... dialogar ... los beer&blogs, ...
    Empiezo a sentirlo ... y me encanta. Gracias Julen por tu inspiración. De corazón a corazón.

  7. Alberto Bokos
    10/12/2010 at 20:20

    Interesantes discursos, pero, con permiso: "comunidades", "tribu", ¿no estaremos comunicando en la escalera de vecinos, entre iguales, y, quizá, demasiado idénticos? Comparto que en estos momentos el éxito de las redes sociales se percibe más claramente en el entorno inmediato (por sectores, nichos, ideológico, fans...), porque el retorno, el reconocimiento, que es muy gratificante, se produce de manera inmediata. El receptor inter-actúa, como sucede, o puede suceder, en el teatro, o en un concierto. Hay aplausos/abucheos (comentarios), hay audiencia medible (asistentes). Puedes ir al back-stage y conocer a los artistas (eventos, beer&blogs...).
    Pero da la impresión de un poso compartido que asume que las redes sociales no funcionan para el largo alcance, o que su impacto (el auténtico) es limitado? Dicho lo cual, ¿no hay curva de despegue? ¿el asunto está en los medios, en los discursos, en...? ¿Es sólo cuestión de tiempo? ¿Hace frío fuera del blog?

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies