Sunday, Jul. 21, 2019

Matar la historia

MQPNuestra abuela, Nati de la Puerta, la espía anarquista, lo ha dicho alto y claro: Soy gente MQP. Según parece, los contenidos de MQP, el programa que Javier Vizcaíno ha coordinado durante tantos años en Radio Euskadi, han quedado enterrados bajo toneladas de cemento. El paso de este profesional a otra ¿empresa? lo ha provocado. Los contenidos han desaparecido. Supongo que en algún sitio estarán, porque hoy cuesta borrar lo digital, pero el caso es que no están accesibles, según comenta Nati.

Suena a esa obsesión política por decir que lo anterior fue una mierda. Así que o bien se guardan algunos retazos con la única función de que sirvan para criticarlos o bien se pasa página prendiendo la mecha y reduciendo todo a cenizas. Lo anterior es lo que hay que borrar de las conciencias. Hay que eliminar de la memoria colectiva lo que fue.

Es moneda corriente la de negar el pasado. Pero también resulta imposible que no sucediera lo que sucedió. ¿Por qué empeñarse en no reutilizar lo que viene de atrás? Según comenta Nati, MQP continúa con Almudena Cacho. Mantienen el nombre del programa. Y Javier Vizcaíno parece que también lo va a seguir usando, esta vez en una colaboración para el diario Deia. Personas, marcas y empresas de por medio. Otro carrusel en marcha.

Da la sensación de que mucha gente que “dirige” no se siente cómoda con el pasado. Amores se convierten en odios, según la coyuntura. O conmigo o contra mí. El presente debe contener aire puro y para nada impregnado de un pasado que ha contribuido, por supuesto, al propio presente. Atrás mejor tapar y ocultar ¿vergüenzas? Claro, transparencia, esa palabra tan de moda que aplica cosmética al ocultismo para que no lo parezca.

Yo colaboré un año en la tertulia A Tres Bandas de MQP y algunas cosas he escrito de esa colaboración en este blog. Fue una experiencia que me sirvió para conocer un poco por dentro de la radio y para reconocer -lo digo claro- que no era mi medio. Traté de aportar lo que buenamente pude y espero que sirviera. Es una etapa que terminé en el verano de 2008 y de la que guardo muy grato recuerdo y bonitas amistades. Ahora que hacen desaparecer contenidos digitales aquel recuerdo se hace más hondo. Porque hay que defenderse con humanidad añadida de las torpezas que a veces cometemos.

——-

La imagen se la he copiado a Nati de su blog.

Share This Article

Related News

Amazon y el pasado industrial en el Gran Bilbao
La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Comunidad, revisamos el concepto de la mano de Zygmunt Bauman

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies