Thursday, Jul. 18, 2019

Seth Godin y la autoayuda infumable

Escrito por:

|

24/08/2010


Categorías:

Etiquetas: , ,

Tengo a Seth Godin por uno de mis autores básicos -algún año de estos tengo que retomar esta página- en cuestiones de marketing. ¿O le tenía? Llevo suscrito a su blog desde hace tiempo y de vez en cuando destila ideas interesantes. Hasta ahí, estupendo. Pero… ¿lo de su último libro? Me ha parecido un panfleto infumable.

A medida que lo iba leyendo me decía: venga, tira millas, que seguro que mejora más adelante. Pero después de haberme fundido sus 250 páginas, reconozco que me he quedado con cara de tonto. Qué manera de repetir hasta la saciedad lo mismo en forma de frases lapidarias dirigidas de forma directa al lector. Recomendaciones sobre cómo esconder tu cerebro reptiliano y dar paso al artista que llevas dentro. Qué dolor de libro.

Por doquier encuentras este tipo de textos que de tanto leerlos acaban por desbordar la paciencia del mismísimo Santo Job:

No permitas que tus circunstancias o tus costumbres dirijan las decisiones que tomas. Conviértete en tu propio amo y utiliza tu voluntad para elegir. […]

Si quieres ser un eje, el poder que aportas al conjunto ha de ser muy difícil de reemplazar. Sé más valiente y aspira a más. Que nada te detenga. […]

Y, sin embargo, cada día, hay gente (más que unos cuantos) que lo cambia todo. Tú también puedes hacerlo. Puedes abrazar un nuevo camino y tomarlo. No te conformes. Eres un genio y necesitamos tu aportación.

Incluso la parte dedicada al regalo destila tal cantidad de proclamas sensibleras que te hace perder el norte. Las constantes alusiones a recuperar un papel de verdaderos artistas y ser mejores personas cansa. Lo puedes decir en un par de párrafos y ya está. Porque recurrir a mil ejemplos de gente como Paul, Jon, Mary o Sandy y contarte en veinte líneas sus maravillosos logros casi mágicos aburren sobremanera.

No entiendo ni la forma ni el fondo de este libro. Porque el fondo -convertirnos en imprescindibles- es tan simple que no me creo que le haya dado para un libro de 250 páginas. Hay un momento en el libro en que modestamente el autor nos dice:

Puede que la resistencia sea lo te impide abrazar las ideas de este libro. (O puede que las haya defendido mal, pero apuesto por lo primero). Estas incómodo, escéptico o directamente enfadado, pero tú no estás muy seguro de por qué.

Pues se equivoca el señor Godin. Sí que estoy seguro: no trago el lenguaje barato de feria y las veintiocho mil frases lapidarias que impregnan todas las páginas de su libro.

¿Cómo es posible que gente tan inteligente (quiero seguir pensándolo de quien ha puesto sobre la mesa las ideas de permission marketing) se ponga a escribir un libro como este? Misterios tiene la santa madre iglesia. He aquí uno más. Me encantaría que alguien que haya leído el libro (sé de gente que lo ha ha hecho y le ha gustado) me rebatiera y mostrara sus argumentos. Porque algo tiene que haber que se me ha escapado. O seré yo que estoy más tonto que de costumbre.

Lo siento, pero he sido incapaz de sacarle partido. Siempre quedan dos o tres ideas de las que tirar, pero eso no merece 250 páginas infumables. Tufo americano de gurú de autoayuda que se se sale de madre.

Share This Article

Related News

17 citas de Construir y habitar, de Richard Sennett
Planes de acogida… y planes de salida de las personas en la Administración Pública
La medición del valor social de una organización

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(5) comentarios

  1. Angel Barbero
    24/08/2010 at 12:43

    A mí con Seth Godin me pasa un poco como lo que transmites en el post: El 80% de las cosas que dice me parecen obviedades, y me da la impresión que intenta construir sobre ellas discursos y filosofía barata. Y de vez en cuando, cada vez de forma más excepcional, se saca de la manga un buen tema y lo desarrolla de forma aceptable.

  2. M@k, el Buscaimposibles
    24/08/2010 at 15:18

    Estás enfadado :P

  3. Marcel
    25/08/2010 at 11:22

    De Seth Godin me he leido Linchpin y también el anterior que se llamaba Tribes.
    Desde mi muy modesto punto de vista los 2 libros se parecen en algo. Tratan de que el lector no sólo lea el libro sino que también actue. Y quizá esa sea la clave porque para provocar "movimiento" en el lector -no que adquiera nuevos conocimientos o nuevas teorias- la repetición hasta la saciedad de la misma idea puede ser un buen método.

    Muchos "lectores de Linchpin habrán "leido" el libro yendo a trabajar escuchando su libro en CD. Y se escuchas muchas veces la misma idea quizá acabes actuando tal como el autor pretende.Es un método muy americano pero lo que se ha de ver es si funciona o no.

    Si te lees el libro sobre esta premisa no considero que sea un mal libro si lo lees para buscar nuevos comceptos o nuevas teorías entonces posiblemente quedes decepcionado.

  4. Ricardo_AMASTE
    25/08/2010 at 13:15

    Conductismo para formar un rebaño de gentes independientes.
    Ser eje? El eje del mal? Asedeje?

  5. Alberto
    29/08/2010 at 19:56

    yo me compré el libraco y, no fui capaz de leer ni la mitad del mismo
    creo que tienes razón, mucha frase bonita y poco trasfondo
    para eso no hacía falta un libro, ni mucho menos los 15 euros que me pudo costar

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies