Sunday, Jul. 22, 2018

Idea radical: por qué los líderes no deberían ser gerentes

Escrito por:

|

06/05/2010


Categorías:

Etiquetas: , , ,

Retomamos ideas radicales. Hablo en masculino, pero podría ser en femenino. Lo mismo da que da lo mismo, aunque a lo mejor entre las mujeres es más fácil de entender porque muchas de ellas demuestran su inteligencia no siendo gerentes. Advierto también que esto es una generalización: me equivocaré porque habrá excepciones. Como siempre, se trata de un simple juego para exprimir ideas.

La separación entre gestión y liderazgo viene de mucho tiempo atrás. Recuerdo que yo manejaba unas diapositivas en las que en su día plasmé ideas que John P. Kotter había escrito en varias publicaciones (podéis consultar este resumen de uno de sus artículos en Harvard Business Review). Es una idea simple: una cosa es mirar al corto y medio plazo. Otra bien distinta levantar la mirada para desplegar pensamiento estratégico. Una cosa es distribuir balones cuando estamos en pleno partido o planificar la temporada, y otra bien distinta desplegar una idea de juego que ilusione.

Por otra parte, aquí también hemos puesto en tela de juicio las sacrosantas teorías de líderes y no líderes: Fuera líderes, Sin líderes: la continuación y Sin líderes and stigmergy: tercer capítulo. Tiramos ahora un poco más de ese hilo para proponer no mezclar churras con merinas. Hoy, gerenciar un negocio -vale, no siempre, pero sí en un buen número de ocasiones- es “enmarronarse”. Si a quien es capaz de otear el horizonte le ponemos a escarbar la tierra en cinco metros a su alrededor, ¿qué surge de ahí? Pues lo mismo no surge nada bueno.

Claro que cuando hablamos de liderazgo podemos irnos a toda la monserga de habilidades blandas, de liderazgo femenino, de “te escucho”, de “te entiendo y me pongo en tu lugar”. Pero esto la mayor parte de las veces es lo que decimos los consultores para autoconvencernos de que sí, de que se pueden hacer cosas y que lo mismo es un buen nicho de mercado. Porque luego el jefe de jefes se va a pedir auxilio al apóstol Santiago. Perdón, es una broma; no digo que sea traficante de drogas ese señor. No, eso (al menos) no lo parece.

Así que cuando una persona es capaz de mover, de ilusionar, de concitar interés, de facilitar, ¿no deberíamos tratar de que huya de la gerencia como de la peste? ¿Para qué queremos líderes que se sublevan contra su propia esencia en aras de las miserias cortoplacistas? Ya, ya, pero, ¿quiere esto decir que deberíamos promover que actuaran como agentes libres? Tampoco es eso, sólo digo que podríamos probar a que su influencia informal no se formalizara. Es decir, que siguiera sucediendo sin que el sistema formal le pusiera corbata y le hiciera tirar del plan de gestión anual.

Porque la influencia natural es cosa sana, ¿no? Quiero decir que cuando ves personas que aúnan intereses y gente en torno a un proyecto, lo que ves es eso: ilusión. Y no tanto capacidad de organización, de seguimiento de objetivos, de planificación y todo ese arsenal paramilitar del management actual.

Entonces, ¿cómo sería una empresa cuyos líderes no tienen poder formal? Más entretenida, desde luego. Más sorprendente y menos previsible. Porque, claro, a veces sucede que las empresas echan buenas capas de desmotivación sobre personas más o menos motivadas. No es que “añadan” sino que “restan”. Aburren, limitan y colocan fronteras para que la gestión sea posible. Y las personas, a veces, no son “gestionables”. Confundimos lo que hacen con lo que son.

Bueno, dejo el hilo para quien quiera continuarlo. Me disculpo porque estaré tres días casi huido de la vida civil en Internet. Cosas de no querer hacer el juego del roaming a estos ladronzuelos modernos llamados operadores de telecomunicaciones (ver pdf acusador). Viva la Europa sin fronteras y el capitalismo salvaje.

Share This Article

Related News

Convicciones o dejarse llevar: la estrategia relativa
Saber de nuestros clientes, ese oscuro objeto de deseo
A qué decimos que no en la consultoría artesana

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(7) comentarios

  1. Juana
    06/05/2010 at 14:34

    Tienes razón esta idea se puede desarrollar más, con más detalle ¿le apetece a alguien hacerlo? es que me he quedado como "con ganas de más" ....

  2. Eugenio Moliní
    07/05/2010 at 08:46

    Julen: leer esta inspiradora entrada me he animado a acelerar la publicación en mi blog de una entrada que llevaba a medias desde hace meses.
    Desde mi punto de vista las dos actividades, estrategizar y planificar, son necesarias pero imposibles de hacer al tiempo. Son como dos caras de la misma moneda: inseparables, pero imposibles de ver al tiempo. Cada una requiere de sus radialmente distintas actitudes, habilidades, métodos y técnicas. La transición de la una a la otra siempre conlleva dificultades. Poca gente se siente igual de cómoda haciendo las dos.

    Si quieres leer algo más puedes ir a http://eugeniomolini.wordpress.com/2010/05/07/el-oximoron-cerrado-de-la-planificacion-estrategica/

  3. Julen
    14/05/2010 at 10:03

    Disculpas por contestar tan tarde a vuestros comentarios.
    @Juana, gracias por el intento... por la cuenta que me ocupa, ya seguiré con ello ;-)
    @Eugenio, interesante ese matiz entre complicado y complejo. Me lo apunto. Disfruta por Girona ;-)

  4. Alejandro García García
    11/10/2010 at 14:06

    Me ha parecido muy interesante lo de: "...a veces sucede que las empresas echan buenas capas de desmotivación sobre personas más o menos motivadas. No es que “añadan” sino que “restan”"

    Si lo permites, Julen, lo voy a difundir en mi blog. Por supuesto haciendo su oportuna referencia al autor y al blog origen. Si en algo me confundo con lo de Creave Commons, házmelo mirar.

    Gracias.


    http://alex-elusodesimismo.blogspot.com/search/label/Liderazgo

  5. inex
    08/03/2011 at 19:00

    Grande!
    he leido también el post "Modelos testosterónicos de gestión", y crema también.
    yo veo al lider como esa persona que crea un mundo y te sumerge en él, entonces visualizamos lo mismo y compartimos destino.
    El lider visto como creador-generador no puede ser gerente.
    Tenemos un ejemplo en las sagradas escrituras, dios creó el mundo, pero lo gestionamos nosotros.

  6. Daniel Valdez
    23/10/2013 at 14:22

    se a hecho la luz... siempre trate de aunar ambas cosas en mi, pero no lo lograba.... He sido Gerente, y siento que no he sido tan bueno... pero creo haber sido buen lider.... Eso lo se.... ahora entiendo cual era el problema.... gracias.... creo que no debo seguir buscando puestos de gerente.... deberé buscar otra cosa.... que cierre con mi pasión, con mi centro.... con lo que me gusta e inspira.... y no es ser gerente.... capacitador, coaching, trabajar en mejoras, desde las areas de personas, desde mejora procesos, excelencia operacional, creatividad, innovación.... me aburre a morir la planificación de detalle, pero me facina desarrollar a la gente y hacer crecer a las organizaciones.... y que otros hagan los necesasarios programas.... a buscar...

  7. jumanx
    20/11/2013 at 06:50

    no se podria simplificar la discusión a esto?
    el gerente hace que la gente suba por la escalera de una manera segura y eficiente
    el líder es el que escoje en que pared se apoya la escalera.

    a muchos gerentes les pasa que cuando ya llevan progreso en el ascenso por la escalera alquien dice "hey apoyamos la escalera en la pared equivocada"

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies