Saturday, Jul. 22, 2017

Hundidos por un desastre

Escrito por:

|

19/05/2010


Categorías:

Etiquetas: ,

Ayer serían las 13:30 aproximadamente cuando me llamaron de Bic Berrilan para decirme que nuestro curso de Inteligencia competitiva 2.0 a pie de calle no iba bien. Bueno, no es que no fuera bien, es que iba fatal. TrendTrotters por los suelos. Lo que estábamos exponiendo no era lo que las personas que asistían al curso esperaban. Percibí desastre en la llamada. Después me llamó Asier López y más de lo mismo: desastre. Iván Marcos me envió luego un correo: desastre. Pues sí, será que somos un desastre. Todo un reto por delante.

No satisfacemos expectativas. La gente se rebota. La gente se va. Quien expone y trata de dinamizar no tiene un buen día. Ya recuerdo yo de mí unos cuantos así, por cierto. Incluso sé a cierta ciencia cierta que esa tensión en aula es difícil de soportar cuando la nave va a la deriva y empiezas a ver los acantilados ahí enfrente. Te la vas a dar y, a veces, te las das. ¿Tiene sentido airear el desastre? Por supuesto. Aunque sé de mucha gente que diría que estamos locos publicando nuestros errores. Pues vale, no lo hagas ni no quieres. Nadie te obliga, guárdalos en casa o entiérralos.

El curso recorre hoy un tercer hito y mañana un cuarto. Sé que va a ir a mejor. Y si me equivoco, pues plegaré velas y diré que me equivoqué en esa semana dos veces.

Yo participé en la presentación del curso. Me llevé buenas sensaciones: colectivo heterogéneo, perspectivas amplias. Eh… cometí un error porque no anticipé la ruta de navegación. Ahora me doy cuenta de que teníamos que haber explicado los cuatro pasos que íbamos a recorrer en el curso: introducción y oportunidad global, base de la pirámide, pie de calle por el mundo y web social. Claro, me pienso que todo el monte es orégano. Y no es así. Explicar por qué impartimos este curso y qué hilo conductor tiene parece que habría sido más que necesario.

Puede que una de las claves sea ¿qué tiene que ver la base de la pirámide con la inteligencia competitiva 2.0 a pie de calle? Iván en su correo me hablaba de la persona como eje de todo esto. Ese es el hilo conductor. Personas que en ciertas partes del mundo conforman un mercado lleno de oportunidades donde a cada paso eres asaltado por un complejo problema de ética y de propósito social. ¿Qué ocurre si a una empresa le eliminas el ansia de ganar dinero? ¿Qué queda de él? ¿Queda algo “potable” que sirva para que la gente vaya a trabajar cada mañana? “Inteligencia” aplicada a los negocios no es sólo acertar en la relación producto/mercado y usar adecuadamente toneladas de información  sino crear un marco que provoque que la gente quiera ir allí, a trabajar. Quita el dinero, ¿te quedas sin nada que ofrecer? Bueno, pues tienes un problema: te va a costar atraer talento.

Bien, no sé cómo terminará este curso. Quizá no estaría mal que tuviéramos un sonado fracaso. Nuestra vida va repleta de fracasos. Así que no es tanto cuestión de que no sucedan sino de qué haces cuando suceden. Porque la perfección puede causar aburrimiento. Perfecto, pero aburrido. Por supuesto que las personas que están en el curso decidieron acudir con una expectativa. No se cumple. Una oportunidad para analizar por qué y de paso hablar de competitividad e inteligencia competitiva, de personas, de la realidad, de lo que nos mueve. Y decir en alto y mirando a los ojos: he fracasado en el intento. No pasa nada.

Asier lo pasó mal y voy y lo cuento. Seré capullo. Pero es que cuando las cosas no salen bien quizá esconderlas y colocar toneladas de hormigón sobre ellas sólo provoca un injusto sentimiento de culpabilidad. A mi edad hace tiempo que juego con los fracasos. Son compañeros de viaje y a veces lo pasas bien con ellos. No pasa nada. El mundo no se cae. Sigue girando. Eso sí, nos ayuda a saber qué dice la gente que hacemos bien y que hacemos mal. Pero eso forma parte del viaje.

Busca éxito en Google: 34 millones de entradas. Busca fracaso en Google: menos de 7 millones. Ya sé que vende más el éxito. Así que no queda sino reivindicar el fracaso. Ya sé que es un video ñoño, pero sólo quería dar apoyo moral. Y es que a veces me pongo un poco tonto y sentimental. Perdón.

Share This Article

Related News

La logística de un viaje en bici
Taller sobre industria 4.0 en el Coworking de EOI en Lucena
10 reflexiones sobre transformación digital

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(33) comentarios

  1. Ibai Peña
    19/05/2010 at 08:11

    Si el primer día del curso, al mediodia, ya estas al tanto de que algo no va, todavía estaís a tiempo de enderezar el rumbo, no?
    O al menos recoger algo de feedback para saber que es exactamente lo que esperaban y no han tenido, para la proxima vez... si es que la hay :)

  2. David Sánchez Bote
    19/05/2010 at 08:18

    Supongo que algún día contaremos esto como una experiencia que nos hizo aprender. Animos y fuerzas para todos, seguro que logramos enderezar el rumbo!!

  3. Lander Beloki
    19/05/2010 at 09:33

    Creo que una conversación abierta y franca con los alumnos nos puede dar muchas pistas de los porqués. Seguro que está experiencia también nos servirá para aprender y mejorar. ¡Muchos ánimos, especialmente a los que están en la primera línea del curso eta aurrera!

  4. Lander Beloki
    19/05/2010 at 09:42

    Creo que una conversación abieta y franca con los alumnos nos puede dar pistas de algunos de los porqués. Seguro que de esta también aprendemos. ¡Muchos ánimos, especialmente a los que habeís estado en primera línea del curso, eta aurrera!

  5. Aitor Bediaga
    19/05/2010 at 10:35

    Este post entra en la lógica de una empresa abierta y transparente como intenta ser Trendtrotters. Está claro que la sesión de ayer fue un minifracaso, pero bueno tampoco es el fin del mundo. Hoy ha amanecido y tenemos la oportunidad de remontar el vuelo.

    El problema no fue ni la ponencia ni el ponente, fue más bien que no entraba en las expectativas del cliente. Quizás la pregunta a hacernos y a hacer a los asistentes es, ¿qué esperas de un curso denominado "Inteligencia competitiva 2.0 a pie de calle"? Para satisfacer expectativas debemos saberlas...

    Avanti a tuti!

  6. Dani
    19/05/2010 at 11:27

    Todas las personas somos imperfectas, pero desde luego, reconocer públicamente un error propio os honra, Julen. Zorionak eta aurrera

  7. Iñaki Pérez
    19/05/2010 at 11:55

    Gracias Julen.
    Una nueva lección que te honra y te hace más creíble.
    Con esa actitud frente al fracaso estoy seguro de que las personas que acudan al curso se llevarán algo bueno.
    Un abrazo.

  8. aurzelai
    19/05/2010 at 11:56

    Animo chicos, que de estas cosas es de las que más se aprende...

  9. P.
    19/05/2010 at 13:25

    Pues hoy ha ido mejor... aunque, sí, es mejorable...
    Seguro que mañana es todavía mejor...
    Y la siguiente edición (¿Zamudio?) irá todo mucho mejor rodado...
    Yo, por ejemplo, me he sentido en algún momento un "business angel"... no te digo más...

  10. Amalio A. Rey
    19/05/2010 at 13:50

    Pues no, me disgusta mucho la palabra "fracaso". Desterrémola del lenguaje. Igual que su antónimo tan falso que llamamos "éxito". Habeis cometido errores, fallos, son "eventos" que sirven para aprender. Pero "fracaso" es una palabra desmesurada, demasiado rotunda, exagerada. No la utilizaría jamás para valorar la marcha de un curso, y menos de su primer día. Como se ha dicho en los comentarios anteriores, si ves que la cosa no funciona el primer día, reconoces el error, convocas a la gente para saber dónde están los fallos, y tomas decisiones para intentar corregirlos. ¿donde está el "fracaso"? Estoy seguro que gente como vosotros, abiertos y flexibles, con un pozo de conocimiento demostrable, podeis corregir eso.
    Una empresa abierta es transparente, eso os honra y mucho, asi que me parece bien reconocer los errores, airearlos. Pero percibo en el post un lenguaje demasiado rotundo, excesivo en culpas, cuando es algo que se puede corregir y mejorar sobre la marcha. Capacidad teneis de sobra para conseguirlo.
    Si el problema era de expectativas (casi nunca es solo de eso, segun mi experiencia), pues no cabe otra que ser flexibles e intentar ajustarnos a ellas, una vez que las hemos comprendido.
    Un curso de una mañana no da tiempo a salvarlo. Aun asi nunca hablaría de "fracaso". Un curso de 3-4 días siempre da juego para mejorarlo sobre la marcha. Lo primero es ser optimistas. Nada de palabras como "hundidos" o "desastres", no me gustan.
    Ya seguiremos hablando de la transparencia, porque yo tengo mis ideas al respecto. Creo que hay que matizarla y gestionarla bien.... no es un caballo debocado, es algo que tambien se "gestiona", aunque suene a oximoron. Si la transparencia exigiera que la gente vaya como esqueletos por la calle, eso me parece grosero. No me gusta ver los huesos. No lo necesito. Y si fuera totalmente desnuda, pues mira, tampoco.
    Estoy seguro que al final la cosa ha salido bien, porque sé que sois tios buenos, muy buenos... ¡¡suerte!!!

  11. Mikel Iridoi "himikel"
    19/05/2010 at 14:28

    Mientras leía el post y veía el video iba recordando momentos vividos y empatizando emociones..., como emprendedor sólo os puedo decir que ese es el camino correcto, hay que equivocarse una y otra vez, como dice el video, "sólo se aprende siendo humilde", y lo bonito es intentarlo de nuevo, aprendiendo nuevas lecciones, y disfrutando del camino que recorremos hacia los sueños ;) Aurrera!!

  12. amaiamuro
    19/05/2010 at 16:11

    Sin haber estado presente en las dos sesiones anteriores creo que se ha sabido reconducir el tema y por lo que he visto, los asistentes que no se han descolgado del curso en la sesión de hoy han participado bastante.
    Lo que sí creo es que es necesaria esa conversación abieta y franca con los alumnos que propone Lander que puede darnos pistas de si se han cumplido las expectativas del curso o no y los motivos en ambos casos.
    Por mi parte trataré de conocer la opinión de los que se han descolgado por completo y estoy contigo, Julen, en que no es tanto cuestión de que no sucedan los fracasos sino de qué se hace cuando suceden y por lo que he visto hoy, la cosa va por buen camino.

  13. Pablo Sanchez
    19/05/2010 at 16:24

    Buen artículo
    w3wes@jamon-espana.com.es

  14. asier
    19/05/2010 at 17:04

    Trendtrotters se sustenta en varios pilares y uno de ellos es el tema de la base de la piramide. Un tema que no llega a todos porque no engancha tan facil como los otros pilares, porque es difícil, no hay beneficio a corto plazo no estamos acostumbrados a integrarlos en nuestras vidas diarias y profesionales pero es un pilar que merece la pena integrar por un valor tanto social como empresarial. Algo que va a dar que hablar en el futuro.
    No supe en un momento dado del curso reconducir la situación creada, mea culpa, "a veces uno no esta fino", pero es un error del que aprenderé.
    Aparte de eso creo que tanto Ivan, Jokin y yo estamos disfrutando en el curso, explicando nuestro hacer de forma sincera y creo que esta sirviendo para que tanto unos como otros repensemos como hacer cosas y aprendamos juntos que la Inteligencia Competitiva se puede hacer de una forma evolucionada y distinta.

  15. Amalio A. Rey
    19/05/2010 at 17:48

    Asier: Vuestra humildad dice mucho y bien de vosotros. Estais explorando territorios nuevos, y eso es consustancial con la sorpresa, lo no-previsto. Trabajais un tema complicado de explicar, "de siembra", de impacto indirecto, así que es normal que el aprendizaje lleve su tiempo. Animo, colega.... nosotros tambien hemos pasado por experiencias de esas, cursos que no han "entrado" nada bien, y míranos aqui dando el pego, contentos con lo que hacemos, y aprendiendo cada día. ¡¡suerte!!

  16. Diego
    19/05/2010 at 17:49

    Soy de los que piensa que el fracaso es una actitud. Cito las palabras de Santiago Álvarez de Mom, que lo sabe explicar mejor que yo: "Si convertimos el error en fracaso, éste acaba matando el aprendizaje. En cierto modo es como los niños. Cuando se equivocan no tienen sentido del fracaso"

    Gracias Julen por hacernos reflexionar.

    Diego

  17. Ivan
    19/05/2010 at 18:19

    Creemos que hoy nos ha salido bien y que hemos aprendido de lo que pasó ayer,bueno,lo de ayer fue un poco marrón para todos,pues siempre he sido de los que me he largado cuando no me interesaba algo.
    demasiadas cosas, nuevas,,híbridas,juventud,ganas,pero poca experiencia en algunos temas,sin más
    hoy estamos ya contentos y animados,ha salido bien,creemos
    estaba claro y está que somos Learn By Doing Total,con sus cosas buenas y malas
    SEGUIMOS a pesar de todo,es parte del proceso de crear y hacer algo diferente

  18. Malena
    19/05/2010 at 19:52

    Impresionante!
    En estos días esto cae bien, ayuda, apuntala, entusiasma, hace sentir que no estamos solos, nos saca de la lógica del éxito el fracaso y nos mete mejor en el ensayo y el error. Aunque uses la palabra fracaso.
    Gracias Julen!
    un abrazo
    malena

  19. Julen
    20/05/2010 at 05:55

    Mil gracias a toda la gente que cuando dices que las cosas no salen bien, te entiende y se pone a tu lado. Va a resultar que a lo mejor deberíamos ser más personas normales y no tan empresas "excelentes". Quizá en un mundo de personas imperfectas disfrutemos mucho más. Es curioso que a veces no pasa en la vida "real" tanto como por aquí. Ahí fuera todo resulta extrañamente hipercompetitivo.

    Al final la gente lo que quiere es ayudar y echar un cable. Si todo el rato estamos con la monserga de que somos cojonudos a lo mejor deshumanizamos nuestros defectos. Ocultos bajo tierra no pintan nada. ¿Por qué no reconocer que hacemos cosas mal y compartirlas? ¿Por qué aparentar todo el tiempo que luchamos por el éxito, por ganar, por quedar por delante de las demás personas y empresas?

    Una mierda de estándar de competitividad éste que hemos construido. Todo hay que hacerlo bien y a la primera. Entonces eres genial, eres lo mejor de lo mejor. Pues hay te quedes en tu castillo de perfección. Prefiero caminar por calles donde hay gente con movidas, con errores, con fracasos a cuestas.

    Mientas siguen caminando van en busca de sus soluciones, mejores o peores. Seguro que merecen que les echemos un cable.

    Mil gracias, sois mucha gente. Si puedo ayudar en algo, aquí un tipo normal y corriente.

    Saludos.

  20. Germán
    20/05/2010 at 10:23

    Seguro que al final se quedarán con un recuerdo interesante del curso.
    Enhorabuena por contar los fracasos. Yo soy incapaz de hablar mucho de lo que hago bien, como para hablar de lo que hago mal ....

  21. Andrea
    20/05/2010 at 10:31

    Que bien sienta leer algo tan humano... gracias por compartir vuestro ¿fracaso?... resultado suena mejor. Si todos los resultados los midiéramos en función del aprendizaje adquirido... los fracasados serían otros...

  22. Marta
    20/05/2010 at 10:51

    Creo que tanta honestidad abruma... por falta de costumbre :)
    Y creo que Amalio tiene razón en cuanto a que "desastre", "fracaso"... son palabras demasiado contundentes; a esas sí que estamos acostumbrados. Esta iniciativa me parece demasiado nueva para aplicarlas... y menos con un sólo día de experiencia... me quedo con que es un ejercicio de transparencia y con que la capacidad de autocrítica es algo de lo más sano, no hay margen de mejora si te crees perfectito.
    Por cierto, el seminario me parece muy interesante. Lástima que me quede tan lejos.
    Animo con el resto del curso! Y sobre todo, que lo disfrutéis.

  23. JuP
    20/05/2010 at 12:34

    Es reconfortante admitir con humildad que algo no ha salido como uno esperaba. Pero como está comentado mucha gente no se trata de un fracaso. Estoy convencido que habréis aprendido lo suficiente con la experiencia para en una próxima edición satisfacer las espectativas de la gente.

    Gracias por las ideas que aportas en el blog.

  24. Oier
    20/05/2010 at 16:07

    No había leído el post hasta hoy. Yo he estado los cuatro días de curso y lo cierto es que si no se ha ajustado a las expectativas de algunos es porque no se habían leído el programa previamente.

    Hay bastantes personas que leyendo 2.0 en cualquier lado interpretan que el asunto va de socialmedia y todo el hype habitual, y si no se paran ni un momento a interesarse por el tema antes de hacer click en 'inscribirme', es lo que puede ocurrir.

    Luego es cierto que los contenidos podían haberse ordenado de otra manera; que parte del contenido podía haberse contado de forma más breve o un poco más conceptualizada, que Iván y Asier (que no lo han hecho mal) no tenían experiencia previa en este formato y por lo tanto, como todo experimento, hay que asumir ciertos riesgos; y que como dices Julen en el 4º párrafo hubiera estado bien un pequeño recorrido inicial para ajustar expectativas (teniendo en cuento que 16 horas es bastante tiempo).

    Pero, tras la sesión final de esta mañana, creo que la mezcla de contenidos, conversaciones y visiones sobre el tema ha sido lo suficientemente interesante para que, al menos a mí, me haya merecido la pena participar.

    Así es que: Milesker a los que lo habéis hecho posible.

  25. Ab
    20/05/2010 at 16:52

    Tal vez el curso no aporte nada....tal vez solo sean castillos en el aire....construcciones de naipes a punto de caer....el contenido es un claro ejemplo de la infoxicación........

  26. Pingback: Consultoría artesana en red » Consultoría Artesana en Red en 2010

  27. Pingback: Motivación que nace de dentro de cada uno « zibota

  28. Pingback: Consultoría artesana en red » Inteligencia competitiva de salón

  29. Pingback: Consultoría artesana en red » El problema es no dar información

  30. Pingback: Consultoría artesana en red » La organización paradójica

  31. Pingback: Aprender de quien aprende y no tanto de quien enseña | Consultoría artesana en red

  32. Pingback: Hablemos de lo que nos sale mal | Consultoría artesana en red

  33. Pingback: La visibilidad o la búsqueda de la notoriedad « Viaje a la Social Media

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies