information of medicines

Thursday, Sep. 29, 2016

¿Twitter de mala educación?

Esta semana escuché quejas de “falta de educación” cuando en un evento twitter adquiere demasiado peso escénico frente a quienes están exponiendo. Vamos, la típica historia de que estás más a la conversación vía twitter, con el habitual pseudocachondeo -o cachondeo total-, que a lo que se esté hablando vía discurso oficial. ¿Realmente la presencia de twitter reduce lo presencial a “disculpa” para twittear? Pues pudiera ser que suceda en más de una ocasión.

El asunto tiene que ver con la dichosa multitarea. Si acudes a un sarao en el que hay twitter y en la sala hay twittófilas/os, es evidente que este canal, tal como van las cosas hoy en día, adquiere buena parte del papel protagonista. ¿Se hace caso a quien emite el mensaje desde esa presidencia… que sigue siendo como todas las presidencias? Parecería que en muchas ocasiones, sólo es la disculpa para twittear. Tras la atención inicial, twitter puede reconducir hacia otros territorios, a veces lógicos, a veces ilógicos.

El uso de twitter en los eventos no supone sino una versión puesta al día del backchannel. Desde luego que, si no twitteas, la experiencia de acudir presencialmente a un evento con twitter puede llegar a ser desagradable. ¿Por qué? Porque tu atención se dirige sólo a uno de los canales en marcha. Y el segundo canal interfiere con el primero y las más de las veces lo devalúa.

Claro que cuando un evento llega via video en streaming entonces twitter es más que nececesario. Bueno, quien dice twitter, dice también coveritlive, por ejemplo. De hecho, ayer me fijé, por ejemplo, que ese soberbio partido del Anderletch (¡¡!!)  fue comentado en directo en El Correo Digital a través de coveritlive y no mediante una etiqueta de twitter. A mí particularmente coveritlive me gusta, lo he usado en varias ocasiones y creo que es una herramienta muy interesante. Te permite disponer de un histórico de la conversación online alrededor de un evento que has podido o no retransmitir con video en streaming.

¿La conversación online se come al evento presencial? Si hay forofas/os del twitteo creo sinceramente que sí. Si quienes exponen ponencias no saben de qué va lo de twitter puede ser violento para esas personas. Sobre todo cuando los twitteos se proyectan en pantalla (no sé muy bien qué aporta esto, la verdad). En este caso es probable que las miradas se dirijan a las gracias del twitter y no al discurso oficial.

Al final, una idea se me repite: vivimos en la sociedad del espectáculo, en un continuo storytelling. Todo lo que contribuya a que la gente “consuma” contenidos funciona. Si, además, te haces cuatro risas, mejor aún. Twitter es una más de las herramientas que provocan un mejor consumo de contenidos en una conferencia. Claro que si no twitteas, mejor te lo tomas con tranquilidad. No merece la pena hacerse mala sangre.

————-

La imagen en Flickr es de carrotcreative.

Share This Article

Related News

Compyte, herramienta para medir y mejorar la competitividad de las PYMEs
Smart cities que son ¿demasiado inteligentes?
Innovación mediante las abuelas

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(20) comentarios

  1. Alorza
    26/02/2010 at 07:45

    Discrepo, compañero.

    Antes de que existiera internet algunos ya éramos expertos en hacer backchannel, en hacer risas y en demostrar nuestra mala educación. Twitter es sólo un canal más para lo que siempre se ha hecho, ¡y casi no hace ruido sonoro!

    Cada asistente a un evento tiene una forma preferida de aprovecharlo y, existiendo twitter o coveritlive, simplemente hay más opciones. ¿Cómo era esa norma ética? "Actúa de manera que aumente la capacidad de elección de quienes te rodean".

    A mí nunca me ha molestado hablar ante una audiencia que habla silenciosamente entre sí. Me desanima mucho más descubrir a un señor que se duerme en la fila 7.

  2. Julen
    26/02/2010 at 07:54

    Ya, Alberto. Pero tú y yo twitteamos. ¿Y que hay de toda la gente que no twittea y que son mayoría? Imagina a alguien a quien han invitado para contar algo y le colocan, como casi siempre, en formato presidencia. Y no sabe de qué va la fiesta de twitter. Puedes colocarle en una situación engorrosa.
    Luego, además, está el asunto de dar tanta relevancia a la conversación en twitter a través de pantalla.
    Por cierto, Alberto, ¿qué coj.... pintas levantado a estas horas? No me digas que te vienes al lado oscuro jajajajajaja

  3. Alorza
    26/02/2010 at 07:59

    >>>¿Y que hay de toda la gente que no twittea y que son mayoría?

    Nada, no les pasa nada, no se pierden nada de lo que dice el ponente. Igual hasta se enteran mejor. Si se sienten raros, que piensen que el auditorio es diverso.

    >>>Imagina a alguien a quien han invitado para contar algo y le colocan, como casi siempre, en formato presidencia. Y no sabe de qué va la fiesta de twitter.

    Pues se le explica. "Sr. Catedrático, mientras usted hable notará que algunos comparten notas acerca de su charla con otras personas, usando pequeñas máquinas diabólicas".

    >>>No me digas que te vienes al lado oscuro

    Hace tiempo que me he pasado al lado oscuro de la Fuerza. Ahorita mismo me voy a Vitoria. Buen día.

  4. ismael peña-lópez
    26/02/2010 at 08:11

    Yo creo que el twittbackchannel saca lo peor de la gente:
    - deja en evidencia a un mal ponente, que aburre hasta a las ovejas o que no domina lo que presuntamente ha venido a iluminar;
    - deja en evidencia una mala organización, que ha escogido un ponente o un tema poco apropiados para un determinado evento o para un determinado público; y
    - deja en evidencia una mala audiencia (que también la hay), poco o nada interesada en un evento que a otros sí interesa, y que prefiere (o se ve obligada a) quedarse a dar por saco que irse y aprovechar mejor el tiempo en otra parte.

    Dicho de otro modo: yo he visto charlas con backchannel funcionar a las mil maravillas y, es más, enriquecerse gracias a haberlo puesto en marcha.

    Y he visto charlas donde ese backchanel ha sido pura dinamita y todo ha volado por los aires. A veces porque el ponente era un impresentable (eso suele suceder en todas las presentaciones protocolarias de más de 5 minutos, que deberían erradicarse de la faz de la Tierra); a veces porque el tema era tan pillado por los pelos que el que estaba sentado lo flipaba en colores; a veces (también muchas) porque el twittero era un cretino con ínfulas de "era yo el que debería estar ahí" y se ha dedicado a boicotear.

    Como suele suceder siempre, otorgamos a la herramienta atributos que son totalmente de los humanos.

  5. ismael peña-lópez
    26/02/2010 at 08:13

    Por cierto, este blog está puesto en hora de Grecia. Eso da que pensar...

  6. Julen
    26/02/2010 at 07:29

    Ismael, quiza haya que distinguir eventos para backchannel y eventos que no lo necesitan, ¿no? Seguro que a nada que pensemos resulta fácil distinguirlos. En cuanto al formato del evento, eso es todo un género literario ;-)
    Porque saraos llenos de unopuntocerismo con cosmética dospuntocero, haberlos haylos y en buena cantidad. Creo hay mucho de moda en esto de tirar de twitter "porque sí". Y no, no todos los saraos se prestan a ello.
    Respecto al valor que le damos a la herramienta puesssss... cuando sale por pantalla "coopitiendo" con el mensaje tradicional de la mesa presidencial, es lo que hay: que estamos concediendo sobreprotagonismo.
    Ah... hemos vuelto de Grecia. Jajajaja, gracias por el toque.

  7. ismael peña-lópez
    26/02/2010 at 07:44

    Julen, 100% de acuerdo contigo. Como toda acción comunicativa, la elección de poner o no backchannel debería obedecer a una necesidad o a una estrategia.

    También creo que, igual que suele haber un moderador en las mesas (o un presentador en caso de intervenciones de un único conferenciante), el backchannel tiene que tener su moderador, que aporte contenido centrando el tema y marcando el tono. El trolleo suele (suele...) deshincharse si hay dos o tres usuarios twitteando con calidad: enlaces de sitios que ha mencionado el ponente, escribir nombres de autores que se han mencionado ("¿cómo ha dicho?" "Evgeny Morozov: http://www.evgenymorozov.com"), citar bibliografía (Baumgartner, 2005, How to choose a Content Management Tool according to a Learning Model), etc.

  8. ANAVITO
    26/02/2010 at 07:51

    Twitter .................. si, no, a veces.
    Estamos acostumbrados el binomio orador-oyente cuya dinamica es activo-pasivo y con una pequeña cambiada al finalizar, co nombre propio turno de preguntas.

    Si ese binomio se convierte en trio, surgen los malentendidos. El tercer protagonista, en este caso, suele ser discolo y le gusta hacerse el gracioso.

    - Cuando vía twitter llega una entrada con aportación, en seguida aparece la manida frase "le agradezco que me haga esa pregunta" y encima es verdad. Se establece la conversacióna tres bandas y funciona.

    - Cuando desde twiiter no llega conversación, sino ruido, creo que más valdría bajar el volumen del canal, porque si no se oye en la sala.

    Este post, Julen, me recuerda las reuniones está el personal dandole al PC. Necesidad, mala educación.................. Si la persona que teclea tiene algo que hacer más importante, me lo dice y lo arreglamos.

    - Si una conferencia no te interesa, vete. Vete tambien en twitter. Ya se dará el orador por aludido. Si en el turno de preguntas, nada lo hace, nos queda la duda si ha interesado. Imaginad la pantalla de twitter vacia?????????

    PD: Hoy viernes. Un poco de trabajo, gozada de encuentro entre amigos y mejor de pilas. Espero que vosotros y vosotras tambien.

  9. Alorza
    26/02/2010 at 08:29

    Oh, venga... no tratéis ahora de decir al auditorio cómo tiene que comportarse. La responsabilidad es de cada uno.

    Otra cosa es que decidamos dar o no visibilidad al canal twitter en una pantalla en la sala. Esa es una opción del organizador. Pero el que la gente haga uso de sus portátiles y sus móviles es cosa de la audiencia. Igual que el que alguien aproveche la charla para leerse el Quijote o para acabar de escribir un informe o para descabezar un sueñecito.

  10. ismael peña-lópez
    26/02/2010 at 08:41

    Alorza, sí y no.

    Que cada uno haga lo que quiera... sin molestar a los demás.

    Me parece bien que te leas el Quijote en mis conferencias. Creo que hay sitios donde estarías más cómodo, pero tú mismo :)
    Ahora bien, creo que te llamaría la atención si te pusieras a interpretar la escena de los botos de vino voz en grito a media charla.

    Me parece bien que te leas todos los blogs de Internet en mis conferencias. Incluso que te pongas los cascos para gozar del arte de John Cobra.
    Ahora bien, creo que te llamaría la atención si te pusieras a jorobar al personal del backchannel comentando las lindezas del Sr. Cobra en un lugar que, a fin de cuentas, también forma parte del espacio público del evento.

    Sí, la responsabilidad es de cada uno. Pero hay por ahí cada irresponsable...

  11. gallas
    26/02/2010 at 09:20

    Antes de las ocho de la mañana entrar a algunos contenidos a mi, debido claramente a biologías más hábitos más yoquesé, también se me hace como "estridente". Como un timeline faltón ;D ;D ;D
    Me gusta la reflexión. Yo he hecho de todo en esta historia. Propuesto la herramienta en estepas siberianas desde la perspectiva tecnológica, he sido un troll en hapennings fashions, respetuoso ante perfomances dignas, indignado con ponentes faltones,...

    Casi siempre me lo he pasado bien. Y como comentáis ya, en los streaming me ha parecido genial.

    Por otro lado, creo que nos quedamos con una parte del uso de la herramienta. Una cosa es la retransmisión en directo de los comentarios (absolutamente de acuerdo con la necesaria y potencial gestión e inclusión de ideas por parte de la persona moderadora) y otra la función tan interesante que tienen las etiquetas y estas conversaciones para llegar a contenidos y clima si no pudimos participar del acto.

    Interesante
    Besos

  12. mertxe
    26/02/2010 at 11:48

    Va a ser un tema que dará para mucho ya que la presencia de Twitter irá a más y por tanto ocurrirán conflictos más veces. Creo que como ne todo, se ha de buscar el equilibrio. Y por supuesto, avisar al ponente de qué es eso que aparece en la pantalla si no lo sabe, ya que tampoco es plan de dejarlo desubicado.

  13. María Ripoll Cera
    26/02/2010 at 11:54

    Qué difícil cuestión, desde luego. Deberíamos plantearlo en una situación de integración habitual en cualquier ponencia o congreso... He visto a veces cómo twitter servía para aportar enlaces o información complementaria por parte de los usuarios a lo que decía el ponente, y también discrepaba de lo que acababa de decir y refutaba su propia opinión con información, con mucha educación, y para mí ha sido un lujo ser testigo de esta riqueza de debate en vivo. Creo que así entendido, twitter rompe con el monodiscurso y aporta debate instantáneo o por lo menos hacer pensar al auditorio y no dejarle que se trague lo que le echen.
    Pero también estoy de acuerdo que cuando el ponente "no engancha" los twitteos son injustos, crueles y acaban de romper del todo el interés de los asistentes. Como todo, twitter es además de un derecho una responsabilidad.

  14. Lula Towanda
    26/02/2010 at 19:41

    Se debería de escribir un tratado de la buenas costumbres digitales y publicarlo por fascículos en twitter.

  15. diseño web
    27/02/2010 at 00:59

    Bueno saber como funcionan los eventos en twitter antes de implementar esta herramienta. Saludos,

  16. Ricardo_AMASTE
    28/02/2010 at 00:16

    Yo la semana pasada me cole en un evento vía twitter. no sabía muy bien de qué iba (creo que era algo de Innobasque o así), pero algunos twits me resultaron interesantes y me puse a interactuar, provocar, opinar, desde el desconocimiento de la conversación real ¿Y por qué no? No tengo ni idea si los twits eran proyectados en pantalla, si se quedaban sólo entre quienes andaban enredando, si molestaron a alguien, si estaban descontexztualizados... La verdad es que me da igual. Fue una práctica que me he propuesto repetir de vez en cuando.

  17. Iñaki Murua
    28/02/2010 at 12:35

    Igual llego un poco tarde al debate, Julen, pero en julio tras Edublogs 2009, tuvimos cierto intercambio de ideas al respecto tras
    un post que sobre este uso de twitter escribí.

  18. Iñaki Murua
    28/02/2010 at 12:37

    No sé si ha salido el comentario anterior.
    Decía que quizás llego tarde al debate, pero como aportación, algo debatimos sobre el tema tras un post que escribí al respecto tras Edublogs 2009:
    http://imurua-botxotik.blogspot.com/2009/07/to-twit-or-not-to-twit-that-is-question.html

  19. JosepJC
    28/02/2010 at 22:25

    las generaciones son cada vez más multicanal y más multitarea... hace 30 años habia 'una' educación, hoy hay nás de 4 ...

  20. Pingback: Tweet or not tweet…that is the question « The soundtrack of our lives

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies