Tuesday, Nov. 25, 2014

¿Twitter de mala educación?

Esta semana escuché quejas de “falta de educación” cuando en un evento twitter adquiere demasiado peso escénico frente a quienes están exponiendo. Vamos, la típica historia de que estás más a la conversación vía twitter, con el habitual pseudocachondeo -o cachondeo total-, que a lo que se esté hablando vía discurso oficial. ¿Realmente la presencia de twitter reduce lo presencial a “disculpa” para twittear? Pues pudiera ser que suceda en más de una ocasión.

El asunto tiene que ver con la dichosa multitarea. Si acudes a un sarao en el que hay twitter y en la sala hay twittófilas/os, es evidente que este canal, tal como van las cosas hoy en día, adquiere buena parte del papel protagonista. ¿Se hace caso a quien emite el mensaje desde esa presidencia… que sigue siendo como todas las presidencias? Parecería que en muchas ocasiones, sólo es la disculpa para twittear. Tras la atención inicial, twitter puede reconducir hacia otros territorios, a veces lógicos, a veces ilógicos.

El uso de twitter en los eventos no supone sino una versión puesta al día del backchannel. Desde luego que, si no twitteas, la experiencia de acudir presencialmente a un evento con twitter puede llegar a ser desagradable. ¿Por qué? Porque tu atención se dirige sólo a uno de los canales en marcha. Y el segundo canal interfiere con el primero y las más de las veces lo devalúa.

Claro que cuando un evento llega via video en streaming entonces twitter es más que nececesario. Bueno, quien dice twitter, dice también coveritlive, por ejemplo. De hecho, ayer me fijé, por ejemplo, que ese soberbio partido del Anderletch (¡¡!!)  fue comentado en directo en El Correo Digital a través de coveritlive y no mediante una etiqueta de twitter. A mí particularmente coveritlive me gusta, lo he usado en varias ocasiones y creo que es una herramienta muy interesante. Te permite disponer de un histórico de la conversación online alrededor de un evento que has podido o no retransmitir con video en streaming.

¿La conversación online se come al evento presencial? Si hay forofas/os del twitteo creo sinceramente que sí. Si quienes exponen ponencias no saben de qué va lo de twitter puede ser violento para esas personas. Sobre todo cuando los twitteos se proyectan en pantalla (no sé muy bien qué aporta esto, la verdad). En este caso es probable que las miradas se dirijan a las gracias del twitter y no al discurso oficial.

Al final, una idea se me repite: vivimos en la sociedad del espectáculo, en un continuo storytelling. Todo lo que contribuya a que la gente “consuma” contenidos funciona. Si, además, te haces cuatro risas, mejor aún. Twitter es una más de las herramientas que provocan un mejor consumo de contenidos en una conferencia. Claro que si no twitteas, mejor te lo tomas con tranquilidad. No merece la pena hacerse mala sangre.

————-

La imagen en Flickr es de carrotcreative.

Share This Article

Related News

Ampo, innovación y creatividad
¿Adiós al cooperativismo del bienestar?
50 libros alrededor de empresa abierta

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.