Thursday, Jul. 18, 2019

Markel Irizar, un cáncer, Obama y Lance Armstrong

Escrito por:

|

13/10/2009


Categorías:

Etiquetas: , ,

markel irizarSigo desde hace tiempo a Lance Armstrong en su twitter. Claro que como otras 2.099.968  personas a fecha de hoy. Sí, algo más de dos millones de personas seguimos a este tipo en twitter. Yo creo que es de esa gente que “le ha pillado el punto” a esta forma de comunicar. Se ve que el tipo disfruta con sus fotos, sus historietas, su familia. Curiosa mezcla de información compartida y ¿problema? para su seguridad personal. Porque siempre se ha dicho que a este hombre le preocupa lo suyo. En fin, paradojas del mundo moderno.

Lance Armstrong corre en bici y persigue una gran causa a través de LIVESTRONG. Se trata, como mucha gente ya sabe, de una fundación dedicada a la lucha contra el cáncer:

At the Lance Armstrong Foundation, we unite people to fight cancer believing that unity is strength, knowledge is power and attitude is everything.

Si echas un vistazo a la web de esta fundación, verás un uso intensivo de herramientas de la web social (blog, Facebook, Twittercanal en Youtube, Flickr, MySpace…) junto con un despliegue de información bastante considerable, además de los encuentros presenciales en torno al mundo de la bici. El modelo me recuerda bastante al enfoque Lego Mindstorms. Todo ello mirando a un norte único y claro: trabajar en la lucha contra el cáncer. A través de diversos medios y con un enfoque mediático considerable. Si Obama tiró de redes sociales para tener éxito en su carrera a presidente del mundo mundial, Armstrong resulta ser algo parecido en un terreno diferente.

Pero hay un detalle muy importante en esta historia. Porque está aderezada también de pequeñas grandes historias personales. Quienes han pasado por la experiencia del cáncer y la han superado tienen tras de sí un momento vital que los marca para siempre. Sean historias anónimas que quedan enterradas en la intimidad u otras que llegan a los medios de comunicación. Una de estas últimas es la de Markel Irizar, corredor del Euskaltel hasta ahora y que ha fichado por Radio Shack, el nuevo equipo de Lance Armstrong para el año que viene.

Desde luego que son historias que cuando las lees reconoces en ellas algo diferente. Extraído de un reportaje de El Correo Digital:

«Al principio creí que había corrido ya mi última carrera». Enseguida se animó: «Si otros se han salvado, yo también». Pensó en Armstrong, en el increíble relato de gran dominador del Tour. Antes de padecer la enfermedad, Irizar había enviado una carta de apoyo al corredor estadounidense. En inglés. «Me devolvió una tarjeta de agradecimiento». Luego, cuando el guipuzcoano cayó enfermo, fue Armstrong el que se preocupó por él. Dos usuarios de la quimioterapia.

Ahora Markel Irizar comienza una nueva etapa profesional. ¿Cuál será el nivel de su motivación personal para competir tras una historia como la suya y la de Lance Armstrong? Os dejo aquí con una pequeña reseña de Eitb.com.

Share This Article

Related News

Estupidez colectiva: mierda por arrobas
El Hierro visto a través de “Hierro”, la serie
Menos mal que Felipe VI es caballero de la Orden Jarretera

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(1) comentario

  1. Pingback: Markel Irizar, Bizipoz, más que nunca necesario en Mondragón | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies