Wednesday, Sep. 20, 2017

Una aclaración artesana

Una aclaración artesana

asertividad

Una pequeña aclaración tras leer y responder a los comentarios del artículo relacionado con el marketing y la consultoría artesana.

Ni de lejos mi intención es sentar cátedra y generalizar. Lo que estamos proponiendo es un modelo real, que estamos practicando, nada más. No es de aplicación en todo caso ni en todo tiempo o lugar. Tiene sentido para determinadas personas que pueden sentirse cómodas con una forma de entender sus vidas y sus carreras profesionales.

Por ejemplo, la lógica me dice que una persona con 30 años tiene muy difícil atravesar la puerta de la artesanía con naturalidad. No digo que no pueda hacerlo, pero es más complicado. En este sentido me vuelvo absolutamente carca y tradicional: la experiencia es un grado. Buena parte de la artesanía se cuece a fuego lento. Pero claro que las personas más jóvenes (que este señor mayor que escribe) tienen otros valores que aportar. Tan valiosos como los que proponemos quienes pasamos ya de largo los cuarenta añitos.

Que yo diga que no hay que hacer marketing no quiere decir que una empresa no deba trabajar su marketing. Lo que estoy diciendo es que una actividad artesanal no puede utilizar los mismos esquemas de la apisonadora macroempresarial o de la consultoría multinacional. No debe entrar en ese juego porque tiene todas las de perder.

Por supuesto, toda competitividad viene de hacer las cosas bien. Pero yo sé, por supuesto, que hago cosas mal y que tengo serios defectos. Y no me los quiero callar. Lo coges o lo dejas, tú decides. Porque con esos defectos voy a seguir viviendo de mi reputación, buena y mala, mezcla de diferentes sabores. ¿Por qué alguien te envía un correo para que le eches un cable en su proyecto? Pues no lo sé, pero la realidad es que ese correo ha llegado. Gracias.

No podemos utilizar las leyes de la inercia que acompañan a la consultoría tradicional. Pero este tipo de consultoría ha existido, existe y seguirá existiendo. Y que cuatro zumbados nos pongamos a escribir sobre la consultoría artesana ni les va ni les viene. Les entrará por una oreja y les saldrá por la otra, tanto a determinados clientes como a otras empresas de consultoría con las que nos encontraremos en el camino. Incluso habrá quien se parta la caja o quien nos vea como unos chulos prepotentes. Sin problemas.

Así que no cabe duda de que “artesanía” sugiere la puesta en práctica de otras formas: que cada proyecto de consultoría que emprendemos es una compleja obra llena de matices, que la química personal con el cliente es base de nuestra satisfacción (y de la suya) o que entremezclamos aportación profesional y personal (porque no podemos discernirlas). En definitiva, que estamos por la labor de ser personas a través -también- de una actividad profesional que nos define.

Share This Article

Related News

¿Realmente merece la pena el doctorado?
La vida profesional después del doctorado
Call for papers: RESER 2017

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(10) comentarios

  1. Idoia LLano
    03/09/2009 at 09:32

    Buenos días: Me enganchado a esta serie de post Julen. y aunque no puedo participar en la polémica, y mi propia incoherencia es una de las constantes que intento superar diiariamente, a veces, me gusta como expresas la búsqueda de la tuya :-) Un abrazo

  2. Iulius
    03/09/2009 at 09:41

    Me gusta mucho vuestra visión artesana y vuestra voluntad de "taller". Me resulta inspiradora. Gracias y ánimo :O)

  3. Odilas
    03/09/2009 at 10:09

    Cristalino, Julen.

  4. Guillermo de Paz
    03/09/2009 at 10:41

    En este y en el post anterior al que haces referencia surge una polémica cuyo fondo creo que lo plantea muy acertadamente Pierre Lèvy en su obra La Inteligencia Colectiva.
    Está surgiendo la consciencia de una realidad por encima, que va a mover y dirigir al mercado pero que no puede evitarlo, esta realidad Lèvy la denomina Inteligencia Colectiva. Particularmente, para entender lo que está ocurriendo y puede ocurrir desde un punto de vista antropológico, aconsejo fervientemente la lectura de este libro.

  5. guiller
    03/09/2009 at 10:51

    Hola joven artesano,

    A mí me había quedado claro ya sin necesidad de la aclaración. En cualquier caso, se agradece el esfuerzo por explicarte, aunque también agradecería el esfuerzo de otros por entender.

    En muchas partes encuentro un interés grande por identificar el punto de vista más correcto, cuando lo cierto es que el punto de vista, por definición, depende del observador (igual es que lo que interesa es etiquetar a los observadores en correctos e incorrectos).

    Lo que tú ves desde donde miras, me sigue interesando, y lo que cuentas del marketing, me parece correcto. Las personas no somos productos, y las 4 Ps de Kotler no debieran aplicar.

  6. luis.tic616
    03/09/2009 at 11:41

    "No es de aplicación en todo caso ni en todo tiempo o lugar." Me interesa mucho tu opinión de dónde no tiene aplicación la CA. Tenemos claro (creo) que no todo el mundo puede ser artesano - rectifico, no todo el mundo puede ser artesano si no tiene determinadas aptitudes y actitudes (sobre todo estas últimas), pero ¿es aplicable en todo potencial cliente?. Le estoy dando vueltas a un post al respecto.

  7. Yoriento
    03/09/2009 at 11:51

    Apoyo la moción. Eso sí, hablaría más de novel que de joven, porque los que rondamos los 40 somos unos pipiolos, o no? ;)

  8. pilar kaltzada
    04/09/2009 at 11:33

    Sólo me despista ese "también" acotado en la última frase de este excelente post (que suscribo en gran medida). Claro que "también": inevitablemente, "también".
    La definición de la persona viene dada por una misma, y la actividad profesional, la manera en la que se desarrolla y los lazos que permite crear y construir son una parte esencial de ella. Los ámbitos público y privado están más cerca que nunca, y gracias a ello, seguiremos creciendo en ambos.
    saludos

  9. Julen
    06/09/2009 at 21:11

    @Idoia, gracias.
    @Iulius, lo de "taller" sí que es bonito, sí.
    @Odilas, ¿y puro? Qué cosas dices ;-)
    @Guillermo de Paz, buen libro el que comentas.
    @Guiller, lo que pasa es que buscar una alternativa y mantenerse en el mercado conduce a territorios tensos, donde hay que hilar fino. Yo desde que leí Vida de consumo de Bauman tengo una tremenda duda de si es posible no ser sujeto+objeto a la vez en esta fiesta en la que andamos.
    @luis.tic616, claro que no sirve para todos los clientes. Ni mucho menos, ni mucho menos.
    @Yoriento, los que andamos por los 40 somos chavalines jeje
    @Pilar, pero hay muchas personas que han decidido que su vida de trabajo no merece que sean "personas". Bien por decisión propia a ajena. Es una lástima, pero es así.

  10. Juanjo Brizuela
    07/09/2009 at 17:45

    Amén… ¿por cierto, existirá el marketing "artesano"?

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies