Monday, Jul. 22, 2019

El blog como obligación personal o empresarial

obligacionLos blogs corporativos, en general, no están funcionando. Pocas empresas se sienten cómodas encima del escenario. Los focos, el diálogo, la exposición, todo ello las convierte en vulnerables ante la opinión pública. Claro que los blogs son para las personas lo mismo que las cuentas de resultados son para las empresas. Hace ya mucho, mucho tiempo (va para cuatro años) que dijimos que blog y empresa conformaban un oxímoron.

Pero también hay personas que sienten en sus carnes la presión de “mercado” de tener un blog. El campo más evidente y con ejemplos más tristes es el de la política. Política 1.0 a través de los medios 2.0, algo que termina por evidenciar que si no se cambian estructuras, seguimos con más de lo mismo. Por ir a lo fácil, el caso de Patxi López, con un triste blog gestionado por su gabinete de prensa y un twitter-altavoz es bien conocido. Pero ni es el único ni el peor de los casos.

Las empresas se ven en la obligación de “hacer algo”. Pero no pueden llevarlo a cabo mediante su enfoque tradicional. En la mayor parte de las ocasiones el propio proceso de decidir quién escribe en un blog y con qué estilo es todo un dolor. Una persona o un equipo van a recibir un encargo maquiavélico, donde hay mucho que perder y casi nada que ganar. Lo digo desde el punto de vista de esas personas, no desde el punto de vista de la empresa.

Así que, ¿mejor no estar que estar mal? Pues que San Google nos proteja, pero creo que es mejor no estar. Sí, mejor no darle más motivos a Google y a cualquier persona con dos dedos frente para dudar de nuestra capacidad de comunicar de igual a igual en el siglo XXI. Es mejor no tener un blog a tener una miseria pública espolvoreada donde acabas siendo el hazmerreír de la clase.

Por eso, creo que hay dos pasos bien evidentes antes de que tus vergüenzas y excelencias salgan a la luz:

  • lee lo que se dice de ti y tu empresa, es una forma simple de comprender las conversaciones de los nuevos medios sociales
  • prueba a conversar de vez en cuando, no te obsesiones por iniciar conversaciones, participa de las ya existentes

Consejos simples, repetidos en mil charlas. Pero seguimos sin aplicarnos la medicina. Y los blogs corporativos, esos que nacen por obligación y presión de mercado, acaban siendo blogs-trampa.

Si quieres leer más reflexiones sobre blogs y empresas, se me ocurre esta pequeña lista:

Share This Article

Related News

Amazon y el pasado industrial en el Gran Bilbao
La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Vehículos autónomos y dilemas morales

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(10) comentarios

  1. Jabi Odriozola
    17/09/2009 at 08:05

    nosotros nos queremos exponer y democratizar la valoración de nuestras soluciones. La discapacidad es más importante que nuestra empresa.
    blog. lacasaaccesiblecom

  2. Ivan
    17/09/2009 at 08:32

    decia Sabina que las canciones habia que hacerlas con el corazoncito y no con la calculadora,puede ser trasladable al caso no?
    el problema de las empresas es que muchas veces no tienen nada que contarnos...
    se les ve demaisado el plumero,pues van detras de una sola cosa,mas pasta,clientes,consumidores,y eso la gente lo nota,eso y la falta de autenticidad

  3. gallas
    17/09/2009 at 09:39

    Quizás el blog puede ser un paso natural en algunas organizaciones, para otras un elemento de presión que puede favorecer reflexión y cambio, para otras será un blog-trampa (si cobrase mayororeja un euro por las veces que utilizamos su expresión ;D) y otras no han oido hablar de esta historia jamas.
    Lo hablaba el otro día en mi blog. tengo un par de provocaciones de dospuntocerismo corporativo en la mesa. En uno hemos empezado por facebook y twitter. En el otro les propongo un blog. Tengo dudas de que tipo de realidad es la que nos podemos encontrar. Yo empiezo hablando de valores y de la inversión que tiene como redito una mayor-mejor presencia, la construcción colectiva de contenidos y el fortalecimiento de la red.
    Luego esta la necesidad de la flexibilidad, permitirnos errar en un ,momento dado, que alguien diga algo en un lugar de todos que no acabemos de compartir,... Interesante y complejo. Estos matices pueden ser interesantes. Voy a buscar alguno en los enlaces que propones.
    Un abrazo y otra vez, gracias.

  4. Amalio A. Rey
    20/09/2009 at 19:45

    Julen:
    Este es un tema sobre el que ya hablamos algo en su momento, con motivo de otro post que tratabas el mismo asunto (creo que por un jornada que diste en Gijon), a la estela de la lógica de Alorza de que las empresas no conversan, ni bloguean. Aunque entiendo lo que quieres decir, no sería tan rotundo en afirmar que el blog no funciona en la empresa.
    Mi opinión es que las empresas pueden tener blog, y que les pueden venir bien siempre que no sean "corporativos" sino "blogs-de-las-personas-que-conforman-la-comunidad-de-la-empresa", que es un modelo diferente.
    Para "conversar" no solo hay que escuchar, sino tambien hablar. No me gusta hablar con ti@s que solo escuchan. Con las empresas igual. Si son capaces de "conversar" (escuchar+hablar) a través de sus personas, me parece genial.
    Me acuerdo que decias que la mejor politica de blogging de una empresa es no tener política de blogging, y entonces te dije que yo apostaba por ser mas proactivos en eso.
    En mi empresa, muy pequeña como sabes, estamos experimentando con un blog y hemos definido esa "política" en terminos muy sencillos, unos cuantos principios:

    1) conversa todo lo que puedas con libertad y responsabilidad
    2) los blog son una mirada personal y humana, no una visión corporativa
    3) se transparente y honesto cuando escribas
    4) a la empresa le encanta que converses sobre la empresa, asi que adelante con el blog

    Es, como ves, una política sencilla, de pocos principios, pero es también una "politica de blogging", que busca facilitar y estimular, y no intervenir o regular. A mi me gusta mucho la idea que la empresa se exprese en el lenguaje de las personas que la forman....

    Me acuerdo tambien que te dije que lo mejor que nos podría pasar es que las empresas se parezcan a las personas, intenten emularlas, y es lo que tenemos que intentar... en lugar de decir "Deje a las personas por un lado, conversando.. que usted es una empresa, y no le pega hacer cosas de personas"... ¿y por que no intentarlo?

  5. jose del moral
    21/09/2009 at 14:59

    Habrá casos y casos, Julen. Sin ir más lejos, el blog corporativo que tenemos en Alianzo nos ha traído el 90% de los clientes. A veces por posicionamiento pero muchas otras porque de esta forma la gente ve que de redes sociales controlamos algo y, por ello, nos encargan sus proyectos. Por cierto, tu blog también es corporativo, aunque la corporación seas tu mismo ;-)

  6. Julen
    22/09/2009 at 05:58

    @Jabi, vuestro motivo es todo un ejemplo. Un día de estos comento de nuevo lo que estáis haciendo, porque me parece fantástico. Ánimo.
    @Iván, va a ser que sí, que a las empresas se les ve el plumero. Anda que si no se les ve... qué miedo.
    @gallas, es que no hablamos de tecnología, hablamos de forma de ser, de actitudes, de cultura.
    @Amalio, tengo que enlazar con un libro que acabo de terminar sobre storytelling porque sí creo que hay una narrativa que conviene aflorar, pero mi desconfianza por "los hilos ocultos" me tiene sobreaviso.
    @jose del moral, claro que hay casos. Pero la función "marketing" del blog corporativo lo conduce a un terreno complicado donde la ficción recrea una realidad que puede no existir.

  7. Pingback: Consultoría artesana en red » Reflexiones tras el taller de bloggers en AZTI-Tecnalia

  8. Pingback: Consultoría artesana en red » ¿Qué fue de los blogs corporativos?

  9. Pingback: Consultoría artesana en red » Si quieres compartir conocimiento necesitas un blog

  10. Pingback: Blogs y empresas

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies