Thursday, Apr. 25, 2019

Las ventajas de innovar despacio

Escrito por:

|

04/06/2009


Categorías:

Etiquetas: ,

tiempoUna de mis obsesiones es la gestión del tiempo. De hecho, mi agenda refleja por igual actividades laborales y personales. Claro que en mi caso están fundidas. Cada vez que alguien me convoca a una reunión procuro colocar hora de inicio y fin. En resumen, creo que me preocupo en exceso por “dominar” el tiempo. Porque el tiempo es limitado. En nuestra cultura el tiempo es lineal. Esto es occidente, olvida el tiempo cíclico, que también existe, sobre todo en la tradición budista e hinduista.

Estoy convencido de que nuestra percepción del tiempo se ha comprimido  en los últimos 10 años. Aunque hoy llegáramos a vivir 100 años, estos equivaldrían a 40 de mi abuelo. Como quiera que llegan más y más estímulos, el tiempo disponible por “unidad de estímulo” se ha reducido de forma espectacular. Leemos el artículo en diagonal, buscamos atajos para llegar antes a los sitios y buscamos la forma en que hacer “más con menos”. Presión y más presión en la caja del tiempo. Tiempo como enemigo a batir.

Stephen Covey decía, sin embargo, que hay una cadencia natural para los acontecimientos y que es muy difícil modificar ese ritmo vital natural de las cosas (el subrayado es mío):

La organización no es algo mecánico. Vive y crece, está formada por seres vivos que crecen. No puedes “arreglar” a las personas, tienes que alimentarlas día a día. Tienes que crear las mejores condiciones, el clima correcto para promover el crecimiento y la oportunidad. Como el agricultor, que debe escoger la mejor semilla, asegurarse de que la tierra es buena, la temperatura correcta, que hay suficiente luz solar, agua y fertilizante, que se han esparcido bien las semillas y que la cosecha se cultiva para que el crecimiento se optimice al máximo. Pero se necesita tiempo, mucho tiempo. No puedes correr aunque quieras. La ley de la agricultura es una ley natural basada en principios universales.

Estos conceptos de tiempo necesario y perseverancia aparecen también en la forma en que W.L.Gore & Associates aborda sus innovaciones. Leed este artículo de Alan Deutschman en Fast Company sobre la cuestión: The Fabric of Creativity. Es muy intersante.

Saberse manejar en un mundo acelerado es condición de supervivencia para nuestras empresas. Pero no tiene por qué afrontarse necesariamente con más velocidad. De hecho cabría pensar que innovar despacio es una innovación radical porque plantea una solución diferente a un problema común: no hay tiempo. ¿Hay que llegar primero o hay que saber llegar? Lo retro, lo antiguo, lo clásico mantiene un ritmo vital diferente al que parece exigir la innovación (radical) continua. Ahora no se trata sólo de mejora continua sino de innovación continua. Hay que generar nuevo mercado, no dejar que el consumidor se acostumbre. Tras un teléfono móvil llega otro, tras un modelo de bici de montaña aparece el siguiente. El tiempo, constreñido, sufre. El planeta más, por supuesto. Y nuestra estabilidad emocional a duras penas. Así, ya tenemos con nosotros una fuerte corriente social por el decrecimiento.

Hay un gran mercado en torno a la lentitud. Por contrapeso frente al monstruo hiperactivo social en que vivimos. La gente pide a gritos desconexión. La oferta de ocio es invadida por spas y baños relajantes. Hay un ritmo vital más pausado que hace de contrapeso a “la realidad”. Pero la realidad también está repleta de sabiduría popular y Argiñano recomienda siempre los productos “de temporada”. Pero nos estamos cargando las temporadas. Todo tiene que estar para ya, para ayer. Y no puede ser. Por eso me encanta el “cerrado por fin de temporada” de Soloraf.

Hay bancos de tiempo para intercambiar este oro del siglo XXI. GTD es acrónimo que se repite por doquier en las baldas de los bazares de aeropuerto: miles de herramientas a tu servicio. Menos tiempo es menor coste, menos tiempo es mayor margen. El tiempo glacial, frente al tiempo “de reloj” industrialista y el tiempo atemporal de la sociedad-red,  nos dirá si acabamos jodiendo el planeta. Ni tú ni yo lo veremos.

Por eso tienes que recordar que es probable que sólo pases por esta vida una vez. Disfruta del tiempo. No hagas caso a la mayoría, innova despacio, conseguirás diferenciarte y ganarás en salud. Otro capítulo más de las paradojas del siglo XXI.

Share This Article

Related News

Innovación de usuario vs. innovación abierta
La medición del valor social de una organización
La investigación colaborativa de Orona Ideo

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(17) comentarios

  1. guiller
    04/06/2009 at 07:52

    me apunto.
    ya lo decían las Supremes, you can't hurry love

  2. guiller
    04/06/2009 at 07:53

    me apunto.
    ya lo decían las Supremes, you can't hurry love

  3. amalgamadeletras
    04/06/2009 at 08:01

    Estoy absolutamente de acuerdo contigo. El culto al tiempo, como fórmula de lograr una productividad llevada a límites inospechados, es algo que algunos manejan sin saber que es una bomba de relojería. Hay que respetar los tiempos de latencia (tras una decisión, para meditar algo, en la espera a que se vean resultados) y desgraciadamente, en el mundo de las organizaciones focalizadas en el corto plazo, es una panacea.

    Nos leemos.

  4. Amalio A. Rey
    04/06/2009 at 08:06

    Julen:
    Hace tiempo abordé un tema parecido en mi blog (por cierto, fue mi segundo post despues del clásico "Hola, mundo!!"). Permíteme sugerir esta entrada: http://www.amaliorey.com/2008/06/27/la-innovacion-se-gestiona-en-el-cuadrante-ii/
    porque no solo tiene que ver con esa necesidad que sugieres de innovar "sin urgencias", sino porque también hace referencia a un modelo de Stephen Covey. El post lo titule: "La innovación se gestiona en el cuadrante II".

  5. Nacho Gallego
    04/06/2009 at 08:40

    Hola Julen, es un placer leerte despacio. Me di de alta como autonomo, pues el blog va bien. Llegue a las montañas que veia al fondo y a las que quería llegar primero. Despacio. Ahora descansando aquí, disfrutando del huerto blog, de mi cuerpo y de mi pareja. Gracias por tu inspiración. Siento el tiempo como una locura mental muy ligada a la ambició en estos tiempos que corren. Abrazos

  6. josepjc
    04/06/2009 at 08:42

    Me ha gustado sobre todo la cita... me ha 'quitado' la presentación de http://pirenelab.eu

    Un apunte para los que hablan de innovación: La innovación es un acto colectivo i social. El cambio en el que estamos sumidos se va a producir innovemos o no.

  7. josempelaez
    04/06/2009 at 09:44

    Cuando has mencionado a Arguiñano pensé que luego te referirías al slow food y su icono "caracólico".

  8. gallas
    04/06/2009 at 10:07

    Me gusta, me gusta. Este mago del zapping vital vuelve a conmoverse. A ver que sale de todo esto. Un abrazo

  9. Jesús Fernández
    04/06/2009 at 10:12

    Ese "palabro" infame que es "procrastinación"... ¿no es sino un acto de resistencia pasiva a la tiranía del tiempo impuesto?
    ¿"Hay-que"? Pues no... mira por donde... así, por dentro, he decidido sin contármelo ni a mí mismo... que va a ser que no. Y con una sonrisa, qué narices. Será mañana... o ya veremos. ;-)
    Claro que no dura muchos días seguidos. Es una pena.

    Me gusta la idea del tiempo preciso para las cosas, de sentir que ha llegado su momento, sin forzar... Hablaba sobre ello en http://jesusfdezblog.wordpress.com/2009/03/06/reflexiones-kayros/

    Innovar despacio... qué bien.

  10. Yoriento
    04/06/2009 at 12:17

    No sé Julen, me da la sensación de que no se trata de un problema de tiempo sino de toma de decisiones, de elegir y de decir no. El estrés tiene más que ver con aceptar muchos proyectos que coinciden en el tiempo en lugar de ajustar nuestra actividad al tiempo que le queremos dedicar.

    Sí, sí, ya sé que esto es un modelo teórico y habría que adecuarlo a cada caso, pero creo que disfrutar de lo que se hace y terminarlo bien empieza por rechazar mejor ;-)

    Decía José Miguel Bolívar que la productividad significa hace más de lo que te gusta y menos de lo que no te gusta.

  11. Directivo Pyme
    04/06/2009 at 18:05

    Yo me acerco más a la postura de Yoriento.

    El tiempo es un bien escaso y como bien escaso se rige por los principios de la economía. Por esto debemos ir al concepto "coste de oportunidad".

    La teoría dice que es la mejor de tus alternativas perdidas al seleccionar la que finalmente, has escogido. Estamos por tanto en mi humilde opinión ante un problema de "SELECCIÓN".

    Julen, tus argumentos me han ayudado a llegar a la conclusión de que frenar el tiempo, innovar lentamente va a permitirnos como personas y organizaciones a tomar la MEJOR ELECCIÓN. Por eso, si nos tomamos el tiempo suficiente para valorar las alternativas y no caemos en la vorágine de elegir rápido porque no llegamos a tiempo, estaremos en disposición de tomar mejores alternativas y adelantar al tiempo en relación a los costes de tomar muchas elecciones equivocadas. Por lo tanto innovar despacio en base a SELECCIONAR mejor es ganar tiempo.

    Por otro lado, es cierto que en los tiempos que nos ha tocado vivir, la velocidad de los acontecimientos, nos genera la percepción de FALTA de TIEMPO, para llegar a todas las alternativas que se presentan.

    Y rizando mucho mas el rizo, se puede decir que realmente nos encontramos dentro de una batidora que gira a muchas revoluciones... porque realmente no es una época de cambios, sino un cambio de época y quizás la tan mencionada CRISIS (ya se que senior manager nos invitó a no usar la palabra pero bueno se me ha escapado), sea consecuiencia directa de que está agotado el modelo de esta época y estamos viviendo los turbulentos tiempos que acontecen en hitos de tamaña revolución histórica, como el cambio del homo sapiens nómada al sedentario, la crisis del feudalismo, la revolución industrial, etc.

  12. Moli
    04/06/2009 at 23:02

    El tiempo es una percepción. El mío (que es mío y mío para decidir como sentirlo) corre despacio aunque haya grandes, pequeñas y muchas cosas que atender. Por que el tiempo se mide desde el vacío; a más sensación de saturación, menos tiempo. El tiempo habita en los huecos y se ensancha no por más o menos actividad sino por más o menos capacidad de re-vivirse, o vivirse consciente. Tiempo y silencio se dan la mano y de ahí la vida o la creati-vidad.

  13. Julen
    05/06/2009 at 07:51

    @Guiller, vamos a tener que hacer una recopilación de éxitos musicales relacionados con la innovación ;-)
    @amalgamadeletras, ya sabía yo que estaríamos de acuerdo.
    @Amalio, conexión química evidente jajaja
    @Nacho, ¡cuánto tiempo! Me alegro de saber de ti. Qué gusto da oírte. Disfruta, compañero, que es cosa sana.
    @josejpc, pero el cambio, que se producirá, no nos pille con el pie cambiado. Por cierto, el enlace que has pasado no me va. Probaré en otro momento.
    @gallas, "zapping vital", eso puede dar mucho juego, ¿no?
    @Jesús Fernández, la idea del kayros es muy sugerente, desde luego.
    @Yoriento, es que el tiempo es pura percepción. No es "medible" en términos absolutos. Se alarga o encoje según nuestra percepción.
    @Directivo Pyme, pues sí, si esto fuera un cambio de paradigma, seguramente que en él debería aparecer una nueva noción de tiempo.
    @Moli, desde luego, 100% contigo: el tiempo es la forma en que lo percibimos.

  14. edu william
    07/06/2009 at 22:17

    Tambien para el turismo hay un movimiento slow: http://www.consumer.es/web/es/viajes/ideas_y_consejos/2007/03/12/160657.php

    Y es curioso, porque a medida que las economias y el mercado proponen ritmos mas y mas rapidos, las economias que permanezcan estables o decrezcan el ritmo, quizas están ofreciendo "experiencias lentas". Quizas la innovacion está en no innovar y dejar que el mercado imprima un salto tan grande que tu producto forme parte de una experiencia de mas valor, por no ser la del mercado...Y eso se puede diseñar estrategicamente con lentitud...
    El otro dia, hablando sobre la renovación turística con un profesor de la universidad, concretamos que realmente había parte de la obsolescencia de las infraestrcuturas (hoteles y apartamentos), que bien enfocados, casi se pueden ofrecer como "experiencia setentera". Vamos, si no eres capaz de seguir al mercado, todavia te queda la posibilidad de ser una "experiencia"...

  15. Pingback: BIC, BIC, bic, bic, bic: dos anacronismos a elegir. | @PereLosantos Blog

  16. Pingback: BIC, BIC, bic, bic, bic: dos anacronismos a elegir. | Pere Losantos

  17. Pingback: Tiempo de cliente, materia prima del éxito | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies