Tuesday, Jul. 16, 2019

¿Leen los equipos directivos?

Escrito por:

|

11/05/2009


Categorías:

Etiquetas: , , ,

libro-corazpnMe encantaría disponer de datos al respecto, pero no conozco encuestas que aporten luz. ¿Creéis que la gente que dirige las empresas lee? ¿Su media de lectura sería superior a la de la ciudadanía rasa, igual o inferior? ¿Deberían ser personas más cultivadas a través de la lectura y dar ejemplo al respecto?

En mi caso, tengo que reconocer que los años que estuve trabajando como directivo no los recuerdo precisamente como años de abundante lectura. Echando la vista atrás los asocio mucho más a “hacer” (o al menos a intentarlo). Algo así como “aquí estamos para mover el mundo” y no tanto para “leer cómo deberíamos hacer para moverlo”. Y conste que también recuerdo la preocupación de algunas personas de los equipos directivos en los que participé por compartir lecturas y generar entornos más “cultos”. Pero, en general, mi sensación: no time to read.

En diversas clases con directivos en la universidad nos damos cuenta. Tenemos la sensación de que los directivos no leen. Me lo comentaba David hace poco. Y después de bucear en recuerdos, me temo que fui parte de la fiesta. “Leer” queda para el tiempo libre, separado de la actividad profesional. Si alguien te pilla leyendo un libro en tu puesto de trabajo es posible que piense: ¿qué hace este tipo sin hacer nada? Porque leer = no actuar.

En mi caso tengo claro que gran parte de las ideas de gestión me vienen de las lecturas. Realidad y lectura confluyen para dar sentido a la actividad profesional. Observar prácticas de gestión y cruzarlas con ideas que llegan de los libros es gratificante. Hacer sin leer es como reír sin llorar. No hace falta que estés todo el día a lágrima viva, pero conviene limpiar los ojos de vez en cuando para mantener clara la mirada.

Me permito reproducir ese precioso video que ya compartimos aquí un mes atrás:

Share This Article

Related News

17 citas de Construir y habitar, de Richard Sennett
La actitud hacia el conocimiento externo a la empresa
Planes de acogida… y planes de salida de las personas en la Administración Pública

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(23) comentarios

  1. mkl
    11/05/2009 at 07:43

    Muchas veces he pensado sobre eso, me alegra de que hayas llegado a una conclusión similar a la mía. No leen.

    No sólo no leen, es que no escriben. Cuando he tenido que hacer formación sobre, por ejemplo, planificación a diferentes niveles, desde alta dirección a currantes, los primeros en los que se detecta la competencia de la escritura correcta y ordenada son los técnicos con escasas responsabilidades sobre otros. De allá para arriba, se presentan dificultades para hacer la "O" con un canuto... con las excepciones de rigor, por supuesto.

    La estrategia para que un directivo reciba un mensaje escrito es similar a la que se debe emplear con los niños: letra grande y muchos dibujos, De ahí, en parte, el éxito de pouerpoin.

    Eso tiene que producir un sobrecalentamiento neuronal, seguro ;-) .

  2. amalgamadeletras
    11/05/2009 at 07:52

    Más que leer, centraría el tema en lectura especializada, en este caso de managemen, como algunos escriben con mucha gracia. Creo que el interés queda, en un amplío porcentaje y en primer lugar, limitado al diario económico y el semanal en formato revista. En cuanto a lectura a través de Internet (blogs, rss, twitter...), la generación que está aupada en los puestos directivos, todavía no la han descubierto. Habrá que esperar unos años a que los jóvenes 2.0 lleguen arriba.

  3. Ivan
    11/05/2009 at 08:00

    yo tb me lo he preguntado
    pero solo hay que leer libros de Management o que?admire cuando Cancelo nos dijo en el MBA que los mejores libros de Management son la Literatura de verdad,los LIBROS,la mayoria de los de Management se desfasan rapido no creeis?

    en mi caso para aprender y crecer en temas de inteligencia competitiva tenia que leer a saco,sino no habia libro de instrucciones,pues habia que empezar de cero,tambien leia y subrayaba libros,en eso en Eroski fue chapeau,nadie me decia nada,tenia mil libertad,cosa que agradeci infinito,pero obviamente porque tuve suerte con las personas y la empresa

    en otra empresa si alguien te pilla subrayando un libro,leyendo blogs diran,este tio que vago,en cabio si si te ven mandando un email o al telefono,dirian,q currela es este chaval

    en fin coo diria Galeano,la escuela del mundo al reves

    salu2 dsd Katmandu
    Ivan

  4. Yoriento
    11/05/2009 at 08:24

    No hay cultura de lo escrito, del registro y de la lectura sencillamente porque en gran parte no hay cultura científica en las organizaciones y en sus profesionales, también en el ámbito del empleo. No se lee porque no se evalúa ni se compara.

  5. David de Ugarte
    11/05/2009 at 08:48

    Creo que el amor a la lectura tiene que ver con la vida y el amor a la vida. La mayor parte de la mayor parte de los equipos directivos que conozco han sido "buenos chicos", como los alumnos para los que estaba pensado el master que comentabas el otro día: fueron de la manita haciendo lo que se consideraba socialmente mejor del parbulario al postgrado. No tuvieron malos trabajos, no compartieron pisos lamentables, no sufrieron rupturas sentimentales desastrosas ni emprendieron aventuras o viajes sin cobertura ni retorno conocido. Al revés hicieron lo que se esperaba de ellos.

    En un mundo así se lee para estudiar y se estudia para pasar un examen. No es "sin tiempo para leer", es "sin una vida en la que leer aporte algo".

  6. Ivan
    11/05/2009 at 09:12

    muy bueno David
    creo que tienes razon,la mayoria de los directivos son asi,digamos que buenos chcos,y politicamente correctos
    pocos Richard Banson se encuentran,gente que se sienta comoda perdiendo el control apenas hay

    quiza esa sea la razon porque la mayoria de las empresa chocan frontalmente con la juventud,no apasionan,no emcoionan y a gente de 30 para abajo nos cueta encontrar referentes y espejos en los que mirarnos cuando queremos trasladar esa visiones al ambio emrpesarial

    soy un apasionado de la lectura y nunca he podido hablar de libros con ningun jefe,ni de Manu Leguineche,ni de Kapuscinski,ni de Hemingway ni de Javier Reverte ni de Luis Sepulveda o Kundera

  7. M@k, el Buscaimposibles
    11/05/2009 at 10:25

    Como para preguntar si leen blogs...

  8. versvs
    11/05/2009 at 11:21

    Lo peor, Julen, es cuando ni siquiera cuando tu trabajo te exige leer y estudiar está bien visto. Yo lo he visto, no que la gente se sorprenda de que alguien que escribe la tesis, aún escribiendo la tesis tenga tiempo para leer/escribir cosas que no sean la tesis, sino que cuando ves gente estudiando para el trabajo (en el mundo científico, como en otros, es obligatorio) esa misma gente sorprendida vuelve a mirar raro porque, ¿qué haces todo el día en la mesa, asi vas a hacer los experimentos?

    Y creo que David apunta bien: el problema es cuando has vaciado tu vida y leer ya no te aporta nada. Si leer no era vía de satisfacción sino de consecución de metas profesionales, una vez llegas arriba leer te sobra.

    Una pena que yo no entiendo; a mi también me gusta leer y leo casi todo por placer :)

  9. M. Luz Congosto
    11/05/2009 at 11:39

    ¿Para qué van a leer si ya han pillado? bastante tienen con mantenerse en el puesto

    Me dan mucha pena esas vidas vacias

  10. Jesús Fernández
    11/05/2009 at 12:39

    Yo puedo contar mi experiencia de años sin leer demasiado. El tipo de trabajo que tenía entonces no necesitaba de lecturas; era más bien desarrollar el arte de la resistencia y la habilidad dialéctica para proponer discursos y ppt's sin un flanco abierto para el ataque.

    Pero de muy joven había sido un lector empedernido, incluso compulsivo. Hace 6 años comencé de nuevo a recuperar la pasión por leer. Primero en los veranos y los puentes, luego más distribuido en el año... ahora cada día con la inmersión en los blogs.

    Coincido con Julen: una parte de mi mundo reflexivo y de mi poder para actuar vuelve a ser hoy producto de la lectura conectada de libros. Pero no lo observo en general entre los directivos. Creo que el tipo de objetivos a los que te enfrentas condiciona demasiado y es una auténtica lástima, porque es uno de los problemas por los que le cuesta avanzar a la cultura de innovación de una empresa.

    Sin embargo discrepo con David. He pasado personalmente por experiencias que me han hecho "alucinar", tras observar el pasado de directivos de éxito, abierto como las hojas de un libro por sus propios protagonistas.

    Las personas recorremos caminos que con frecuencia no hemos diseñado así. Y cuando llegamos, no sabemos muy bien cómo hemos alcanzado ese punto ni qué hemos perdido en la ruta. Pero se puede recuperar: hoy, yo me atrevo a leer un libro en mi trabajo.

    Aunque soy un privilegiado, lo sé...

  11. María
    11/05/2009 at 12:45

    "¿qué hace este tipo sin hacer nada? Porque leer = no actuar." Así las cosas, si me pillan leyendo blogs...
    Suena marketiniano, pero el que lee, se enriquece, pero creo que algunos no ven que enriqueciendose de esta forma vayan a enriquecer su puesto, su negocio, su empresa,...
    Yo creo que leen poco o casi nada, y sobre todo les parece mal que los demas no hagamos lo mismo.
    un saludo,

  12. Sergio Monge
    11/05/2009 at 13:28

    ¡Ostras! Una pregunta muy interesante. El problema de no leer no es muy evidente a corto plazo (unos pocos años) pero me da que una larga carrera de directivo tiene que ser mortal para el espíritu innovador a menos que te autoimpongas lo de leer como una obligación.

    ¿Periodos de baja actividad para directivos? ¿Dos años en el fregao y un año en barbecho (¿con responsabilidades menores y obligación de formarse (y leer)?)?

    Barbecho de directivos... ¡qué gran concepto!

  13. Amalio A. Rey
    11/05/2009 at 15:18

    Hay de todo en la viña del señor. Algunos no leen porque les falta tiempo. Otros porque no tienen el habito. Lo peor es que esa carencia la cubren muchas veces por "contagio" (si no lees esto, estas fuera), con superficialidad. ¡¡Y no eligen bien!!
    He pensado muchas veces en crear un "club de lectura" con directivos que conozco, para imponernos un minimo de "lecturas obligatorias" que después discutamos en red. Recomendarnos mutuamente libros o articulos, para leerlos y discutirlos. Es algo bonito, y edificante. Crear estos "club" informales está muy bien.
    Mientras tanto, no pierdo la oportunidad de recomendar libros, y de reseñarlos a traves de la web y el blog. Y me alegra un monton saber que alguien me ha hecho caso y está agradecido de la sugerencia.
    Por cierto, Julen, yo me haría una segunda pregunta al hilo de la tuya: ¿cómo los directivos eligen los libros que leen? Quizas eso me ayude a comprender... ¿Por qué tantos directivos leyeron "Quien se llevo mi queso"?

  14. M@k, el Buscaimposibles
    11/05/2009 at 16:23

    Sergio, ¿espíritu innovador? Será una pobreza total para el espíritu en general, caso de existir. Vale, vale, hoy estoy especialmente "anti-inno", pero vamos, que lo de leer e innovar es reducir mucho las cosas. Y nada de ponerlos en barbecho, que curren, leñe, e incorporen la lectura a sus vidas, que les hará mejorarlas mucho más allá de lo laboral.

  15. guiller
    11/05/2009 at 19:16

    Excelente post. Tú pregunta me lleva a otras similares ¿Escuchan los equipos directivos?

    Tienes razón en que muchos dejamos que triunfe el prejuicio de que la lectura o la escucha son "pasivas", cuando pueden ser profundamente activas.

    Yendo más al fondo todavía, los proyectos requieren un equilibrio entre lo activo y lo pasivo. Es una reflexión sobre la que vuelvo con frecuencia: para construir Camelot hace falta que dialoguen Arturo y Merlín: la orientación a la acción y la orientación a la escucha, a la lectura y la reflexión. Sin ese equilibrio, acabamos en batallas que no tienen demasiado sentido, construyendo imperios con pies de barro...

    Y esa idea, como otras muchas, me viene de leer libros de caballería, no de management (y también de ver películas...¿van al cine los equipos directivos?)

  16. Yoriento
    11/05/2009 at 19:21

    Esta yo pensando que tal vez haya que extender el ámbito de acción de la pregunta: ¿leen los que no son directivos, todavía, o nunca lo serán? ¿La no lectura y la no escucha es un problema exclusivo de los directivos?

    Hablar tanto de los directivos como responsables de lo que pasa y no del sistema y de las organizaciones en su conjunto es una característica del management más perruno, no?

  17. cumclavis
    11/05/2009 at 19:30

    Suscribo, por supuesto, el contenido del post. Conste que, en mi caso, he tenido el privilegio de compartir dirección con un equipo que leía…bastante. También soy consciente de la rareza de la situación.
    De todas formas, el post despierta, para mí, ciertos interrogantes.
    Leer sí, pero ¿qué? ¿Se considera que la lectura es referida a temas de management, por ejemplo? ¿Abarca esta lectura a otras temáticas, para mí más instructivas e interesantes, como pueden serlo la novela?
    Se ha de traducir la lectura en algo más que recibir consignas de un gurú y aplicarlas a pies juntillas o, por leer se entiende que se afina la capacidad de interrelacionar y se favorece la flexibilidad de pensamiento. En este caso, leer a David Allen o a Goleman y compañía ¿es considerado lectura? Porque me suelo encontrar a más talibanes aquí que en quien no lee nada.
    Otra cosa, ¿son sólo los directivos los que no leen o deberían leer más? ¿Y los consultores, coach y demás fauna? ¿Se da por entendido que leen? No hace mucho alguien me dijo que esta no era una característica fundamental sino que era de más a más…
    Esta carencia, ¿va ligada a las personas o es un reflejo de lo que el sistema valora? Es decir, que no te salgas del guión y produzcas…a cualquier precio…

  18. Anna
    11/05/2009 at 19:38

    ¿Leen? ¿Y qué leen? ¿Entienden lo que leen? Supongo que hay de todo, pero cuando pillas a unos cuantos de esos que te repiten las frases y expresiones de moda gracias a obras de gurús, manuales de autoayuda y similares, te das cuenta de que seguramente:
    1/ Leen poco, menos de lo que serái recomendable
    2/ Leen mal, sin demasiada selección y (como muy bien dice Amalio) lo que se lleva y por contagio
    3/ De la misa, la mitad. Vaya, que no se enteran demasiado y se quedan con conceptos teóricos y poquito para llevar a la práctica.

  19. Uxio
    12/05/2009 at 12:38

    No leen. Para eso están los consultores, que después cobran una pasta por plasmar las ideas de la lectura en formato propuesta :) Es un ecosistema al que a cada uno le corresponde una parte: si los directivos leyeran más, habría menos consultores.

  20. Iñaki Murua
    12/05/2009 at 21:34

    Y algunos reconocidos como "líderes" tampoco. He tenido un par de experiencias, de pedir que me recomienden tres libros básicos en el campo en el que supuestamente eran expertos... y no fueron capaces. Eso sí, uno de los sujetos luego escribió un libro ;-)

  21. Maribel
    15/05/2009 at 17:45

    Leer "La inteligencia fracasada" de Marina, leer tu blog, escuchar, leer "Sale el espectro" de Philip Roth, leer otros blogs, a Guiller, a Germán, a Sergio... escuchar a Fernandez Aguado y volver a los clásicos, dialogar, discutir, dudar, debatir, poner en práctica, escuchar y leer de nuevo, De Lillo, Mc Ewan, Management, otra vez blogs, cruzar, probar, reflexionar, ¿no pasa todo por leer?

  22. Julen
    22/05/2009 at 07:55

    Y yo sin entrar en la conversación. Vergüenza me da... leer todos estos comentarios que cada cual merecería un apunte en sí mismo.
    @David comenta que a lo mejor muchos directivos han sacado de su hábito la lectura, yo creo que es la norma. Yo tengo un conflicto serio entre mis dos formas de leer: el libro y la pantalla. Siguen patrones muy distintos y a veces no me gusta. Al libro le presto más atención, hago anotaciones al margen. Pero la pantalla es movimiento veloz de ojos y muchas veces ¡¡no me gusta!! ¿Será grave?
    ¿Será que el modelo de lectura del libro acabará por sucumbir ante otro modelo de lectura de menor profundidad?

  23. Pingback: 9 principios del management sin management (523) | Yoriento

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies