Wednesday, Jul. 17, 2019

La web 2.0 no es “más participativa”

Escrito por:

|

28/05/2009


Categorías:

je-participePues eso: que la web 2.0 no genera participación “per se”. Lo comento porque en más de una ocasión me parece percibir una especie de mantra de que web 2.0 = participación masiva. Y no es el caso… necesariamente. Pareto sigue siendo Pareto y las leyes de participación en medios sociales son ¿inquebrantables? Es una cuestión difícil de resolver.

En nuestro curso sobre Entornos de trabajo 2.0 hemos propuesto una reflexión en torno a la participación, basada en un antiguo post que escribí por aquí. Entre las preguntas que podían guiar la reflexión una tenía que ver con el “derecho a estar callado“. ¿Es este un derecho sin más, que hay que respetar y convivir con quienes no quieren hacer oír su voz de forma pública? Pues sí y no. Vaya paradoja.

Si consiguiéramos una participación masiva, que tienda al 100% de las personas de una organización en todos los asuntos, ¿mejoraríamos la gestión? Todos en todo parece algo ¿no deseable? Entiendo que hay una lógica que dice “zapatero a tus zapatos” y que eso supone que yo participo más activamente en ciertos temas y tú en otros, ¿no? Así que siguiendo esa lógica siempre tendríamos una parte de las personas que deciden mantener su boca cerrada en determinados asuntos. ¿También en asuntos que incumben a toda la ciudadanía?

Claro que esto de montar un blog mucha gente lo ve como la forma directa de conseguir participación. Y no, no es el caso en la mayor parte de las ocasiones. Tenemos entre manos ahora un proyecto en el que vamos a profundizar en torno al “lurker“, al “mirón”, que está pero que no da señales de vida. El rol de estas personas es a veces denostado porque “hay que participar”. Pero ¿por qué hacerlo? Asunto interesante de analizar. En el caso de la web social en las organizaciones, parece lógico considerar tres ejes: la persona, la organización y las propias herramientas que se pongan en marcha.

De todas formas, conviene recordar que no, que web social no genera participación de forma inmediata. Es más, la web social puede transparentar las miserias de la falta de participación. Por eso conviene decirlo. Hay dinámicas de participación que quizá no requieran de la web social y otras que lo están pidiendo a gritos. Seguiremos con el asunto. Si quieres leer otros artículos de este blog relacionados con este asunto de la participación te dejo estos tres:

Share This Article

Related News

¿Una vida reducida o ampliada por el trabajo?
20 ideas para repensar la participación en el cooperativismo de MONDRAGON
Adam Smith, Fukuyama y Rifkin para explicar el emprendimiento colaborativo

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(16) comentarios

  1. Katixa
    28/05/2009 at 15:49

    De hecho para que no me tachen de "mirón" o de "voyeuse" , escribo esto aunque no enriquezca el debate que es es la razón por la cuál la mayoría del tiempo la gente no comenta. Leemos, disfrutamos, pero no comentamos si no vemos algo pertinente que añadir lo que no significa que lo hemos leido no arranca un diálogo interno que no ponemos parar que es lo más importante... :-)

  2. Iñaki Murua
    28/05/2009 at 16:37

    La consideración del rol del lurker ha cambiado; hasta el nombre tiene una connotación negativa. Por otra parte, si todos y todas participan muy activamente tenemos un tipo de infoxicación por exceso de comunicación. Pero, ¿y si nadie lo hace? Ay, el difícil equilibrio (lo de qué pasa si todos participaran mucho me lo planteó el tribunal en mi examen DEA dado que fue una investigación sobre la participación pasiva)

    No es menos cierto que se ha valorado siempre mejor la comunicación asincrona, pero en muchas ocasiones, en cursos y similares, se asemeja a un juego de estrategia (no ser el primero en postear, tampoco dejarlo para el final...)

  3. silvia_ncuentra
    28/05/2009 at 20:58

    Pego la respuesta que di a esta pregunta en el curso de Entornos de trabajo 2.0 que cita Julen. Nos dio a elegir tres de veinte preguntas, y ésta me llamó poderosamente la atención desde el primer momento en que leí de carrerilla la lista; supe de inmediato que sería mi primera elección. Pregunta: "Cómo tratar el derecho a estar callad@ y no participar? Mi respuesta:

    "Hay que tratarlo con naturalidad. No pasa nada.
    Y después hay que pensar que es imposible no comunicar, como afirmaba uno de los axiomas de Watzlawick. Y partiendo de esta afirmación, sería conveniente aprovechar canales informales de comunicación para saber en la medida de lo posible las motivaciones del silencio.
    Habría que esforzarse en la creación de espacios de participación de diversa índole y sobre distintos aspectos que puedan propiciar nuevos intereses y motivaciones para participar.
    No hay que cerrar nunca la puerta a una posible futura participación y por ello no hay que retroceder y volver a métodos no participativos."
    Leyéndola ahora, me parece una respuesta muy simple... Antes de pencarme, podría comprometerme a dar una respuesta más elaborada!!!

  4. Julen
    29/05/2009 at 05:28

    @Katixa, no diría que eres una "voyeuse", al menos aquí ;-)
    @Iñaki Murua, sí, a veces podemos plantear la participación como un juego de estrategia donde pasar desapercibido es una de las tácticas más útiles, ¿no?
    @silvia_ncuentra, pero Watzlawick no aterrizó en el mundo digital. Cuando estás ausente en lo digital no hay más información que nos vega de aspectos no verbales. Esto condiciona todo. Hummmm.... bueeeeeeno, te aprobaremos, pero los profes aceptamos regalos :-p

  5. Germán Domínguez
    29/05/2009 at 09:41

    No suelo escribir en blogs y en parte es timidez a que mi opinión no sea significativa para los demás, en parte porque si no enriqueces el debate mejor estar callado. Mucha gente opinaría sobre esta o cualquier otra cuestión en una tasca tomando cervezas, pero en el momento en el que sabe que sus opiniones quedarán registradas el tema cambia.
    La Web 2.0 facilita la comunicación razonada y esto debería suponer unas aportaciones de más valor. Esto mismo frena a los menos comunicadores y hace que se guarden sus comentarios. Sin embargo entiendo que hay medios para conseguir que esta gente opine: preguntas guiadas, respuestas parametrizadas, etc. Ya no les pides que formulen argumentos sino que se adhieran a los argumentos de otros.

    Un saludo.

  6. Ukiah
    29/05/2009 at 11:46

    [mode lurker OFF]

    Pero... ¿es necesario promover la participación masiva? Con el volumen de difusión actualmente existente, ¿es deseable o simplemente posible que todo el mundo aporte en todos los temas y sitios en los que tiene interés?

    Creo que el lurker es una ya ilustre figura en este universo electrónico, y que ha sido tradicionalmente ignorada.

    Una diferencia a plantearse en el escenario 2.0 es si ese tradicional olvido debe mantenerse, o si el lurker debe ser considerado un factor de relevancia en la ecuación del cambio que se quiere elaborar. Mi opinión es que el lurker no puede ser considerado simplemente como un factor pasivo, sino como receptor activo.

    La cuestion a plantearse es si esa presencia debe ser gestionada y como hacerlo.

    ¿Hablamos de coaching couch potatoes?


    Ukiah, blinking lurker
    [Mode Lurker ON]

  7. Germán Domínguez
    29/05/2009 at 16:47

    Ukiah, coincido contigo plenamente en que el lurker no es un factor pasivo.

    Están ahí. Absorven información que luego usan en su vida offline. Pero también influyen directamente en la comunidad online. Sus visitas a páginas y blogs mejoran el posicionamiento natural de esos sitios. Finalmente todos aceptamos que hay gente en la red cuya opinión es entendida por la comunidad como una opinión valiosa. Curiosamente estos "gurús" son colocados ahí por lurkers que los visitan periódicamente para ver tendencias y formarse opiniones sobre diversos temas. No participan pero influyen.

    ¿Cómo gestionarlos? gran pregunta.

    Hace casi 3 meses lanzamos una red social de ámbito local (www.castellonea.com si quieres invitación me la solicitas). Al principio conseguimos que el número de usuarios creciera rápido (para el tamaño de la población). Esperábamos que los usuarios de la red consiguieran que la bola se moviera sola pero no lo estamos consiguiendo. Necesitamos inyectar actividades para mantener a los usuarios y para captar nuevos. Los usuarios que venían de facebook o tuenti volvían, tras probar, a sus redes masivas. La mayoría de usuarios nos comentaban fuera de la red, "es que entro miro si hay novedades y como no veo mucho movimiento no vuelvo a entrar". Conclusión: son lurkers. No crean grupos, ni eventos, ni escriben noticias, ni suben fotos y vídeos, ni se mensajean con sus amigos. Entre 800 usuarios deben haber 4 verdaderamente activos, 8 más que se esfuerzan, por estar vinculados al proyecto de una forma u otra y el resto observan y esperan.

    ¿Cómo gestionarlos? gran pregunta.

    Un saludo.
    Germán.

  8. Ukiah
    29/05/2009 at 17:11

    > No participan pero influyen.

    Eso es cierto, pero yo más bien me refería al hecho de que "van a ser influenciados"...

    Si el objetivo de cualquier iniciativa 2.0 es cambiar algo (en el contexto que sea), los lukers forman parte del objetivo a ser cambiado.

    En un medio colaborativo abierto, uno tiene a olvidar con frecuencia que no sólo se está dirigiendo a aquellos a los que personalmente se dirige, sino que detras existe una pléyade de oyentes (algunos conocidos, pero muchos anonimos) sobre quienes se está influyendo permanentemente.

    Es decir, estamos en cierto modo ante un mass media sin conciencia de serlo, con lo que de positivo conlleva y los riesgos que puede implicar...

    Ukiah. No, si al final voy a tener que dejar de ser lurker.

  9. Germán Domínguez
    29/05/2009 at 17:33

    Estoy deacuerdo. Supongo que conoces el ejemplo que de "IKEA Miente". Yo se lo oí a Genís Roca en una conferencia.

    Un blogger de los que son leídos diariamente por miles de personas decidió poner en su blog (creo que era de economía) los que le había pasado el fin de semana en el IKEA de no se que ciudad. Él no quería hacerlo pero como su mujer le insistió y estaba tan enfadado decidió hacerlo. Escribió un post titulado IKEA miente a sus clientes y explicó lo que le había pasado. A los pocos días, si buscabas IKEA en google, aparecía en la primera hoja de resultados en las primeras posiciones "IKEA miente a sus clientes".

    Miles de internautas leyeron el post. Y miles más que buscarían IKEA serían influenciados por un mensaje tan claro asociado a IKEA. Probablemente el blogger sólo quería compartir su enfado con los lectores/amigos/colaboradores habituales pero el resultado fue de escala nacional.

    Influyen y son influenciados. Actualmente es un mass media sin conciencia de serlo. Como dices, en lo postivo y en lo negativo.

    P.D.: cómo IKEA no lo he encontrado pero cómo IKEA miente es el primer enlace de goolge.

    Un saludo.
    Germán.

  10. Carme
    30/05/2009 at 12:01

    Creo que la participación dependerá de dos factores principalmente:

    1.- La respuesta de quien está al servicio de los participantes (y la percepción de los mismos)
    2.- La diversidad de necesidades en los participantes

    Intentaré explicarme:

    Si mi participación representa que se va a solucionar algo que es un problema para mí y percibo que hay una respuesta dirigida a mí que supone la solución a mi problema, será muy fácil que participe. Por el contrario, si se me pide que participe para decidir el color de la pared, cuando eso no lo percibo como un problema para mí, y además no percibo bien en qué medida se tiene en cuenta mi opinión, será muy difícil que participe.

    Por otro lado, si mi problema lo comparto con muchas otras personas, que se han manifestado antes que yo y que mi participación será sólo para decir "estoy de acuerdo" y sin aportar nada más, será más difícil que participe que si es algo que percibo que tengo que decirlo yo porque si no nadie lo hará. Personalmente interpreto esto como explicación ante el hecho de que en los blogs donde se puede comentar y votar hay más votos que comentarios.

    Así que pienso que quien está callado puede estar diciéndonos varias cosas que deberíamos escuchar:

    1.- Tu propuesta no me interesa porque mis prioridades son otras. Pasa de mí a menos de que realmente te intereses por mí.

    2.- (Clásica variante de la 1): No percibo que tu actuación responda a mi participación. Por favor, no me hagas perder el tiempo que bastantes problemas tengo.

    3.- Estoy de acuerdo con quienes han hablado antes.

    ... y alguna más que me habré dejado

  11. Carme
    30/05/2009 at 12:27

    @Germán Interesante el ejemplo de IKEA. He buscado IKEA en "Goole.es" y con idioma "es" Me sale "IKEA miente" en la primera página, en el cuarto resultado (1 y 2 son la web oficial, 3 la wikipedia, 4 el artículo reseñado)

  12. Sin Oficina
    31/05/2009 at 17:33

    Lo siento pero no he leído más que él artículo y no los comentarios, así que si repito o no tengo en cuenta las matizaciones lo siento.

    Creo que hay un refrán que dice que "el hábito no hace al monje" (mejor que aquello de que aunque la mona se vista de seda mona se queda, que parece más peyorativo).

    compartir, participar, enriquecerse mentalmente y enriquecer a los demás son habilidades sociales y culturales, nada que ver con la tecnología. Lo último hace fácil lo primero, pero si lo primero no existe la tecnología no te lleva a ningún sitio.

    Saludos

  13. Pingback: Consultoría artesana en red » La participación debe manejar fechas de caducidad

  14. Pingback: Bside » Social Usability

  15. Pingback: Social Usability

  16. Pingback: Social Usability | David Sánchez Bote

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies