Saturday, Jul. 20, 2019

El fin del mundo

Escrito por:

|

10/05/2009


Categorías:

Etiquetas: ,

faro-de-orchilla-4He estado allí muchas veces. Es el fin del mundo. Hay un faro y tierra sin apenas vegetación. Una carretera rota llega hasta el final. Hasta el final del mundo.

Está en una isla y corre el viento. No fuerte, pero sí constante. El viento conduce la vida con calma hacia el horizonte y allí se diluye. Desaparece en silencio, sin más.

El faro es sólo el anticipo del final, una torre que señala el lugar donde nada hay más allá. Un lugar entrañable, el sitio donde la tierra decide que hay un límite. El faro guía la vida que acaba.

El final se proyecta imaginario con su haz de luz. Nunca nadie vio el faro encendido, pero todos saben imaginar la trayectoria de su luz. La luz del fin del mundo.

Share This Article

Related News

Crepita
Bauman, siempre Bauman
Felicidad compulsiva

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(1) comentario

  1. Alberto
    11/05/2009 at 03:44

    Finis Terrae. Finisterre, como le decían allá. Tierra muy querida y recordada.
    Se quedaron muchos recuerdos en el fin del mundo.
    Alberto

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies