Saturday, Dec. 16, 2017

Hiperterritorio: el sur de Islandia

islandia-surHace ya tiempo que me trasladé a vivir al sur de Islandia. Es un lugar donde me siento cómodo. En él habitan personas de muy distinta condición. Quizá puedan tener en común… que son personas. Más allá me cuesta encontrar el vínculo. Son tan diversas que el proyecto común se convierte en tantos como personas. Así que la mejor definición para mi hiperterritorio es que está lleno de proyectos.

La idea de lo “hyperlocal” viene de tiempo atrás, sobre todo referida a los medios de comunicación que incorporan la voz de la ciudadanía mediante el uso, en buena parte, de herramientas de la web social. ¿O quizá es al revés y el punto de comienzo pueda situarse en las personas que usan la web social? Parece que así tiene más sentido: personas que comunican y cuya suma de puntos de vista conforma una nebulosa de opinión. Cuando esto sucede en torno a un punto geográfico concreto, hablamos de “hyperlocal”.

Para navegar por este territorio hay que combinar habilidades sociales de diverso tipo. Las plazas  y las aceras (que diría Steven Berlin Johnson) son el lugar de la conversación. Pero plazas y aceras también han tomado forma digital. ¿Qué une la plaza física y la plaza digital? Pues es evidente: los proyectos personales concurrentes. Cada cual conecta emocionalmente con lo que quiere. En la plaza digital la conversación fluye de la misma forma que lo hace en los bancos bajo los árboles. Tardes de verano.

Outside.in: ¿quieres conocer de qué se habla en Boise o te gustaría acceder al Boise hiperlocal? ¿Qué te parece? La idea es simple: agregar opinión en torno a un punto geográfico. En realidad es pura emergencia: descubrir las conexiones sobre la base de un hilo conductor cualquiera. Puede ser la geografía, pero podríamos hablar de otro vector. El sur de Islandia es territorio difuso, lo reconozco. Pero lo habitan personas y esa debe ser nuestra obsesión: son la base de todo.

En el sur de Islandia la ciudadanía digital es un derecho. Allí la gobernanza es palabra con sentido paradójico. Se genera desde las interacciones individuales. Unida a la subsidiariedad conforma un panorama que descoloca a las clases dirigentes. El pegamento que relaciona proyectos individuales es tecnológico porque no hay alternativa hoy en día para superar las limitaciones geográficas.

Diego Soroa habla de hardware social, Manu Fernández quiere ciudades a escala humana, Juan Freire fue un adelantado que hace ya más de 2 años escribía de los proyectos de Peuplade, Placebloggers o de Outside.in, el proyecto ya comentado de Steven Johnson. Son ideas en torno a un eje central: el territorio físico se recrea al dotarlo de mayor conectividad. Y las tecnologías de la web social son una de las mejores herramientas para recrearlo. Viva el milímetro digital.

¿Pierde poder de atracción del territorio físico? Todos sabemos que no, que la geografía es motor de crecimiento sentimiento. Yo puedo hablar de mi conexión emocional con el sur de Islandia. Es poderosa y compleja. Porque el sur de Islandia es una geografía diversa, que incluye a Urioste, el barrio donde crecí, pero también a mi otro barrio-first-life. El sur de Islandia tiene islas, sobre todo pequeñas, donde El Hierro es la preeminente. Y una ría que escapa al mar, aquí en Bilbao. Se conforman comunidades que fluyen con intensidad variable en el tiempo. Incluso sucede que renacen viejas conexiones emocionales olvidadas.

El lugar físico se ha demostrado como fundamental para nuestra supervivencia. Nos hemos agrupado. Las ciudades creativas, los territorios-cluster y las metrópolis de la innovación han jugado a estrechar la geografía. Y generan círculos virtuosos. No cabe duda. Pero vamos asistir al futuro. La función no ha hecho sino comenzar. La geografía política sigue luchando con armas del pasado. Quiere ganar batallas, pero olvida que somos muchas las personas que no queremos guerras. El sur de Islandia, por supuesto, no tiene ejército y cuando alguien ha venido a tratar de medir su competitividad, enseguida ha caído en la cuenta de que no tenía sentido.

Mañana viernes en Innobasque tendré 15 minutos para explicar la potencia del sur de Islandia. Pero no sé si me haré entender. Quizá me ciegue la emoción.

Algunos artículos más en este mismo blog relacionados con el asunto de la hiperterritorialidad:

Share This Article

Related News

Industria 4.0: ¿qué mejora supone para las personas?
Nos vemos en una edición muy especial de #GetxoBlog
La lógica de las 5S: menos es más

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(20) comentarios

  1. Noe
    12/03/2009 at 14:19

    Ahora que lo pienso, creo que en mi vida he salido del sur de Islandia.

  2. Jesús Fernández
    12/03/2009 at 18:11

    Precioso artículo.
    Una excitación continua de la curiosidad... a pinchar cada enlace...
    Que te emociones mañana.

  3. Manu Fernández
    12/03/2009 at 18:15

    Pena que no pueda ir; ni siquiera he podido preparar algún documento o post por si os sirve mañana en la sesión, pero me he porpuesto hacer algo a posteriori. A ver qué tal sale, ya contarás. Y por fin podemos decir: "nos vemos" ;-)

    Gracias por la mención en el texto, aunque poco sé del tema, sólo intuiciones, como siempre. Algunas de ellas, a raíz de repasar a Richard Florida, del que, según el día, me alejan más o menos cosas. Parte de su discurso enlaza con esto del hiperterritorio, al menos la parte en la que dice que la geografía importa, que el lugar donde te asientas influye en tus decisiones y en tus oportunidades. Claro que, visto así, no hacía falta tanto para darse cuenta de esto, ¿o sí? Lo digo porque, de alguna forma, este discurso de "el lugar importa" tiene que ver en el debate de la hiperterritorialidad.

    A mí sólo se me ocurre empezar por las"localidades subjetivas" (¿deudora inconsciente del "yo soy yo y mis circunstancias"?), las percepciones subjetivas de unos y otros sobre el territorio,....ufff, demasiado desordenado aún. Pero habrá que organizar algunas ideas.

    Suerte mañana!

  4. alaitz
    12/03/2009 at 21:43

    ¡Genial como siempre! Seguro que mañana te harás entender y no te preocupes por los 15 minutos que algo más tendrás si es necesario ;P. La verdad, yo conozco hace bien poco el sur de Islandia y reconozco que es complicado hacerse entender si no se ha visitado (no será porque no les haya invitado...)

  5. alaitz
    12/03/2009 at 21:45

    Se me olvidaba lo más importante: muchísimas gracias Julen y a tí también Manu. ¡En otra ocasión será!

  6. Julen
    15/03/2009 at 21:08

    @Noe, es que tú eres muy de pueblo jajajaja.
    @Jesús, gracias.
    @Manu, la reunión estuvo muy bien. Ya te contaré.
    @Alaitz, seguiremos hablando. Esto es largo.

  7. Pingback: Consultoría artesana en red » Zorrozaurre se autoseñala

  8. Pingback: Consultoría artesana en red » En la marcha la investigación sobre cuarto sector

  9. Pingback: Consultoría artesana en red » La obsesiva escapatoria del jueves

  10. Pingback: Consultoría artesana en red » EuskalHiria, territorio del siglo XXI

  11. Pingback: Consultoría artesana en red » Catosfera paradójica

  12. Pingback: Consultoría artesana en red » Competir entre territorios: las nuevas guerras contemporáneas

  13. Pingback: Consultoría artesana en red » Los Siete Secretos en el VI Congreso Mundial

  14. Pingback: Ibilbideak en marcha | Consultoría artesana en red

  15. Pingback: El noticiero bilbaíno. Una buena excusa para una discreta, pero gran noticia « cambiando de tercio

  16. Pingback: Andalucía y ruralidad vistos desde el norte | Consultoría artesana en red

  17. Pingback: A la isla del meridiano con la ruta baobab en la maleta | Consultoría artesana en red

  18. Pingback: Hiperterritorio: territoriantes y subjetividad de la experiencia urbana

  19. Pingback: Me voy de Specialized a Orbea, pero… ¿de dónde vienen las bicis? | Consultoría artesana en red

  20. Pingback: El Hierro: turistas, los justos | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies