Saturday, Jul. 20, 2019

Cocktel de redes sociales

¿Compren, compren, para el niño y la niña! ¡Compren! ¡De lo bueno lo mejor, de lo mejor lo superior! ¡5 bragas por 3 euros, señora y, de regalo, le creamos una red social! ¡Redes sociales, creamos redes sociales! ¡Usted nos comenta cuatro detalles y, zas, ya tiene su red social! ¡Económica, actual, va con los tiempos!

¡¡No se pierda esta oportunidad!! ¡¡Últimos días!!

Pues sí, ahora la moda viene de nuevo con pata estrecha y la cintura no tan caída: son las redes sociales. Veamos. Tu empresa necesita revitalizar mercado en estos tiempos de consumo y crisis: pues te hace falta una red social. Verás, el asunto es el siguiente: yo vengo, te coloco unos contenidos irresistibles, añadimos un cuarto y mitad de zanahorias en forma de regalo promocional, te monto un sitio para que la gente suba fotos y videos donde pueda comentarlas y ¡¡bingo!! Ya tienes tu red social. Enhorabuena.
cocktail
Así pues, florece un nuevo mercado en tiempos de crisis: los creadores de supuestas redes sociales alrededor de productos y servicios. Ya puedes vender seguros, bolígrafos o viajes. Lo que te hace falta es una red social. Si eres un monstruo pruebas con keteke (ni merece la pena enlazar), si eres empresa rasa te colocaremos un software multiusos: fotos, videos, blogs, tu perfil y cosas por el estilo. ¡Marchando un montadito básico de redes sociales!

Ahora toca redibujar organigramas. Cambiamos las cajas cuadriculadas por círculos, cambiamos la orientación abajo-arriba por otra… ¿centro-periferia? Hace poco vi una estupenda recreación 2.0 de un organigrama de toda la vida. Gerencia y consejo de dirección en el centro, con líneas radiales que conectaban con otras áreas y departamentos. Más de lo mismo. Aunque todavía de efecto más pernicioso es cuando la red incluye al cliente pero no modifica las relaciones.

Así que este mundo se introduce de lleno en la dinámica de redes. Palabra mágica. Pero eso no es todo: únase con innovación, agítese con energía y antes de servir añádale unas gotas de web 2.0. El resultado: un cocktel que es pura cosmética. Sin embargo, en una vida de consumo, la cosmética vende.

La foto está tomada de Flickr.

Share This Article

Related News

Amazon y el pasado industrial en el Gran Bilbao
La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Vehículos autónomos y dilemas morales

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(6) comentarios

  1. María Ripoll Cera
    13/03/2009 at 08:07

    Vaya, Julen, veo que estamos más o menos en la misma sintonía!: http://www.thetrendnet.com/articulo.php?ida=110 Y lo que nos queda por ver en redes sociales.

  2. Jorge
    13/03/2009 at 12:03

    En general las "redes sociales", tipo Face..., MySp... y otras similares que andan dando vueltas por ahí, no me convencen para nada, sólo sirven para que los chusmas se den el gusto y no ofrecen ninguna utilidad, están llenas de irrelevancias. Me parece sólo una moda.
    Me inclino más a aquellos sistemas que le posibilitan al usuario presentar su oferta de productos y servicios, y lo vinculan con el "mercado" en que se mueve.
    Saludos Santiagueños.

  3. Carmen Martín Robledo
    13/03/2009 at 13:30

    Pues creo que el ejemplo tan citado de Obama puede hablar de la otra cara de la moneda. Es una oportunidad de negocio y no es nuevo sino que hay un cambio de medio de emisión. ¿O es que no se le redactan los discursos a directivos, políticos, reyes, etc?. Pues aquí se trata de guiar los pasos de estas personas hacia un mundo que les es extraño, desconocido y por tanto aterrador. Lo que pasa es que hay muchas empresas que usan la fórmula de mercadillo y venden por lotes este tipo de consultorías y desarrollo de contenidos e interactividad y no forman y guían (y a veces ayudan a escribir) para lograr la e-inclusión. Así que estoy de acuerdo a medias con tu pesimista visión de lo que puede ser una forma de trabajo (en la que me incluyo). Saludos

  4. Txetxu
    13/03/2009 at 13:45

    Y ¿usted también vende? :)

  5. Julen
    15/03/2009 at 20:53

    @María, pues sí, se ve que vivimos en barrios cercanos ;-)
    @Jorge, seguramente que nosotros somos unos "clásicos". Es lo que tiene esto de habitar tiempo en Internet. En fin, todo evoluciona.
    @Carmen, yo también pienso que hubo un antes y un después de lo de Obama. Lo suelo comentar con gente de empresas de por aquí: a la gran mayoría "redes sociales" les suena a... ¡Obama!
    @Txetxu, yo no vendo. Ya te contaré el secreto del éxito jajajaja

  6. Juan Andrés Cano
    16/03/2009 at 22:24

    Es claro que las redes sociales no son la salida ni la única estrategia para todas las organizaciones. Sin embargo, hay que reconocer que, de todos modos, todavía hay un gran espacio para que las redes sociales sean útiles en las organizaciones, por mencionar algunos:

    - Redes sociales de responsabilidad social, para apoyos a proyectos sociales.
    - Redes sociales de apoyo cultural.
    - Redes sociales de profesionales
    - Redes sociales para elaboración de proyectos al interior de la empresas.
    - etc.

    Creo que el problema no es la sobre oferta de opciones de servicio de creación de redes sociales, como lo sugiere el post, y mucho menos en América Latina. Me parece que el asunto está en cuál es el servicio que más conviene a las empresas para aprovechar el potencial colaborativo, social, de intercambio de la web hoy (el llamado 2.0). Ahí estoy de acuerdo: el servicio no puede ser creación de redes sociales, pues eso es desconocer la naturaleza diversa de los negocios y la naturaleza diversa de las opciones "2.0" en la web. Por poner un ejemplo, en la campaña de Obama, además de su portal y su blog, los estrategas 2.0 utilizaron el mismo facebook y otras redes sociales para ganar adeptos y dinero. Crear una red social nada más habría sido desaprovechar herramientas gratuitas con millones de usuarios.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies