information of medicines

Saturday, Oct. 1, 2016

Quéhaydelomío1.0

David nos trazaba un mapa interesante hace unos días en su artículo quehaydelomio2.0. Estamos trabajando con varias organizaciones para adentrarnos en nuevos territorios. Pues bien, ¿qué panorama es el habitual en nuestras empresas? Un inmensamente mayoritorio 1.0 que en momentos de pesimismo resbala hacia lo 0.5. Seamos realistas. Las cosas son como son. Así que voy a hacer de abogado del diablo. David, ¿qué hay de lo mío 1.0? Enfrenta la realidad.

quehaydelomio20

Necesitamos tácticas en las empresas. Cuando una abrumadora mayoría 1.0 está instalada en el poder, necesitamos tácticas. Primer asunto: lo 2.0 es una amenaza. ¿Por qué? Porque no sé lo que es, lo desconozco, promete mucho y luego ya será menos, se mueve en un territorio ajeno a las lógicas que me han conducido a donde estoy. Lo 2.0 es algo que no comprendo y que cuanto más me lo vendes más me confundes. Mi sensación es de lío, jaleo, inundación: elefante en cacharrería.

Lo 1.0, de repente, aparece como el apestado, el paria de la sociedad del siglo XXI. Lo 2.0 es lo cool. Lo 1.0 representa un estadio poco evolucionado. Es el pasado, representa valores caducos, obsoletos, tristes. Lo 2.0 brilla, reluce con letras grandes y redondeadas, es puro neón. Promete felicidad, un terreno por descubrir, la ilusión de comenzar un viaje. Pero, ¿quién te ha dicho que quiero viajar?, ¿por qué supones que quiero aceptar la vorágine de la apertura, la transparencia y el conocimiento compartido? Supones mucho, pero no sabes de mi negocio. He llegado hasta aquí sin nada de lo que tú me vendes. Que lo sepas.

Genís Roca habla mucho de lo 1.5. Según dónde, hay que jugar más humilde . Más con el 1.1. El 1.5 sigue asustando porque las personas que dirigen nuestras empresas continúan encadenadas. Con grilletes pegados a la productividad, a la eficiencia, a la planificación estratégica, al PDCA. Son los grilletes de las cosas bien hechas. Bien hechas y con esfuerzo. Y con sentido colectivo. ¿Acaso eso no es deseable?

Lo 2.0 no va a poder abrirse paso si no diseña tácticas y juega a tender puentes. Tu paradigma abierto en el mundo 2.0 es ciencia ficción para el 99,9% de los directivos de esta parte del sur de Islandia. Has entrado por la puerta y me has dicho que tengo un problema, que vivo fuera del mundo. Un mundo que llamas digital. Ese mundo me agrede, me conduce al consumo desmedido, socava mi privacidad, eleva el riesgo. ¿Qué hay de lo mío 1.0? Yo tengo el poder.

Pensemos en un ¿perverso? mapa quéhaydelomío1.0:

quehaydelomio10

El cliente es prioritario en la gestión 1.0. Eso sí que lo saben. Si nos vamos a pensar en herramientas operativas, yo ya tengo mis instrumentos para hacer que el cliente compre mi producto. Tengo mis herramientas tradicionales de marketing y mis canales de venta están bien engrasados. Si quieres moverte hacia aspectos más profundos relacionados con valores y creencias, no hay problema. Te voy a convencer porque mis campañas de publicidad saben tocarte la fibra sensible. Voy a mirar quién eres, qué segmento representas. No me va a hacer falta sino desplegar más argucias. Vas a caer, ya lo verás. Y si, en el fondo, estamos hablando de cambios culturales profundos, que sepas que yo soy quien sabe de este producto. Lideraré el cambio, este es mi negocio y yo sé de él. Tengo la sartén por el mango, aunque ahora estemos en crisis.

¿Y con mis clientes internos? Bueno, vale, los llamaré así. Pero que sepas que son mis empleados. En lo que se refiere a herramientas operativas, tengo medios para controlar relaciones aquí dentro. Tengo áreas, departamentos, funciones, procesos. Puedo controlar las relaciones entre mi gente. Puedo y lo hago. Y sé que la información es poder.  Por eso le colocamos perímetros de seguridad y la protegemos. ¿No has oído hablar de las patentes y la propiedad intelectual? ¿Acaso no vives en este mundo? Tenemos que proteger lo que sabemos. Lo hemos hecho, lo hacemos y lo seguiremos haciendo.  Y si hace falta provocar un cambio cultural, lo lideraremos desde la dirección. ¿Acaso le compete a alguien más? Sabemos cómo hacer para que te sientas agradecido por el empleo que te damos. Vamos a jugar a la misión, la visión y los valores. Sentirás el proyecto compartido. Hemos aprendido a hacerlo bien. Sabemos cómo hacerte formar parte de la tripulación. No me vengas con otra forma de sentir la pertenencia. Sé que la nuestra está bien trabajada.

Bienvenidos a la resistencia. Qué hay de lo mío 1.0.

Share This Article

Related News

5S en un quirófano, un proyecto especial
Compyte, herramienta para medir y mejorar la competitividad de las PYMEs
Smart cities que son ¿demasiado inteligentes?

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(13) comentarios

  1. aurzelai
    26/02/2009 at 20:40

    Idealismo optimista vs Realismo pesimista. Buen contrapunto, Julen. Estamos aquí y pensamos que es bueno llegar allí. La cuestión es: ¿cómo? Aquí entran en juego las tácticas. ¿Formación? ¿Demostración de casos de éxito? ... No sé... Como muchas otras veces, seguramente impera el miedo a lo desconocido, y más cuando la gente lo percibe como algo "tecnológico". Wiki??? Bufff... qué mal suena eso... Folksonomy??? Apaga y vámonos. Yo, que era más bien uno de éstos últimos, entré por el aro (y me alegro mucho de haberlo hecho) cuando me di cuenta de lo fácil que era utilizar las herramientas 2.0. A lo mejo habría que insistir/educar a la gente en su facilidad de uso...

  2. David Sánchez Bote
    26/02/2009 at 22:05

    Bueno ya tenemos la versión de lo que es, y la versión de lo que podría ser. Empecemos a pensar en puentes para salvar la distancia entre ellas. O, ¿no se puede? Ese es otro de los debates típicos en OBEA, ¿no? hay "salvación" para las empresas detodalavida o la esperanza está en aquellas que ya nacen con un "código genético" más abierto

  3. josepjc
    26/02/2009 at 22:45

    Cuando Genis Roca habla de la negociación entre 2.0 y 1.0 y saca el 1.5 deja entrever que un resultado 1.3 puede ser bueno y probable. Personalmente creo que los agentes 2.0 que sepan 'negociar' con los 1.0 crearán grupos con una ventaja competitiva importante.

    Alguien se atreve con el mapa quehaydelomio 1.3?

  4. Aitor Bediaga
    27/02/2009 at 00:33

    Buen contrapunto Julen. Muchas veces pensamos que aplicando técnicas de 2.0 salvaremos nuestros negocios. Que lo 2.0 es el futuro, pero no lo sabemos a ciencia cierta. Quizás sea otra burbuja que estallará.

    ¿Pero que pasa con los casos de éxito? ¿Por qué Caja Navarra se diferencia del resto de cajas al adoptar los valores 2.0? Los casos (de éxito o no) de aplicación de valores 2.0 nos permiten vislumbrar que prácticas podrían aportar valor a las organizaciones detodalavida.

    La pregunta del millón (o al menos una de ellas) es la siguiente: ¿por qué las organizaciones deben evolucionar su cultura organizacional a una una cultura más 2.0? Los clientes valorarán positivamente estos cambios? o se trata de una moda pasajera?

    Esta tarde he estado dándole vueltas al modelo quehaydelomio 2.0 y sus hermanos... y estoy elaborando una segunda versión a la que incorporaré valores 1.2.

    Gracias por poner el contrapunto!

  5. Jesús
    27/02/2009 at 10:08

    Post bélico del bueno.

    Un también excelente (por pegado a la cruda realidad) mapa quéhaydelomío1.0, espejo fiel de quienes tienen un negocio entre las manos, dibujado en una versión... que desde luego es cualquier cosa menos beta.

    Vuelve a traerme a la mente una de mis frases favoritas de los últimos dos años (es de Kotter): "las personas encuentran con facilidad miles de ingeniosas maneras de oponerse a los cambios que consideran honestamente innecesarios o equivocados". Es la resistencia (acertada analogía bélica, otra vez), que jamás se rinde.... ni lo hará.

    Bueno, Julen... no has desmontado el chiringuito (sigue armado como lo dejó David, con algunas variantes sueltas que van naciendo por el escenario conectado), pero lo has enterrado bajo una montaña de escombros. ¿Cómo encontramos los respiraderos?

    Yo creo poco en lo 1.X como punto de mira. Como todo ataque serio a un modelo imperante (y éste lo es respecto del trabajo), combaten la energía de quienes lo empujan con las bien construidas defensas de quienes resisten. Además, nunca se sabe si la victoria justifica una batalla: eso la convierte en épica.

    Pero atención... si derribas las puertas de la fortaleza pero no entras, mejor no haber empezado, porque dejas detrás de ti una carga de inútiles bajas en tus filas. Y cuidado... no reniego de la táctica (por ahí iba la propuesta de David); todo lo contrario: el arte de la guerra tiene muy considerados maestros. El 1.X es táctica, pero... ¿se puede ofrecer al tercer día una bolsa de caramelos al general enemigo para que se rinda? ¿no es mejor ir conquistando su periferia primero y sumarla a la partida para que se le mueva el terreno bajo los pies?

    O sea y dicho de otra manera... ¿trocear un 2.0 en 10 partes, es hacer 10 trocitos 1.1? Pues no es muy fractal esa forma de ver las cosas ¿no?

    Tenemos una ventaja: quienes tenían ese negocio entre las manos con el sentimiento de que sería eterno ("¡eh!... ¡yo no he dicho nunca que fuera eterno, todo el mundo sabe que ningún negocio lo es!") se sienten un poco desorientados ahora mismo. Creo que es vértigo, porque no hay forma de ponerse de pie sin tambalearse de un lado para otro y no se sabe muy bien qué hacer para ir derecho. La noción de "eterno" tiembla ahora tanto como las rodillas de todos nosotros... y el miedo moviliza pero va contra la determinación consciente: abre defensas.

    No me hace feliz precisamente esta situación, pero es un hecho... y con los hechos hay que contar para sacar ventaja.

    Pienso que... si se gana esta guerra... el 1.X será el límite al que se vean enganchados los que se adapten, pero será el 2.0 (o el estar muy cerca) el estandarte que hayan lucido los vencedores, aunque lo hubieran llevado escondido bajo la armadura.

    Diculpadme por la atmósfera belicista del comentario, pero me ha parecido divertido explicarme desde este hilo...

    Y en el teatro de operaciones, al fin y al cabo, las hostilidades siguen abiertas... Generales... ¿para cuándo la siguiente escena? ;-)

  6. genisroca
    28/02/2009 at 18:12

    Otra posible aproximación:

    Web 2.0 es un nombre que supone que hemos accedido a un nivel superior. Vamos por delante y miramos con una cierta compasión a los obsoletos 1.0. Nos sentimos conocedores de la verdad y evangelizamos sobre la buena nueva. Nos dirigimos a las empresas y a los profesionales e intentamos ayudarlos a entender el nuevo paradigma. Les decimos que es necesario para su competitividad. Los mercados hablan y deben aprender a escuchar y a participar en esa conversación si quieren sobrevivir. 2.0 es el doble que 1.0.

    Pero resulta que quizá precisamente nosotros no hemos sabido escuchar. Si hablas con la más alta dirección de las grandes empresas y corporaciones te dirán que la Web 2.0 les recuerda el movimiento hippie de los 60 y el amor libre, que ellos perdieron mucho dinero a finales de los 90 con el estallido de la burbuja puntocom, que han aprendido perfectamente la lección y que ahora no piensan volver a comprar sólo filosofía: quieren resultados.

    El discurso 2.0 habla demasiado de cultura y poco de balances y cuentas de explotación (al menos a corto plazo), y encima aún es minoritaria (la reciente tesis de Paco Lupiañez, www.ictconsequences.net) dice que como mucho somos un 14% del total.

    Web 2.0 es una manera de hacer las cosas, una filosofía. Pero muchos directivos están atados a la realidad de los resultados medibles económicamente. Y se sienten superiores porque ellos tienen el dinero, mientras que los de la 2.0 a duras penas tienen (quizás) la razón.

    El verdadero triunfo de la Web 2.0 se producirá el día que sepa como contribuir en el corto plazo a la cuenta de explotación.

  7. Jaime Izquierdo
    28/02/2009 at 23:54

    Hola Julen,

    Siguiendo el razonamiento de Genís, hace poco me contaron de un empresario que se jactaba de estar ya en la "web 3.0", que era el retorno mínimo que debía tener un proyecto web para ganar su atención... :-)

    En el evento de Redes Sociales del pasado miércoles el foco estaba totalmente puesto en la explotación comercial de las mismas (con el caramelo de no necesitar casi inversión inicial, por los bajos costes de la comunicación boca a boca). Ahora todas las marcas quieren empezar a vender en Facebook; en cuanto unas cuántas más sepan cómo hacerlo bien, será un sitio mucho menos romántico, ¿no os parece?

    En la misma línea os recomiendo esta entrada del .

    Un saludo muy cordial,

    Jaime

  8. Jaime Izquierdo
    28/02/2009 at 23:55

    Los peligros de copiar/pegar: he puesto la referencia del blog al revés, mil perdones.

    Jaime

  9. Amalio A. Rey
    01/03/2009 at 22:08

    Hola, Julen:
    Muchas gracias por este "contrapunto" que has hecho con David Sanchez. Por tu pos llegué al interesante modelo que publicó David.

    Le he estado dando muchas vueltas a ese modelo, y también a tu réplica o "complemento". Pues nada, la exitación me llevó a escribir un post en el que hago algunas observaciones al modelo de David, y retomo algunas cuestiones que planteas aquí.

    Seria un poco largo resumirlo. En todo caso aplaudo la propuesta de David en el sentido de que reivindica una mayor "gradualidad" en el viaje a lo 2.0, pues cada estadio ofrece ventajas. En ese sentido es un buen intento de "tender puentes", como tú pides aquí.

    Por otro lado, el modelo de David me crea varias dudas. De hecho, me cuestiono cuatro aspectos de lo que él plantea, y que ya le he avanzado en su blog.

    En fin, no me enrollo mas. Quiero invitarte a que le eches un vistazo al post que escribí sobre esto, pues mas que respuestas aporta preguntas que me gustaria que me ayudaras a contestar,

    El post está aqui:

    http://www.amaliorey.com/2009/03/01/a-proposito-de-que-hay-de-lo-mio-20-1ª-parte-post-57/

    Enhorabuena a los dos, porque he disfrutado mucho leyéndolos
    un saludo
    Amalio

  10. Julen
    02/03/2009 at 05:15

    @aurzelai, vía formación/educación hay esperanza, pero es más complicado, me temo.
    @David, el proyecto con la Dipu nos puede ayudar a buscar ese modelo útil para empresas "que ya lo son".
    @josepjc, el mapa 1.3 es el futuro ;-)
    @Aitor, lo bueno es que vamos a poder ir "testando" estas cosas en la realidad. Tiempo al tiempo.
    @Jesús, gracias por tu extenso comentario. Como bien dices, seguimos en la batalla y quedan muchas, seguro. Hay que insistir, tirar de mano izquierda, atraer a algunas personas referentes...
    @Genís, yo sigo viendo empresas donde entre sus directivos la web 2.0 no existe. Así de simple: no existe.
    @Jaime, dejo aquí el enlace al artículo de Albert Barra porque no aparecía en tu comentario: http://www.albertbarra.com/opinion/exijan-resultados-yo-lo-dejo/
    @Amalio, bienvenidas las nuevas contribuciones. Entre todos poco a poco vamos puliendo el modelo.

  11. Lorena
    01/12/2013 at 00:24

    Hola Julen,

    Que visionario... estoy haciendo un máster en redes y empresa 2.0 y he dado con tu blog. Enhorabuena es muy interesante.
    Tengo que decir que lamentablemente esta disertación tuya quehaydelomio 1.0, sigue siendo actual!! Gracias por tu clave de humor, muy buena manera de enfocar estos temas para conseguir que nos lo leamos T O D O.

    Sigo investigando en tus artículos.

    Lorena

    • Julen
      03/12/2013 at 06:50

      Tiempo que llevamos con estas cosas, Lorena. Pasa el tiempo y en el fondo seguimos con parecidos grilletes :-)

  12. Pingback: El Reto de las Empresas en la Era 2.0 | Xelo Romero

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies