Sunday, Jul. 21, 2019

Pero es imposible

Escrito por:

|

24/02/2009


Categorías:

Etiquetas: , , ,

imposibleMaría me había pedido que lo rescatara. Lo tenía escondido entre algunos otros recuerdos.

No recuerdo muy bien cuál fue la expectativa y cómo empezó todo.

– ¿Qué hacéis en el Foro Itaca?
– Pues lee la misión y los objetivos, ahí está escrito.
– Ya, pero hay tantas misiones y objetivos escritos, la competencia es grande.
– ¿A qué te refieres?
– Que cada empresa, cada organización, parece estar basada en una misión.
– Sí, claro, así tiene que ser, ¿no?
– No lo sé, ¿tú estás segura de que es así?
– No puede ser de otra forma, ¿no? ¿Cómo si no aúnas esfuerzos?
– Pues parece que ese modelo deja escapar demasiado compromiso. ¿No hay demasiadas personas despotricando de sus trabajos? Quizá no estén comprometidas con el proyecto que dicen tener sus empresas.
– Ya, es lógico. Siempre hay que gente que se escabulle.
– Pero, ¿son la mayoría?
– No, no. La mayoría acepta el proyecto compartido.
– Bueno, entonces no son todas las personas. Pero, las que lo aceptan, ¿con qué intensidad lo aceptan?
– En fin, hay de todo, claro. Hay quienes lo aceptan y quienes se comprometen. Ya lo decía Senge: hay niveles. Empezando por quien mira el reloj a ver cuándo termina este rollo y terminando con quien se siente comprometido en cuerpo y alma.
– Pero, ¿la empresa está basada en las personas?
– Sí, claro.
– Entonces, ¿no debería estar basada en sus proyectos personales?
– Bueno… esto… quizá, pudiera ser. Pero hay un proyecto más importante, el proyecto colectivo.
– Colectivo, colectivo… ¿qué quieres decir?, ¿que lo han definido entre todas las personas?
– Sí, eso es.
– Pero los proyectos de empresa no los definen entre todas las personas. Normalmente se define entre unas pocas personas… bueno, a veces entre bastantes, pero nunca entre todas, ¿no?
– Sí, es que entre todas sería imposible.
– ¿Por qué?
– Porque no nos podríamos poner de acuerdo. Siempre habría opiniones diferentes.
– Pero entonces, ahora mismo, también habrá opiniones diferentes a las del proyecto compartido y oficial.
– Sí, pero ya te decía que son las menos.
– ¿Y el resto de las personas se sienten involucradas en el proyecto conjunto?
– Bueno, es evidente que hasta cierto punto. Pero, ya te digo, no insistas: es imposible convencer a todas las personas. Hay gente que lo acata.
– Ya, porque son diferentes, ¿no? O sea, que lo acatan.
– Eso es.
– ¿Y no podríamos empezar desde sus proyectos personales? Digo por huir de lo de “acatar”. Suena un poco mal si hablamos de compromiso, ¿no?
– Sí, pero es imposible. Los proyectos personales podrían ser completamente divergentes.
– Pero serían intensos y con compromiso máximo. A fin de cuentas serían “sus” proyectos.
– Sí, pero es imposible.
– ¿Y si esos proyectos personales se integraran de alguna forma en un proyecto común? Sería tremenda la energía que desplegaríamos. Esa sería una verdadera revolución, ¿verdad?
– Sí, pero es imposible.
– Esa energía personal y ese convencimiento íntimo serían estupendos.
– Sí, pero es imposible.

Me niego a pensar que es imposible. Es una razón para compartir conversación en el Foro Itaca.

Share This Article

Related News

17 citas de Construir y habitar, de Richard Sennett
Planes de acogida… y planes de salida de las personas en la Administración Pública
La medición del valor social de una organización

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(5) comentarios

  1. Alfonso
    24/02/2009 at 11:24

    Julen, no sólo “no es imposible”, sino que es lo único posible. Por no tener un proyecto “prefijado”, ni siquiera cada uno de nosotros lo tiene, nos “movemos” según las circunstancias, los acontecimientos que se suceden. Ni siquiera como individuos tenemos un proyecto compartido con nosotros mismos... ¡tal vez porque más que “individuos” somos “dividuos”!
    Como decía alguien, “la aporía filosófica de la organización es que nunca puede organizar lo que se diría que debe organizar”.

  2. María
    24/02/2009 at 11:42

    mil gracias!!!!
    ¿se os ha ocurrido cobrar entrada y dejar que otros "seres" oigan, escuchen, saboreen...pensamientos, ideas y lecturas de Itaca o de dObea sea??? en fin, una no puede evitar buscar la pluma y pensar...¿dónde hay que firmar?
    Saludos.

  3. Alejandro Carballo
    24/02/2009 at 15:09

    Cómo me has hecho acordar cuando discutía en términos muy similares de esta temática.De milagro no me echaron de "la formación"
    Recuerdo una muletilla que tenían:"Esto es lo que ha dado más resultados (el modelo de misión y visión tradicional)"
    Lo que les faltaba aclarar era que resultado...claro un gran resultado... que nadie se animara a cuestionar lo que decían...lástima que no lo lograron del todo porque después abrí el blog

  4. Julen
    02/03/2009 at 05:21

    @Alfonso, será que el estado líquido es el que predomina y las reglas ahí son bien distintas de aquellas a las que estábamos acostumbrados.
    @María, lo que se habla allí lo estamos dejando abierto al completo en la wiki. Al menos esas puertas están abiertas de par en par.
    @Alejandro, pues gracias por abrir tu blog ;-)

  5. Pingback: Emprendedores y autoempleo: 10 motivos para decir no (478) | Yoriento

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies