Thursday, Jul. 18, 2019

Todo es gestionable

Escrito por:

|

15/11/2008


Categorías:

Etiquetas:


Alfonso Vázquez me ha puesto en antecedentes sobre el estupendo artículo que Josep Ramoneda publica hoy en El País: La cultura de la crisis. Entresaco dos párrafos (los subrayados son míos):

La capacidad normativa que el poder económico ejerce se constata con la universalización del lenguaje del management. De un tiempo a esta parte, todo se gestiona: se gestionan las personas, se gestionan las parejas, se gestionan los hijos, se gestionan los conflictos personales, se gestionan los amores y los odios. Es decir, todo es simplificable y todo es manipulable. La negación de la complejidad de la economía del deseo conduce a convertir cada acción humana en algo cuantificable en términos monetarios. El hombre “como empresario de su propia vida”, como dice Michela Marzano. Las librerías están llenas de manuales que a partir de los criterios de gestión económica pretenden enseñarnos a gobernar nuestras vidas.

El héroe de este momento es el líder. El discurso del liderazgo ocupa a las escuelas de negocios y a los ideólogos de la competitividad y del mercado. El líder es el que está más capacitado para sacar rendimiento de las personas en beneficio propio. Su riesgo casi siempre es limitado: no juega con recursos propios sino con recursos de los demás. Y acostumbra a estar protegido por la red de los bonos y las indemnizaciones. El discurso del liderazgo es la pseudoideología necesaria para justificar la disparatada cotización de los altos ejecutivos.

Ya tenemos para pensar un rato. El artículo de Ramoneda sigue la línea de lo que escribía esta mañana acerca de la banalización de lo humano que parecen llevar a cabo las empresas. Algunos otros posts en este blog relacionados con estas cuestiones:

Share This Article

Related News

La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Comunidad, revisamos el concepto de la mano de Zygmunt Bauman
Gig economy + digital = ¿La nueva taylorización del siglo XXI?

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(5) comentarios

  1. Alorza
    15/11/2008 at 20:42

    Buf, cuánta razón.

    Líbrenos Alá de los líderes, que de la gestión me libraré yo.

  2. ALyCie
    15/11/2008 at 23:43

    Recuerdo al poco de Carter, que todo eran "los presupuestos"
    Después, todo era "calidad".
    Hace poco, todo era financiación y ahora todo es management.
    Veo, que todo será internete.
    Sin embargo, no veo que digan o vayan a decir que todo es la persona.
    ¡Salud en tiempos de crisis!

  3. Julen
    17/11/2008 at 07:34

    @alorza, aunque los líderes pugnan por continuar haciendo bien su trabajo. Liderazgo bendito.
    @alycie, "persona": eso es para los libros. Luego la realidad cabalga desbocada.

  4. Manu Fernández
    17/11/2008 at 09:03

    Leí el artículo también y me impactó la clarividencia de esta frase: "El discurso del liderazgo es la pseudoideología necesaria para justificar la disparatada cotización de los altos ejecutivos." A veces entre tanto lío que nos traemos no vamos a lo simple, y esa frasde es bien sencilla de entender.

  5. Alorza
    17/11/2008 at 14:20

    @julen: no estaría mal que quienes se esfuerzan por hacer bien algo fueran vistos como líderes por los demás... y que todo el mundo tuviera algo en lo que quisiera esforzarse.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies