information of medicines

Wednesday, Sep. 28, 2016

Mis defectos

Escrito por:

|

20/11/2008


Categorías:

Etiquetas:

Me pierdo en la fuente, pero sé que en alguna ocasión he leído a alguien en su blog hablar de sus virtudes y defectos. No sé por qué, pero ayer estuve pensando que no está de más compartir miserias personales. No me preguntéis por las razones. A fin de cuentas uno escribe y escribe… y pudiera ser que aparezca en forma idealizada a través de este filtro de la realidad, que es el blog. Y, en realidad, hay otras partes más ocultas y clandestinas, que no relucen.

No sé cómo se lo tomará mi ego, pero ya que compartimos tantas desventuras, bueno es que conozcáis la calaña del tipo con quien tratáis. Si luego me riñe, ya os comentaré.

Sin ordenarlos por relevancia, que eso es muy subjetivo, mi lista de defectos incluye:

  • Falta de continuidad y seguimiento. Me encandilo al principio, pero luego me cuesta mucho mantener la tensión en un proyecto. No soy precisamente una persona disciplinada en el seguimiento.
  • Mal “hacedor”, sino que me manejo mucho mejor en la concepción. Creo que no soy nada buen ejecutor (sobre todo si es un objetivo a largo plazo).
  • No creo que trabajo precisamente bien en equipo o, al menos, no me veo cómodo en demasiadas ocasiones cuando hay que acompasar esfuerzos y coordinarse con otras partes.
  • Mis aptitudes mecánicas no existen. A alguien se le olvidó incluirlas en mi carrocería de serie.
  • No tengo oído musical y nunca lo he entrenado.
  • Trabajo a impulsos, sin una mínima continuidad. No soy capaz de digerir con mesura, lo mío son los atracones (me pasa, sobre todo, con la lectura). Vivo en la ciclotimia.
  • Me voy por las ramas altas de los árboles. Demasiadas veces elucubro alejándome de la realidad, moviendo conceptos pero no hechos concretos.
  • Puedo parecer soberbio o quizá pedante, según cómo se me observe.
  • Tengo poca paciencia con determinadas personas. Me pasa con muy pocas, pero se me frunce el ceño enseguida. Además, me doy cuenta y no me gusta.
  • Prometo demasiadas cosas y demasiado rápido. Luego, más veces de las que yo quisiera, no consigo cumplir lo que dije.
  • No tengo claro que sea una persona suficientemente generosa con los demás.
  • No entiendo las bases de datos relacionales.
  • Escribo demasiado deprisa con el teclado por lo que cometo muchos errores y tengo que reteclear constantemente las palabras que escribo.
  • Soy demasiado consumista con mis pasiones.

Y conste que todo esto ha sido filtrado por la parte racional que vaga por algún lado de mi persona.

Share This Article

Related News

Mis rutinas de trabajo (III)
Mis rutinas de trabajo (II)
Mis rutinas de trabajo (I)

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(20) comentarios

  1. Anonymous
    20/11/2008 at 08:35

    Comparto muchos de esos "defectos" como los llamas.Me pregunto el porqué de este ejercicio de autocrítica.¿Necesitas congraciarte con alguien?.

    Agur.

  2. Alorza
    20/11/2008 at 08:39

    Veo que te conoces mal ;-)

    Estoy en desacuerdo con:

    - lo del oído musical
    - lo de la generosidad (absolutamente)

    Del resto, tú sabrás. Por cierto, creo que compartimos más de un ¿defecto? Es como estamos hechos. Las manchas del leopardo, ¿son defectos?

    [modo spam]Ah, si quieres enmendarte, puedes participar aportando y votando ideas para la sanidad pública en las1001ideas

  3. aurzelai
    20/11/2008 at 08:41

    No estoy de acuerdo con algunos defectos que comentas..., es más seguramente algunos ni siquiera son defectos sino virtudes en algunas situaciones... Pero bueno, a lo que iba, que se te ha olvidado un defecto: eres del athletic.

  4. Fernando Summers
    20/11/2008 at 08:52

    Chico, creo que te pasas metiendote caña, que muchos de esos "defectos" so características del humanoide del s XXI, pero vamos, aparte de eso y sin llegar a comprobar algunas de ellas, ya te digo yo que te oí en público y en privado, que ni soberbio ni pedante, más bien ilustrativo!!!

  5. alvizlo
    20/11/2008 at 09:25

    yo que tenía sentimiento de culpa por reunir unas cuantas de esas y va a ser que soy humano...
    gracias por estos ejercicios de transparencia, como fan me gusta saber que mis ídolos son de carne y hueso.

    saludos

  6. bloger en prácticas
    20/11/2008 at 10:13

    Hola:

    Consultor anónimo,en la época previa a irse a weblogs s.l. -renunciando a un trabajo "decente" en una gran consultora-, hizo un análisis de sus puntos débiles y puntos fuertes.

  7. ALyCie
    20/11/2008 at 10:19

    Dices: ... poco, suficientemente, demasiado, y cosas así, son ... apreciaciones muy subjetivas, que no defectos.
    Si tener un blog, no es un ejercicio de generosidad, idependientemente de las motivaciones que lo iniciaron, si llevarlo varios años, no es un ejercicio de continuidad, ... creo que necesitas un pildorazo de autoestima:
    Tio, ERES GRANDE ... ¡de C0J0NES!

  8. Jorge S. King
    20/11/2008 at 12:05

    Muy interesante, hasta sorprendente de alguna manera.
    La verdad es que leyendo la lista de "defectos", confieso que, en una gran mayoría he visto los míos.
    Me parece interesante hacer este ejercicio de analizar los errores, el tema es la falta de continuidad y seguimiento....
    Saludos Santiagueños.

  9. Dioni F. Nespral
    20/11/2008 at 16:32

    Años buscando a un hermano gemelo y apareces...;))

    En serio, muchos son comunes. El hiperactivismo de este siglo nos lleva a ser parecidos en lo que indicas. Si fueras un biblitecario o una persona con pocas inquietudes socio-empresariales, sería diferente. El resto, nos parecemos en los defectos....defectos ¿para quién?

    Saludos

  10. Javier Vizcaíno
    20/11/2008 at 17:16

    Ego te absolvo a pecatis tuis.

    Tras leerte, creo que falta un defecto: eres pelín exagerado.
    Supongo que en todo lo que enumeras hay un poso de verdad, pues así lo sientes, pero creo que eres uno de los tipos más auténticos que he conocido.
    Si llegas a ser perfecto, creo que no nos interesarás a ninguno de los que, hoy por hoy, te consideramos alguien a quien merece la pena escuchar, leer... y consultar.

  11. Jorge S. King
    20/11/2008 at 17:32

    jajaja...que bueno está eso de
    "...hermano gemelo y apareces".
    Muy ocurrente.

  12. Carme
    20/11/2008 at 22:52

    Como muchos, yo también estoy en desacuerdo :-)

    Pero vamos, Julen, que te queremos tal como eres.

    Un beso muy grande para un bloguero muy grande :-*

    Muuaaaassssssssss

  13. Anonymous
    21/11/2008 at 07:50

    A juzgar por la oleada de coincidencias, cabe aplicar aquello de que mal de muchos...

  14. Lula Towanda
    22/11/2008 at 18:51

    Te miras mal o yo te miro muy bien.
    Compartimos el mal oído musical que no hay dios que lo solucione y fastidia bastante.

    Yo te veo generoso, tienes un blog y compartes muchas cosas con todos los que tenemos la suerte de leerte.

    Unos tienen que arrancar las cosas y otros continuarlas. A mi me gusta la acción pero pero tengo un destino adverso de arrancar cosas que otros continúan. Cada uno tiene un papel y es tuyo es muy importante.

  15. M@k, el Buscaimposibles
    22/11/2008 at 22:59

    ¿Pero cómo puedes vivir sin conocer bien las bases de datos relacionales y encima reconocerlo públicamente? ;-)

    Me estoy empezando a preocupar, pareciera que me has escrito el post...

  16. Moli
    22/11/2008 at 23:05

    Julen, para no meter tanto "la mente" que ya la hacemos trabajar demasiado, una pregunta que te puede orientar:

    ---- ¿y todo esto te hace vulnerable a la vida?----.

    Lo doy, entonces, por bien hecho, el lote completo virtudes y defectos, brillos, sombras, ¡qué más da!... si unos u otros consiguen hacernos más humanos.
    Y, así, tal cual, es el amigo que aprecio. Ya nos veremos, pronto, no tardará mucho. Tú café y yo cola-cao, compañero. Muxuak.

  17. Julen
    24/11/2008 at 07:18

    Podríamos ir defecto por defecto, pero creedme, os gano en años compartiendo experiencias con el tipo que escribe esto. Pudiera haber matices, pero en general, es así.
    Gracias por compartir matices. Si no tuviéramos defectos, esto sería muy aburrido. Más bien insufrible.

  18. Anonymous
    24/11/2008 at 14:10

    Me niego...yo quiero ser defecto...

  19. álvaro
    29/11/2008 at 17:46

    por aquí otro más que comparte muchos de estos defectos! :)

  20. Pingback: Disfrutar de nuestros defectos | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies