Sunday, Jul. 21, 2019

Mondragon Unibertsitatea, mil universidades en una


Estamos en proceso de reflexión estratégica en Mondragon Unibertsitatea. Cada cuatro años, el imperio contraataca y tratamos de encontrar el santo grial. Perdón, perdón… es que ayer me vi la última de Indiana Jones y todavía estoy bajo la influencia de la calavera de cristal. Bueno, que eso, que estamos de reflexión estratégica, como ya comenté hace unos días.

El menda está coordinando haciendo lo que puede para favorecer la reflexión. No sé muy bien si es mejor favorecer divergencias que hagan pensar y provoquen ciertos conflictos o si al final se trata de incidir en los consensos. La búsqueda del proyecto común es obsesiva, me temo. Pero esto forma parte de la biblia de la gestión que nos hemos ido tragando todos estos años. Y sin ir a misa, además.

En el Foro Itaca, Alfonso Vázquez nos propuso tres páginas de reflexión acerca de La mística del proyecto compartido. Os recomiendo su lectura. Son tres páginas, pero remueven conciencias. Os lo aseguro. Allí cita a Hugh Willmott para extraer una opinión inquietante respecto a esto del proyecto compartido:

La tesis principal es que, en nombre de una ampliación de la economía práctica, la cultura corporativa aspira a ampliar el control de la gestión mediante la colonización del ámbito afectivo, algo que lleva a cabo mediante el fomento del compromiso del empleado con una estructura monolítica de sentimiento y pensamiento: un método que, en nuestra opinión, va camino de convertirse en totalitario.

Recomiendo de veras la lectura de Renewing Strength: Corporate Culture Revisited de Hugh Willmott. La ida de proyecto compartido es útil en sí misma. Difícil negar que un grupo de personas compartiendo un objetivo común de relevancia para ellas no sea algo deseable. Pero tan importante parece el propio proyecto como la forma en que se define. Porque si no he participado desde su origen, tu proyecto no me vale. Y no me lo quieras vender con cosmética porque entonces te lo vas a comer con patatas. Yo paso.

Mariano Iriarte, también vía Foro Itaca, replicó en cierta medida a Alfonso Vázquez. Nos propuso Por la defensa de un proyecto compartido (son 14 páginas con bastante filosofía, aviso) buscando alternativas a las propuestas postmodernistas que él consideraba detrás de la crítica al proyecto compartido. Mariano maneja en su texto las ideas de Emmanuel Levinas (el uno-para-el-otro), Jürgen Habermas (la acción comunicativa) y Edgar Morin (el pensamiento complejo) para argumentar la necesidad de esos proyectos compartidos.

Pues bien, ahora en plena reflexión estratégica, volvemos a la cuestión: hay que compartir, necesitamos un proyecto común. Pero cada día me pregunto más: ¿es un castillo en el aire?, ¿es una abstracción con escaso poder movilizador?, ¿aburre? Es evidente que mis respuestas cada vez están más cerca del sí que del no. Es como lo siento.

Mondragon Unibertsitatea es, al mismo tiempo, un proyecto y miles de proyectos. Desde la unicidad es complicado movilizar. MU es una web corporativa, pero es también, un planeta de blogs. Todavía es un planeta pequeño, pero refleja las líneas de pensamiento ¿compartido? de quienes blogueamos y formamos, de diferentes formas y colores, MU. Hemos aceptado compartir esa plaza pública que es un planeta de blogs, algo compartimos: nuestra diversidad.

¿Qué moviliza?, ¿el proyecto compartido?, ¿los proyectos individuales que aceptan el lugar compartido?, ¿los pequeños o no tan pequeños proyectos colectivos que existen por doquier?

¿Qué te atrae más?, ¿personas?, ¿organizaciones?, ¿equipos? ¿Qué genera más sentido colectivo y da fuerza al proyecto?, ¿nos compras por la web?, ¿nos compras por los hechos?, ¿nos compras con la razón o con emoción?

MU es, a la vez, un proyecto y miles de proyectos. Menos mal.

Share This Article

Related News

Cuando aprender es tan fácil que te lo hace imposible
17 citas de Construir y habitar, de Richard Sennett
Planes de acogida… y planes de salida de las personas en la Administración Pública

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(6) comentarios

  1. M@k, el Buscaimposibles
    31/05/2008 at 10:40

    ¿Al final todo se reduce a "comprar"? Entonces todo se reduce a calidad/precio. Si se trata de seguir, caminar, compartir, entonces lo que primo son las personas. Las organizaciones son algo derivado de ellas.

  2. Aitor Bediaga
    31/05/2008 at 12:00

    Muchas veces he pensado que eso de tener un proyecto compartido es algo utópico. Pero ahora creo que la cuestión es mantener unos valores y objetivos mínimos comunes que permitan al equipo avanzar con paso firme... Al final lo que se trata es de sumar...

  3. Maite Darceles
    01/06/2008 at 21:45

    Comparto tus preocupaciones y reflexiones sobre este tema, Julen. Es un tema sobre el que el debate está totalmente abierto, creo yo. He escrito algo en mi blog sobre ello: http://maitedarceles.blogspot.com/2008/06/se-leen-expresiones-como-deseo.html

  4. Maite Darceles
    01/06/2008 at 22:00

    Debería haberlo puesto así...
    ¿Qué es un proyecto compartido?

  5. JP
    02/06/2008 at 15:53

    Siempre que la estrategia de la Universidad sea coherente con el mundo 2.0, me parece una magnífica idea.


    Saludos,
    JP

    Historias de JP

  6. universidades
    20/05/2009 at 22:03

    yo tuve la suerte de estudiar dos años de mi carrera en Mondragón, y decir que le da mil patadas a la UAB, se nota que alli hacen las cosas bien, no como las chapuzas que me encontré en Barcelona, que sin ánimo de ofender, el nivel de los profesores y la forma de actuar y enseñar, me parecieron como si fuera todo improvizado

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies