Sunday, Jul. 21, 2019

Un blog es una persona

Evento Blog 07 ha querido debatir sobre el estado de la blogosfera. Tíscar Lara moderaba y allí estuvieron JJ Merelo, David de Ugarte y Adolfo Estalella. Hay quien se ha colocado en el lado crítico.

Un blog es una persona, es una manera de sentirse persona. Estoy convencido de que en los manuales de psicología de dentro de unos pocos años, aparecerán como una forma para comprender las estructuras de nuestra personalidad. Porque cuando queremos comprender a una persona tenemos que observar sus conductas. Y escribir un blog es una conducta.

El estado de la blogosfera, por tanto, puede compararse con el estado de una parte de la humanidad, la que escribe blogs. Cada cual toma una decisión, lo haga de forma racional o visceral, tirando de yo adulto, yo padre o yo niño. Quien escribe decide si prolonga una característica evidente de su personalidad o si prefiere centrarse en territorios fronterizos de su conducta. Puede decidir incluso ser más allá de lo que es en la vida real. Puede proyectar rasgos fuertes de su personalidad o abrir la lata de la esquizofrenia, tratando de evitar lo patológico, un artículo tras otro.

Pero, además de personas, en la vida hay empresas, hay organizaciones más allá del humano de a pie. Y esas organizaciones quieren usar blogs. Pero esto ya es otra cosa. Interviene el carácter instrumental salido de alguna sesuda reunión de quienes se creen directivos. Esto es otra cosa. Quizá deberíamos inventar otro nombre y dejar el de blog para las personas.

Adolfo anda preocupado ahora que ha recuperado una parte de su yo. Analiza y analiza, y parece que se agobia porque ve un futuro negro por lo servil. Yo, en cambio, que me he quedado a vivir desde hace unos meses en el barrio del optimismo, lo veo diferente. Yo sigo viendo personas. Personas que se acercan y te dicen: “ayúdame a abrir un blog”. En cambio, no veo empresas que se acerquen a decírmelo. Quizá en el fondo saben que hablar desde un blog supera su pretendido control sobre la herramienta. El instrumento de comunicación no es fácilmente manejable.

Así que vuelvo a ver personas con blogs. ¿Y qué veo? Veo barrios que son auténticas comunidades de personas unidas por una extraña sintonía: referida a los contenidos pero también referida a personalidades. Boquitas Pintadas es un ejemplo tremendo. Y ya sé que no está bien que yo lo diga. Pero si miras las conversaciones de sus diez últimos artículos descubres un barrio donde la tertulia, además de en el café de la esquina, se produce en el blog. Conversaciones todavía asumibles. Mirad sus últimos diálogos: 18 comentarios, 18 comentarios, 10 comentarios, 14 comentarios, 18 comentarios, 15 comentarios, 17 comentarios, 12 comentarios, 14 comentarios y 21 comentarios.

Ahí están las personas. Simple conversación. Ejemplo estupendo de una pequeña comunidad, dimensionada con límites humanos. Cada persona que se detiene a conversar se engancha en tanto que aprecia contenido, pero también rasgos de personalidad. La interacción va generando personalidades imaginadas. Cada cual va moldeando cómo son esas personas. Y comienza también la necesidad de completar perfiles. Vamos dibujando los escenarios en que se mueven, como cuando lees una novela. Nuestro hemisferio derecho, aunque remolón, se activa y va buscando la globalidad. Esas personas que conversan necesitan un contexto, una vida. Y si no disponemos de todos los datos, da igual: acabamos creando a la persona y a veces también al personaje.

Danah Boyd ha ido mucho más allá y parece la referencia para entender toda esta identidad digital que los humanos desplegamos. Yo la respecto, pero a mí me mosquea siempre el tufillo americano que destilan tantos y tantos análisis. En la sociedad que habito todo es más pequeño y lo digital no puede escapar de ello. Si el barrio se hace muy grande, algo se desmorona. Mi atención se dispersa más y más. Y no me gusta. Son las limitaciones de mi personalidad.

Adolfo, no te líes, que al final somos las personas quienes escribimos los blogs.

Share This Article

Related News

Amazon y el pasado industrial en el Gran Bilbao
La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Vehículos autónomos y dilemas morales

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(16) comentarios

  1. Jorge S. King
    26/11/2007 at 14:57

    Julen, gracias por otro excelente post.
    Realmente coincido, un blog es una persona. Desde hace rato te vengo siguiendo los comentarios acerca de como aplicas el concepto barrio, y es así, tal cual, como cuando eramos chicos y nos juntábamos con los otros chicos del barrio y armábamos nuestras relaciones en base a intereses simples, más asociados al juego (deporte) que a otra cosa.
    Medio que por el lado de los blogs, en su gran mayoría, pasa lo mismo. Y eso enriquece el intercambio y se comparte más.
    Saludos Santiagueños.

  2. JJ
    26/11/2007 at 17:40

    Efectivamente, estamos de acuerdo. Yo no creo que haya tanto problema con la libertad de expresión, al contrario. Pero debemos ir un poco más allá de "tengo un blog, qué contento estoy".

  3. Julen
    26/11/2007 at 17:57

    Jorge, a mí siempre me ha gustado la idea de barrio. Ahora las fronteras se han diluido, pero al final para la inmensa mayoría de quienes blogueamos, quienes nos interesan son la gente con la que conversamos. Esa me parece la mayor aportación del blog.
    JJ, hasta dónde cada cual está contento con su blog quizá tenga que ver con hasta dónde estamos contentos con nuestras vidas. Un blog es una forma más de ejercitar nuestra condición humana. Y junto a él surgen -también- las miserias que coexisten con nosotros: la estupidez humana se reparte por igual entre todas las categorías sociales. No deberíamos pensar que entre los bloggers hay menos estúpidos que en otros órdenes de la vida. Pero también es cierto que mientras andamos el camino, mejor estar contento. Da años de vida.

  4. GUILLERMO DIAZ
    26/11/2007 at 19:16

    Yo acabo de iniciarme en este apasionante mundo de la blogsfera y estoy totalmente de acuerdo en que la interacción se produce entre personas.
    Apenas conozco detalles técnicos de todos los entramados de la red de redes. Pero, si me preocupa cual va a ser el futuro del blog en cuanto que las empresas empiecen a utilizarlos para intereses comerciales (u otros mas inconfesables), y no para compartir conocimiento.
    Podría ocurrir que esta idea de barrio que personalmente me gusta, se vaya prostituyendo por intereses empresariales.
    Espero equivocarme.
    Saludos

  5. M@k, el Buscaimposibles
    26/11/2007 at 21:38

    Tu chica hace trampas, Julen: ¿cómo no comentar en su blog con las cosas tan bonitas que nos dice al contestar? ;-)

    Por lo demás, de acuerdo. Lo de las empresas no son blogs. ¿Qué son? Ah, chi lo sá? Sólo sé que es a eso a lo que se refieren los que hablan de final de la era blog para dentro de poco tiempo.

  6. Javier Vizcaíno
    26/11/2007 at 22:37

    Aquí venimos mi pesimismo y un servidor... ¡Ay, Julen! ¿Cuántos viejos barrios han sido pasto de los especuladores inmobiliarios? ¿En qué barrio de ahora pueden jugar los niños al fútbol en la calle?
    Dales tiempo a las empresas, que van a venir. Mira quién era el autor del libro que comenta Adolfo... y quién le rodeaba. Prisacom (redil de bloggers presuntamente individuales) y el innombrable.
    Hasta donde yo he visto, en Euskadi las empresas no son una seria amenaza para el espíritu dos punto cero porque confían su presencia en internet a petimetres que, por no saber, no saben ni descargarse un archivo de la web (que lo vi yo en blogak 2.0). Pero cuando los que SABEN DE VERDAD se dejen querer por el capital, ya verás qué risa...
    ¡Vivan los barrios! ¡Defendámoslos!

  7. Julen
    27/11/2007 at 05:29

    Guillermo, de momento sigamos con nuestros blogs y estemos ojo avizor para descubrir lo que hacen las empresas.

    M@k, el final de la era blog será el principio de otra era con nuevas posibilidades de comunicación entre las personas. Vamos pasando etapas y descubriendo que a través de nuestras relaciones somos más y más personas.

    Javier, a ti algún día te van a dar un ondas honorífico por esa insistencia en descubrir los agujeros negros. Pero está bien que seamos críticos y estemos alerta para ver cuándo llegan las excavadoras, que lo mismo lo hacen de madrugada y nos pillan en nuestro mejor sueño. A lo que vamos, que me despisto otra vez.

    Cuando vengan a derribar el barrio, habrá quien se cruce de brazos, habrá quien se encadene a su barra lateral, habrá quien no ofrezca resistencia, habrá quien sienta que su mundo se desmorona. Serán personas que representan la variedad de formas de pisar este planeta. Y aunque JJ insista en que hay que ir más allá de estar contento con tu blog, ¿no es acaso placentero disfrutar el momento? Únete a la orgia.

  8. Alberto
    27/11/2007 at 08:57

    En parte estoy de acuerdo, pero no se puede negar que se está evolucionando. Mientras que el número de nuevos blogs personales se va estabalizando, el de blogs profesionales y de empresas va en aumento. ¿Será generacional? No lo sé, pero la tendencia no invita al optimismo, más cuando ves que los más jóvenes prefieren otras formas de comunicación más presenciales (mi o facebook, p.e.)

  9. Pingback: Consultoría artesana en red » El blog corporativo ha muerto

  10. Pingback: Consultoría artesana en red » ¿Qué cambios introducirías en este blog?

  11. Jose Mari
    07/02/2011 at 17:05

    Porque me haceis sentir bien y procais tantas ideas,....sugerencias... me siento parte de este nodo-red-foro-espiritu.....que trato de trasladar a los foros en los que trabajo... por lo que, aunque a veces no lo parezca, soy un miembro mas de vuestras busquedas y propuestas

    Jose Mari

    • Julen
      09/02/2011 at 06:54

      @Jose Mari, pues encantado, aquí estamos ;-)

  12. Pingback: Consultoría artesana en red » Blogueros viejunos

  13. Pingback: Sobre el noble arte de bloguear | Consultoría artesana en red

  14. Pingback: Un blog en consultoría: reputación y negocio | Competencias digitales en EDE Fundazioa

  15. Pingback: Redes sociales corporativas, nueva panacea empresarial

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies