Thursday, Jul. 18, 2019

Open Business, la mesa de todas las mesas

Escrito por:

|

03/11/2007


Categorías:

Etiquetas: , ,


César presenta, Marc comienza con el índice niebla, un sistema que utiliza la lingüística para identificar la complejidad de los temas que se abordan (o algo así). Ramón es un monstruo lleno de preguntas. Open Business, niebla en estado puro. Ahí vamos, espero que con los faros antiniebla encendidos. Me voy a esperar a las preguntas, le escucho a Marc y a Ramón y luego ya veremos qué sale de todo esto, tras el debate.

Pues salió un debate con muchos enlaces para aprovechar y seguir vagando por la era digital que habitamos. Mis reflexiones a partir de las presentaciones y el debate:

  • Conviene identificar experiencias concretas en las empresas que muestren que no todo esto es mentira. Si no, no vamos a convencer a nadie. Aunque no sé si queremos convencer, dicho sea de paso.
  • Estamos entusiasmados por investigar y profundizar en lo que puede haber detrás de una manera diferente de hacer negocios.
  • Marc decía que no hay que ir contra la empresa (o algo así). A mí me da que hay que ir, en buena parte, contra la empresa actual. Lo siento, es lo que pienso.
  • Nos ha faltado hablar de redes como soporte para construir modelos open business. Soporte y creo que algo más, creo que esencia de lo queremos que sea OB.
  • Conviene que nos olvidemos de OB y hablemos de empresa abierta. A fin de cuentas a las cosas por su nombre y adiós a los anglicismos. ¿No es más fácil?
  • Parecía que no iba a haber preguntas, pero hay que incitar, provocar. Las preguntas están ahí. ¿Por qué no surgen? Porque la tarima es demasiado alta. Destrocemos la tarima y surgirán las preguntas.
  • Viejas empresas en viejos sectores = olvídate de empresa abierta. La pared es demasiado alta y a nadie interesa darse de cabezazos contra ella.
  • La empresa abierta no tiene que ver con blogs. Pero si piensas que quienes trabajan en una cadena de montaje no bloguean, quizá te equivocas. Bloguean, pero quizá no tienen blog. Participan, pueden participar, pueden dialogar. Me quedo con esa forma de dialogar.


En resumen, que en un siguiente eFindex tendremos que poder poner sobre la mesa ejemplos concretos de prácticas de empresa abierta. Y no simplemente para adularla sino para criticarla porque es probable que todavía oculten intenciones malsanas. Lo siento, sigo pensando mal de la empresa actual. Vale, sólo de una parte. De una parte grande.

Os dejo con la preciosa presentación de Marc Vidal, también disponible en el wiki que tenemos abierto.

Technorati tags |

Share This Article

Related News

La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Vehículos autónomos y dilemas morales
Las dosis justas de orden y desorden

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(6) comentarios

  1. Carme
    03/11/2007 at 20:10

    Te he estado escuchando en directo. Cuando me he conectado justamente le tocaba a tu mesa y tu has empezado en seguida.

    Me ha gustado mucho tu respuesta al tema de las líneas de montaje. Me da que pensar que quizá sea una de las principales barreras, porque no creo que quien lo ha preguntado sea una excepción. ¿Te das cuenta de que habéis empezado preguntando si nos creemos que las personas son lo más importante en las empresas? Pues eso.

    En cuanto a los apuntes de este post, estoy especialmente de acuerdo en que "convencer" no es el camino y en que está en cuestión el concepto de "empresa actual" en un entorno de red distribuida.

  2. Leo Borj
    03/11/2007 at 23:32

    Yo lo veo más como una forma de traer al escenario de los negocios, gracias entre otros factores a las redes de comunicación, nuevos elementos como son el capital intelectual distribuido, el capital relacional/social ... "open business" al igual que ha sucedido con otras- en su época nuevas -formas de hacer negocios, no sustituye a las existentes, sino que amplia el espectro de oportunidades.

  3. Ramon
    04/11/2007 at 21:15

    Aquí el monstruo.
    La verdad es que ayer fue un dia fantástico. ¡Menudo subidón abierto!

    Hay que trabajar la idea de las prácticas que indican por donde se va hacia lo abierto, lo que falla y lo que funciona.

    !Pongámonos a ello ya!.

    Genial poderse encontrar en lo no-virtual :-)

  4. Ramon
    04/11/2007 at 23:53

    Aquí hay pistas de prácticas:
    http://externalidades.net/2007/11/03/o-somos-abiertos-o-no-seremos/

  5. Marc Vidal
    05/11/2007 at 11:47

    La empresa no puede ser el enemigo, eso lo tengo claro, probablemente el sistema actual de empresa sea un muro aparentemente inexpugnable pero es ahí donde debe pasar todo, donde debe darse posibilidad de que las larvas que la sociedad deposita crezcan y se conviertan en un negocio abierto, por necesidad más que por obligación. Sin embargo desestructurar sistemas de negocio no es sencillo, más cuando sabemos que es un método económico viable hasta la fecha.

    Yo no tengo ninguna intención de convencer a nadie. Creo que el ciudadano 2.0 y su implicación cada vez más pesada en la tela de araña de la socioeconómica servirán para que la empresa asuma los cambios imprescindibles para sobrevivir. Creo que los prosumidores serán los agentes determinantes de esa mutación del negocio, creo que donde la crítica y el consumo se fusionan con la productividad y el diseño se encuentra la zona 0.

    Siento haber sido poco claro en algunos puntos, pero me gusta hacer pensar, considero que pensando y conversando se llega más lejos, se ocupan espacios mentales que creíamos inservibles. Espero no haber sido mal interpretado, pero si es así no importa, eso es pensar, incluso malinterpretar… un abrazo

  6. Julen
    06/11/2007 at 05:31

    Carme, en las líneas de montaje hay mucha gente a la que se ha abocado al "trabajo sucio", como decía M@k en el turno de preguntas. Lamentable, porque cuesta mucho plantear otra formas formas de relación.
    leo borj, claro que amplia el espectro. Sólo que a veces las personas que trabajan han sido maltratadas por el sistema empresarial. Y entonces cuesta reconducir toda esa fuerza.
    Ramón, sí que pega subidón, desde luego.
    Marc, los prosumidores lo irán cambiando, pero mientras eso llega podemos ir probando nuevas formas aquí y allá. Conste que lo sigo viendo más fácil desde el emprendizaje.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies