Thursday, Jul. 18, 2019

Síndrome de atención deficiente


No me cabe duda de que la hiperfragmentación de contenidos informativos nos está conduciendo por una senda peligrosa. La atención se dispersa. Antes la clásica historia era así:

Decido lavar el coche. Al ir hacia el garaje, veo que hay correo en la mesita de la entrada. Decido echar un vistazo a las cartas antes de lavar el coche. Dejo las llaves del coche en la mesita, voy a tirar los sobres vacíos y los anuncios en el cubo de la basura y me doy cuenta de que está lleno.

Decido dejar las cartas, entre las que hay una factura, en la mesita y llevar el cubo a vaciar en el contenedor. Entonces pienso que, ya que voy al contenedor, puedo pagar la factura con un cheque y echarlo en el buzón, que está al lado del contenedor. Saco del bolsillo el talonario de cheques y veo que sólo queda uno. Voy al despacho a buscar otro talonario y encuentro sobre la mesa la Coca-Cola que me estaba bebiendo y se me había quedado olvidada. Retiro la lata para que no se vierta sobre los papeles y noto que se está calentando, por lo que decido dejarla de nuevo en la nevera.

Al ir hacia la cocina me fijo en que el jarrón de flores de la cómoda de la entrada está sin agua. Dejo la Coca-Cola sobre la cómoda y descubro las gafas de cerca que he estado buscando toda la mañana. Decido llevarlas a mi escritorio en el despacho y, después, poner agua a las flores. Llevo las gafas al despacho, lleno una jarra de agua en la cocina y, de repente, veo el mando del televisor. Alguien se lo ha dejado en la mesa de la cocina. Me acuerdo de que anoche lo estuvimos buscando como locos. Decido llevarlo al salón, donde debe estar, en cuanto ponga el agua a las flores.

Echo un poquito de agua a las flores y la mayor parte se derrama por el suelo. Por lo tanto vuelvo a la cocina, dejo el mando sobre la mesa y cojo unos trapos para secar el agua. Voy hacia el hall tratando de recordar qué es lo que quería hacer con estos trapos…

Al final de la tarde el coche sigue sin lavar, no he pagado la factura, el cubo de la basura está lleno, hay una lata de Coca-Cola caliente en la cómoda, las flores siguen sin agua, sigue habiendo un solo cheque en mi talonario, no consigo encontrar el mando de la tele ni mis gafas de cerca, hay una fea mancha en el parquet de la entrada y no tengo ni idea de
dónde están las llaves del coche.

Me quedo pensando cómo puede ser que sin haber hecho nada en toda la tarde haya estado todo el rato danzando y me encuentre tan cansado.

Hazme un favor: envía este mensaje a todos los que conozcas, porque no me acuerdo bien de a quién se lo he enviado..

La tecnología ha generado entornos de trabajo multitarea. La tecnología, qué gracia. Los humanos lo llevamos peor. Pero ahí estamos a través de una ventanita del ordenador dándole a varios palos al mismo tiempo. La conclusión: los palos sólo son admisibles como pequeños fragmentos informativos. El cerebro acabará mutando. Quizá haya que esperar unos cuantos años, pero las máquinas multitarea han conducido al humano multitarea. Que cada cual se defienda como pueda.

En los niños el síndrome del déficit de atención es un clásico. Niños hiperactivos que no se concentran lo suficiente. Pero ahora hablamos de adultos (entiende la palabra como quieras). Con los niños la explicación es simple.

El Síndrome de Déficit de Atención-Hiperactividad es un síndrome de la conducta que se caracteriza, habitualmente, por la presencia de 3 síntomas: hiperactividad, falta de atención e impulsividad.
Hiperactividad es sinónimo de Hiperkinesia, y significa excesiva actividad motora La hiperactividad tiene grados de severidad, desde niños que manifiestan simplemente inquietud motora cuando deben permanecer sentados a la hora de comer o cuando deben hacer tareas escolares, hasta aquellos que están en actividad permanente aún cuando miran televisión.
La falta de atención esta referida a la presencia de periodos cortos de atención (atención sostenida) y se manifiesta en aquellas actividades que no gratifican al niño de manera inmediata, y que le demandan un esfuerzo mental.
Impulsividad es el actuar antes de pensar.

Háztelo mirar si te ves como una persona hiperactiva, impulsiva y con atención dispersa. Suerte con el Twitter.

Si quieres leer más reflexiones sobre la atención en este blog:


Technorati tags |

Share This Article

Related News

Cuando navegar por Internet es ir de anuncio en anuncio
La actitud hacia el conocimiento externo a la empresa
Ponencia sobre turismo líquido

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(4) comentarios

  1. FortyTwo
    09/06/2007 at 11:33

    Uff... qué razón tienes. Es el más claro ejemplo de pérdida de tiempo, y es precisamente lo que hay que intentar en la vida real y empresarial... La frase "Acaba de una vez lo que estás haciendo y luego a otra cosa" puede sonar mal, pero realmente mejora la calidad de vida...

  2. Julen
    11/06/2007 at 10:36

    fortytwo, demasiados frentes abiertos... no sé hasta dónde vamos a llegar con esta locura. A mí también me preocupa la calidad de vida.

  3. Yoriento
    16/06/2007 at 16:33

    Forty and Julen, creo que ponerle a un niño una etiqueta que empieza por "síndrome de..." es un flaco favor y además inútil para su "tratamiento". Los que antes eran traviesos ahora tienen una psicopatología... ¿No sería mejor hablar de conductas concretas que pueden mejorar o cambiar por otras?

    Como en nuestro caso, los niños tienden a dispersarse porque muchas cosas a la vez le resultan interesantes y reparten la atención entre ellas alternativamente... Por ejemplo, yo estoy preparando un articulo, pero al tener abierto el gmail me resulta inevitable caer en la tentación de revisar el correo...T
    engo un "trastorno" o es que debo aprender a trabajar con el correo cerrado? :-)) Bueno, trastornos tengo otros, pero no este¡

  4. Anonymous
    17/07/2008 at 18:35

    Ladies and gentlemen... you are beholding human adaptation.

    Aunque lei en una parte que el multitasking es perjudicial (tanto como comprar a credito), no veo otra forma de hacer todo aquello que nos resulta interesante en un momento sin dejar que pasen semanas y perdamos el interes.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies