Thursday, Jul. 18, 2019

Libros y tecnologías

Libros y tecnologías


Ha llegado a mis manos el número 8 de Universidalia, una revista que edita Pearson Prentice Hall para la comunidad universitaria y en ella encuentro un artículo de Juan Sáez Carreras, catedrático de Pedagogía Social de la Universidad de Murcia. Su título: “La potencialidad de la lectura y sus riesgos ante la imagen“. Es la típica revista que dice que sus “contenidos no podrán ser reproducidos ni comunicados públicamente en forma alguna sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora”. Soy un delincuente.

Pone el dedo sobre algo delicado, que tiene que ver con el impacto que podría tener en las próximas generaciones una nueva forma de aproximarse al conocimiento:

La dinámica socializadora basada, nuclearmente, en la imagen, supone un trabajo de formación que permite a los chicos aprender a leer imágenes, que suelen ser muy rápidas, apenas dan lugar a la reflexión y desde luego soslayan la posibilidad de contextualizarlas.

Frente a esta dinámica de aprendizaje basada en imágenes, contrapone otra, que asigna al libro:

El libro, por el contrario, posibilita no solo ir hacia atrás y hacia delante, sino la profundización, la reflexión detenida, el contraste y la comparación, tal como avanza toda mente emergente y creativa.

Y puede que este buen hombre tenga razón. Sigue diciendo:

… la lectura se asienta y se legitima sobre un soporte fundamental, como es el papel. […] Un proceso (la lectura) que deja al lector ir hacia atrás, revisar, relacionar, pasar hacia delante, ordenar y organizar la mente, potenciar sus posibilidades, auspiciar sus facultades intelectivas frente a imágenes que, salvo rarísimas excepciones, no ofrecen apenas ninguna de estas operaciones. Las operaciones pueden ser sustituidas por un infierno, un devenir que se presenta como riesgo, como incertidumbre, como caos: que estas nuevas formas de socialización mediáticas, cada vez más hegemónicas en el mundo actual, vayan propiciando que la lectura de los libros sea realizada por los chicos desde la plataforma de la imagen.

¿Es una simple pataleta y la queja fácil de que no se lee como antes o hay más miga detrás y debiéramos reconsiderar lo peligroso de la velocidad de la imagen frente a la tranquilidad del libro? No me tengo por una persona que no lee libros, pero sí me reconozco un tanto pervertido por estas nuevas formas de leer. Un post es un pedacito pequeño de texto, un libro requiere más constancia, supongo. ¿Perdemos capacidades con la cultura de la inmediatez, de la imagen? ¿Sólo cambiarán nuestras competencias en el futuro o perderemos algunas de ellas porque un medio se impone a otro?

Y es que los libros siguen teniendo su lugar en mi mundo y supongo que en el de nuestra generación, baby boom de los sesenta. Pero, ¿qué lugar ocupará el libro en la net generation?

Las generaciones adultas, nuestras generaciones, nos socializamos con la escritura, con la lectura impresa, con el libro escrito que permite leer. Las generaciones infantes y jóvenes se están socializando con la imagen.

Es un buen tema, complejo y con múltiples aristas donde supongo que la palabra clave es complementar. Pero, claro, díselo a alguien de 12 años, que se mete diariamente en vena su dosis de PSP. Complicado, ¿verdad?

Technorati tags |

Share This Article

Related News

La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Vehículos autónomos y dilemas morales
Las dosis justas de orden y desorden

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(11) comentarios

  1. Txetxu
    09/05/2006 at 12:32

    Muchas aristas o quizás matices.
    Empecemos rompiendo el fuego. ¿Por qué hablar del libro como soporte único? ¿No somos conscientes de la gran variedad de soportes o formas que esconde de por sí el término libro. Así, no es lo mismo un diicionario que una enciclopedia, uno y multivolumen. No es lo mismo un libro de bolsillo que una obra de lujo. No es lo mismo un libro con sólo texto que con texto e imágenes o sólo con imágenes. ¿De verdad nos creemos que la experiencia lectora es igual en todos los casos?. No. Incluso en el mundo del libro tenemos experiencias distintas. Ni siquiera siempre ha existido dicha secuencialidad, ritmo y lentitud en todos los casos.
    Una imagen, también se puede secuencializar, se puede contextualizar.
    ¿Que las futuras generaciones lean igual que nosotros, secuencialicen igual que nosotros....?
    Ese es otro cantar.
    Casi todos, en el fondo, hemos empezado leyendo imágenes (santos y tebeos) y, algunos, hemos acabado en el texto o en el hipertexto o en el multimedia.
    Lo que pueda estar por venir seguro que va más allá y más al fondo de la simple disyuntiva de imagen-texto; secuencialización-salto.

  2. Consultor Anónimo
    09/05/2006 at 17:34

    Yo voy más por otro lado, el de la "demanda". ¿Permite el mundo actual, con su ritmo de cambio y su dinamismo, ese estilo de "acción reposada" de la lectura?

    O lo que es lo mismo: alguien que no absorba información en píldoras y a la velocidad del rayo, y que actúe en consecuencia, ¿puede estar en la cresta de la ola o se queda desfasado enseguida?

  3. Joserra
    09/05/2006 at 17:38

    ¿y realmente lo IMPORTANTE está en la cresta de la ola?
    ¿o en el conocimirnto acumulado pacientemente por los años?

  4. Iñaki
    09/05/2006 at 20:21

    No creo que el mundo de la imagen que se contrapone al de los libros sea precisamente el del hipertexto.

    En internet hay mucho texto, mucha escritura. Y, concretamente los blogs, suelen ser textuales (salvo los que utilizan podcast o Youtube, que son la inmensa minoría, de momento).

    Y si algo te permite ir para atrás, para adelante, para los lados y para otros sitios es el hipertexto. Si algún medio permite contextualizar los temas es internet. Y, además, a la hora de buscar y reutilizar la información es incomparablemente más ágil que cualquier otro.

    Ahora bien, a mí el formato papel me procura un placer y una comodidad de lectura para determinadas cosas y en determinados momentos que, de momento, no encuentro en otros medios.

    Supongo que cuando en esa revista hablan del mundo de la imagen, contraponiéndolo al libro, se refieren más a los medios audiovisuales y, en particular, a la televisión, que al fin y al cabo es a lo que más tiempo le dedica el personal.

    Pero yo creo que cada medio tiene sus momentos y sus utilidades. A mí me gusta el libro, me gusta el cine, me gusta la música y me tiene enganchado internet y este invento de la web 2.0.

  5. Jaizki
    10/05/2006 at 03:26

    ¿Y si todas estas imágenes, y toda esta información metida por embudo no es si no una forma de hacernos creer que pensamos cuando en realidad sólo almacenamos conocimiento?

    Un vestíbulo de espejos

    "Conocimientos puede tenerlos cualquiera, pero el arte de pensar es el regalo más escaso de la naturaleza" Federico II el Grande, rey de Prusia.

  6. Sergi F
    10/05/2006 at 06:50

    Una lectura, sea en el soporte que sea, utilizamos la imaginación y el pensamiento abstracto.

    En las imágenes no, o mejor dicho, se utiliza la imaginación pero muy reducida.

    Esto no quiere decir que una sea mejor que otra, considero que son complementarias.

    También a mi la lectura de un libro en papel me da una relajación, placer, comodidad, que, de momento, no tengo con otros sistemas.

  7. Fernando
    10/05/2006 at 07:19

    ¿Os acordáis del progrmama de televisión "La bola de cristal"? Solían incluir un sketch en el que se veían imágenes abstractas en colores y una voz de fondo decía: "tienes un minuto para imaginar cosas"; y, al cabo, concluía la voz: ¿no has imaginado nada? Entonces a lo mejor deberías ver menos la televisión".
    Saludos.

  8. Alorza
    10/05/2006 at 07:45

    No me creo nada Los adolescentes de ahora leen más y escriben más que en mis tiempos. Son capaces de emitir varios mensajes por minuto con vertiginosos movimientos del pulgar sobre el teclado de su móvil. Los soportes cambian, los géneros cambian, la poesía hace tiempo que se ha convertido en un ejercicio para filólogos, pero la palabra triunfa, más que nunca.

    Si queréis saber cómo se consigue que un niño adquiera amor por la lectura, leeros el encantador ensayo de Daniel Pennac "Como una novela", en Anagrama. Es muy cortito.

  9. Txetxu
    10/05/2006 at 18:44

    Julen estará feliz cons estas idas y vueltas, todas textuiuales, por cierto.

    Alguna cosa más entre las sugerencias anteriores: en relación a lo dicho por jaizki la "calera de" datos, información, conocimiento y sabiduría. El conocimiento y la sabiduría requieren tiempo y, sobre todo, experiencia.

    Reconfirmo lo del libro de Pennac.

    La revista donde sale el texto que Julen me la pasó podríamos decir que tiene una "Opinión de parte". Es decir: le interesa defender en estos momentos el papel.

    Los adolescente-jóvenes con imagen y con texto nos dan mil vueltas en experiencia lectora y, además, lectura e internet correlacionan

  10. Julen
    13/05/2006 at 11:47

    Pues sí que disfruto, chavales.
    Al final, llego a una conclusión bastante clara: lo importante en la educación es crear las condiciones para que quienes aprenden lo hagan en multicanal. El libro en papel ha estado con nosotros, los del baby boom, muchos años, pero lo importante es lo que allá se dice y la actitud de quien interactúa (en un mundo real o imaginario) con el texto, sea en línea o a saltos.
    No obstante, como dice Txetxu, son muchos los matices... menos mal.

  11. Txetxu
    13/05/2006 at 13:04

    Multicanal, multisoporte, contextualizada en función de las necesidades, persopnalizada o individualmente socializada.....Desde ahí, desde la educación, la cultura y los valores es desde donde se debería lanzar la pregunta. ¿Qué es lo más adecuado en este contexto para esta persona?
    Dudo, por ejemplo, que estas cosas vayan a ser tenidas realmente en cuenta en la Nueva ley del Libro, la lectura y las bibliotecas

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies