Sunday, Jul. 21, 2019

Ciudades agresivas: me tiro al monte

Escrito por:

|

27/05/2006


Categorías:

Etiquetas: , ,

Ciudades agresivas: me tiro al monte

Cada vez vivimos más gente en áreas metropolitanas. La tendencia continúa y vemos cómo se conforman grandes megaciudades donde se funden miles de historias en un continuo de asfalto, ladrillo, cemento, cristal, nuevos materiales… cualquier cosa menos naturaleza en estado autóctono. Y esta mañana me he dado cuenta de lo agresivas que pueden llegar a ser. Por ejemplo, para los que andamos en bici.

Eran las 8:45 de la mañana, había salido pronto de Bilbao y ya me había subido al Monte Serantes. Mi intención era coger después una antigua vía de tren –la vía Galdames– para encontrar una subida bastante dura que me llevaría desde Santelices, un barrio de Muskiz, hasta el Centro de Interpretación de Peñas Negras, cerca de La Arboleda, el barrio minero por excelencia. Desde ahí volvería a Bilbao por el monte. Todo ello ex-zona minera de Bizkaia y hoy colonizado por las marabuntas de domingueros y nuevos apasionados del golf. Ver para creer, margen izquierda, quién te ha visto y quién te ve. Pero vuelvo al grano, que me disperso.

El caso es que me encuentro con dos cicloturistas parados en un arcén, con sus maillots de Gloucester y mira que te mira un mapa. Me paro y les digo eso de Can I help you?, que tan british quda, ¿verdad? Y claro, que han llegado esta misma mañana en el ferry de Plymouth y se dirigen hacia Amorebieta con la idea de hacer fin de etapa en Tolosa. El plan que tienen es volverse a su isla en quince días atravesando Francia de sur a norte hasta tomar de nuevo un ferry y cruzar el canal de La Mancha.

Y en eso que uno se para a pensar: ¿cómo puñetas estos dos tíos van a ser capaces de cruzarse el Gran Bilbao de oeste a este y tomar la N-634? Lo conseguirían, no digo que no, pero ya pueden llevar GPS (que lo llevaban) y un mapa de escala 1:5000 porque, si no, jodido lo llevan. Y es que las áreas metropolitanas, al menos las de esta parte al sur de Islandia, son agresivas con el ciclista. Obras, árcenes peligrosos -cuando los hay- por lo sucio, conductores impacientes, señales de tráfico pensadas exclusivamente para el motorizado… Mierda de enfoque. ¿Os habéis parado a pensar cómo entras en bici en una gran ciudad? Pedalear por pueblos pequeños es una delicia; afrontar la entrada a una ciudad es una tortura.

Al final me he dado media vuelta y les he acompañado en sus primeras dos horas dando pedales tras dejar el ferry. Hemos entrado en Bilbao para que vean el paseo que bordea la ría y se dirige hacia el Museo Guggenheim. También nos ha dado para tomar un café en la Plaza Nueva, en pleno Casco Viejo, aunque, como casi siempre, la terraza del café Bilbao estaba repleta para las 11 de la mañana. Y cuando les he dejado en la N-634, camino de Amorebieta, seguía pensando lo duro es cruzar una ciudad con una bici en esta parte del planeta.

Share This Article

Related News

Amazon y el pasado industrial en el Gran Bilbao
La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Comunidad, revisamos el concepto de la mano de Zygmunt Bauman

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(6) comentarios

  1. CARMEN_R_PURAS
    27/05/2006 at 23:33

    Y si es difícil en bici, ya me dirás andando. ¿No te has parado a pensar lo difícil que es salir o entrar de una ciudad con sus cinturones de circunvalaciones a pie?

  2. Mentxu
    28/05/2006 at 11:03

    Jo, Julen, qué bien te lo pasas!!! Imagino que los señores estarían encantados de tener un cicerone como tú ;)

    Sí, es que las ciudades no están generalmente planificadas pensando en sus PERSONAS.

    Hace poco tuve la fortuna de hablar con José Ángel Cuerda, el mejor alcalde que ha tenido Gasteiz para las PERSONAS y me decía que en su cabeza, cuando pensaba en planificar tenía a LA INFANCIA.

    Aunque siempre he oido que los bidegorris de Gasteiz están para sacar a la gente de la ciudad, no para conectar la red de bidegorris y poder transitar por la ciudad. La última locura del gobierno municipal actual fue pintar un carril amarillo por el medio de todas las carreteras de la ciudad para que por ahí fueran l@s bicikliter@s pero con la locura del tráfico que hay en mi ciudad, cualquiera va por ahí!!!

    Yo andando, que para eso vivo en una de las ciudades más manejables que conozco ;-) Lo que conozco de Europa (esos "evolucionados" es maravilloso. Si no viviera en Gasteiz me encantaría vivir en Copenhaguen, Konstanz y Brujas para disfrutar de ciudades, ambientes y poder ir andando o en bici por doquier siendo respetada ;)

  3. Jaizki
    28/05/2006 at 20:22

    Tenías que estar subvencionado por la concejalía de turismo. Generaciones de británicos oirán la historia de cuando sus abuelos se fueron a visitar Bilbao y el primero que se encontraron les acompañó varias horas enseñándoles la ciudad y el camino para seguir viaje.

  4. Germán
    28/05/2006 at 20:53

    Si que tiene su cosa el sucedido; ellos por su objetivo y tu por cicerone. Se podría proponer un bonito indicador a los gestores públicos: preparar el territorio para que unos futuros ciclistas equivalentes fueran capaces de, sin intervención de ningún Julen, llegar satisfactoriamente a su destino.

  5. Telémaco
    29/05/2006 at 09:16

    En esto seguimos con un atraso brutal con respecto al resto de Europa. Lo que más me llamó la atención de Bretaña hasta el pueblo más pequeño, hasta la carretera más comarcal tiene carril bici.
    Cuando ves que el aparcamiento de bicicletas de la estación de tren de Uppsala es bastante más grande que el de coches te das cuenta de lo mucho que nos falta.
    Cada vez que me juego la vida dando pedales por nuestro país no puedo evitar acordarme y ponerme verde de envidia.

  6. Nice
    29/05/2006 at 09:56

    ¡Cuidado con lo que haces, Julen!
    En estos tiempos en que los Vascones no gozamos de aquella buena reputación de antaño, y para mejorarla podríamos ver la próxima campaña del dpto. de cultura y turismo del Gobierno Vasco:
    ¡Ven y Julen te lo cuenta!

    En serio, yo desde chaval he andado en bici por carretera y lo sigo haciendo. Tengo la suerte de haber vivido en pueblos pequeños (aunque hay que andar en bici por la carretera del bajo Deba) y siempre me preguntado cómo coño puede un ciclista salir de Madrid o Barcelona por tanta autovía con coches a 120Km/h. La solución: salir en metro o tren hasta las afueras. ¡Pues vaya!

    Una de las razones por las que vivo en Zarautz es porque los txikis van en bici a la ikastola.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies